Secciones
Policiales

Tiene muerte cerebral el jugador de Barracas baleado por policías: "El daño es irreversible"

El Juzgado de Menores 4, a cargo del juez Alejandro Cilleruelo, separó a la Policía de la Ciudad de los peritajes y ordenó que todos los trabajos forenses fueran realizados por peritos de la Policía Federal Argentina (PFA).

Lucas González tiene 17 años y fue diagnosticado con "muerte cerebral" tras ser herido de un balazo en la cabeza durante una persecución con la policía ocurrida en las últimas horas mientras iba a bordo de un auto con tres amigos por el barrio de Barracas. "La Policía dice que los vieron en calidad de sospechosos y que habían atropellado a alguien. Cuando le hicieron la pericia de los chicos y sacaron un arma que terminó siendo de juguete", contó el padre del chico que conducía el auto.

Todo comenzó cerca de las 9.30 de la mañana del miércoles en Luzuriaga, en Barracas, cuando policías de la Comisaría Vecinal 4C irradiaron un alerta por la presencia de varios jóvenes en la zona a bordo de un auto Volkswagen Suran color azul que aparentemente se negaron a ser identificados y huyeron. "Le di el auto porque mi mujer no lo pudo traer ahí. Yo pongo las manos en el fuego por mi hijo. Es más, tienen las rodillas lastimadas de haber jugado al fútbol hoy", contó el hombre.

Los jóvenes habían salido de la villa 21-24 y la persecución se extendió hasta el cruce de Alvarado y Perdriel, donde detuvieron a tres de los sospechosos tras un tiroteo, uno de ellos herido de bala en la cabeza, mientras que un cuarto ocupante logró escapar a la carrera. La abogada Lorena Blanco dijo que por ahora no hay ningún detenido en el marco de la causa, ni policía ni civil y que el expediente está por el momento caratulado como “averiguación de ilícito”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Además, la letrada reveló que los tres adolescentes serán llamados a declarar en las próximas horas, mientras que González,-jugador de inferiores de Barracas Central - “tiene muerte cerebral”. Según la versión policiales, los chicos habían salido de la villa 21-24 y la persecución se extendió hasta el cruce de Alvarado y Perdriel, donde se logró detener a tres de los sospechosos tras un tiroteo, pero que uno de ellos resultó herido de bala en la cabeza y que un cuarto escapó.

En la persecución registraron un choque entre un patrullero y otro automóvil Nissan Tiida color champagne en el que se movilizaban efectivos de la Brigada de investigaciones de la Comisaría 4C, dijeron las fuentes. Como consecuencia de ese choque, dos policías resultaron heridos con politraumatismos leves, por lo que uno de ellos fue trasladado al Hospital Argerich.

Los familiares de los cuatro detenidos rechazaron la versión policial, aseguraron que no habían cometido ningún delito y que acaban de salir de un entrenamiento. "Lucas está mal, el daño es irreversible. Lo único que me lo puede salvar es un milagro", señaló Cintia López, la mamá del joven en diálogo con radio Con Vos y descartó que su hijo y los adolescentes que lo acompañaban hayan cometido un robo.

Entre lágrimas, la mujer volvió a señalar que los adolescentes había ido a entrenarse, apuntó contra el accionar de las fuerzas de seguridad y sentenció: "Estamos destruidos, no tenían derecho a hacerle lo que le hicieron a mi hijo. El venía de entrenar nomás. La policía sabe muy bien lo que hizo. Yo no voy a parar hasta que esto salga a la luz. Esto fue un caso de gatillo fácil. No tiene que quedar en la nada".

El Juzgado de Menores 4, a cargo del juez Alejandro Cilleruelo, separó a la Policía de la Ciudad de los peritajes y ordenó que todos los trabajos forenses sean realizados por peritos de la Policía Federal Argentina (PFA). El juez ordenó el secuestro de las armas reglamentarias de los policías que participaron en el hecho y que se les practiquen estudios de dermotest para determinar cuál de ellos efectuó disparos. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!