Secciones
Policiales

Tenía 6, jugaba con una bolita y se le cayó a la calle: murió atropellado por un colectivo

Leonardo Otazú Martínez llegó sin vida al hospital Mariano y Luciano de la Vega de Moreno a causa de las heridas que le ocasionó el accidente. 

Un descuido terminó en tragedia en el partido bonaerense de Moreno. Leonardo Otazú Martínez, de tan solo seis años, se encontraba jugando con unas "bolitas" junto a madre en la estación de trasbordo de esa localidad del conurbano, cuando una de ellas se le cayó y fue a buscarla a la calle. En ese momento pasaba un colectivo de la Línea 203 que no logró frenar a tiempo y embistió a la víctima.

El hecho ocurrió cerca de las 14.30 del miércoles y tras el accidente, el nene fue trasladado al hospital Mariano y Luciano de la Vega de Moreno donde finalmente falleció. "En medio de la desesperación, la mamá explicó que el nene estaba jugando con una bolita, se le cayó y fue a buscarla a la calle. Justo el colectivo pasaba por ahí y el chofer no alcanzó a frenar”, describieron los investigadores al portal Primer Plano Online.

En el nosocomio, los médicos intentaron reanimar sin éxito a Leonardo en el shock room.  “Los médicos efectuaron tareas de reanimación, pero no pudieron hacer nada para salvarlo”, indicaron voceros de la causa. La Fiscalía N°4 del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez, a cargo de Federico Soñora, ordenó una extracción de sangre de rigor al chofer, lo imputó por "homicidio culposo" y solicitó el secuestro del colectivo, el interno 4357 de la Línea 203.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Las fuentes consultadas señalaron que la familia estaría domiciliada en José C. Paz y ya cuenta con asistencia por parte de profesionales de la municipalidad de Moreno. En marzo de este año, otro descuido le había costado la vida a Milagro Rodríguez, de tan solo 6 años, quien murió al ser atropellada accidentalmente por el auto de su mamá, Karina Olea, de 32, que tenía problemas con el freno de mano.

Según algunos vecinos, la mujer solía utilizar una piedra, la cual colocaba debajo de uno de los neumáticos, para que actuara de sostén y evitara que el vehículo se moviera sin ella al volante. Aquel miércoles fatal, Karina había estacionado su auto en la intersección de las calles David Jeweitt y Barrancas, en el barrio Rotary 23 de Caleta Olivia, Santa Cruz. Sin embargo, el lugar elegido estaba en pendiente. 

La mujer optó por colocar una piedra debajo de uno de los neumáticos para que actuara de sostén y evitara que el automóvil se moviera sin ella al volante. De acuerdo con el sitio local La Opinión Austral, el trágico accidente ocurrió cuando la mujer quitó la piedra pensando que su Volkswagen Gol Trend de color verde -que arrastraba fallas reiteradas con el freno de mano- había quedado en cambio, pero estaba en punto muerto y comenzó a descender por la calle.

 

El vehículo la embistió a ella y a su hija de seis años. Al ver la dramática situación, los vecinos acudieron rápidamente al lugar y socorrieron a Karina y a su hija, la cual fue arrojada por el impacto varios metros hasta un lugar donde quedó una gran mancha de sangre. La mujer sufrió lesiones leves y recibió atenciones de urgencia en el área de obstetricia del Hospital Zonal porque corría riesgo su embarazo.

Mientras que Milagros ingresó al centro de salud con un paro cardiorrespiratorio a causa de sus heridas.  Si bien los profesionales médicos le realizaron maniobras de resucitación cardiorrespiratoria, finalmente falleció. Al ser notificados de lo ocurrido, personal de la Policía de Santa Cruz se dirigió al lugar de los hechos, realizó las pericias correspondientes y entrevistó a los testigos para obtener más detalles del caso.

A través de las redes sociales, Karina se había referido al hecho que terminó con la vida de su hija y aclaró que fue un "accidente". "Siempre va a ver gente que va a hablar con malas intenciones. No fue una imprudencia, fue un accidente que se llevó a mi primer hijita, la que tanto esperé con tanto amor. Mi hija no estaba sola y sí, mil veces pienso que pude haber hecho otra cosa ese día para no terminar en esta tragedia. Yo a mi hija la amaba muchísimo, siempre fue una niña muy feliz, pero muy feliz y súper amada. Su forma de ser y su sonrisa lo reflejo siempre mi amor. Hoy nos encontramos destrozados. Mi familia entera, su papá, su hermanito, mi mamá y hermanos sufren inmensamente", escribió

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!