Secciones
De vicente lópez

Tras ser liberada, qué pasará con la empleada acusada por el crimen del matrimonio

La empleada doméstica pasó 12 días detenida. Ahora apresaron al hijo menor del matrimonio.

Rodeada de cámaras y micrófonos que la apuntan directo a la cara, María Ninfa Aquino no sabe muy bien qué decir, excepto que es totalmente inocente. La mujer de 64 años está imputada por el crimen del matrimonio que fue encontrado asesinado dentro de su casa en Vicente López, y después de haber pasado casi 13 días detenida, finalmente en las últimas horas la Justicia la liberó y apresó al hijo menor de la pareja, ahora el principal sospechoso.

"Soy inocente, y yo no tengo nada para decir de nadie, tengo que ver las cosas para decir algo, es muy feo acusar al prójimo. Es muy doloroso lo que me hicieron", dice con ojos cansados. Como lleva un barbijo, es difícil saber los gestos que hace, aunque está claro que se siente angustiada, pero aliviada por volver a estar libre.

En la puerta del estudio de abogados que la representa, "Nina", como le dicen cariñosamente, se anima a hablar con la prensa y lo hace porque quiere dejar muy en claro que no tuvo nada que ver con los asesinatos de sus patrones, a quienes de hecho apreciaba mucho porque trabajó con ellos durante 12 años.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El doble crimen ocurrió el 24 de agosto pasado en la casona del matrimonio, y casi enseguida Ninfa Aquino quedó detenida, sospechada por los fiscales de haber sido quien facilitó el terrible hecho. Cuando fue citada a declarar, incurrió en ciertas contradicciones que llamaron la atención de los investigadores y además se la cuestionó por no haber notado el desorden que había en el lugar, a lo que ella comentó que pensó que estaba todo tirado y desprolijo porque el matrimonio estaba por mudarse.

Desde el estudio de abogados que defiende a la empleada, ubicado en San Justo, aseguran que los investigadores nunca tuvieron ninguna prueba concreta contra la señora, porque no existe ningún elemento que la vincule a lo sucedido, por fuera de que fue ella quien los encontró fallecidos.

 

Tras la tumultuosa conferencia de prensa en la puerta del lugar, el letrado Sergio Babino, quien trabaja junto al defensor Hugo López Carribero, cuenta entonces como avanzará de ahora en más la investigación, la cual dio un giro en las últimas horas con la detención del hijo menor del matrimonio, Martín Del Río.

"Ahora la investigación apunta a Martín, el hijo menor de la pareja, no obstante esta defensa va a trabajar en el momento oportuno, que calculamos será en tres meses, de acuerdo a que se sumen o no nuevas pruebas, pero hasta ahora no hay nada contra Nina. Es mentira que le encontraron una foto con la caja fuerte de la casa, así que se va a pedir su sobreseimiento en la causa para culminar", afirma a BigBang respecto a cómo seguirá el proceso.

Si bien la empleada sigue estando imputada, finalmente los fiscales Martín Gómez, Marcela Semeria y Alejandro Musso la dejaron salir en libertad, algo que días atrás habían rechazado. "Estuvo 12 días presa, con una situación nunca vivida, y una observación que nos dijo Nina es que fue acogida por la gente que estaba detenida con ella y todos coincidían que no tenía nada que ver. El Estado va a tener que responder el día de mañana por esto, porque cada acto de un fiscal lo responde el Estado si lo hace mal", asegura.

Lo único que los fiscales tenían como prueba en su contra, según el abogado, era el monedero que María Ninfa Aquino tenía en su poder, el cual era de su empleadora, pero ella misma se lo había regalado. "No hay ninguna prueba, porque no estaba determinada su función dentro de lo que fue esa operatoria del homicidio. La cuestionaban por su reacción cuando encontró los cuerpos, pero ella es una persona muy religiosa y de golpe vio eso, no todos los días se ve una pareja de gente amiga muerta, y nadie sabe cómo puede reaccionar", reflexiona.

"María está muy perturbada, está mareada, quiso hablar esta vez y ya está, ahora tiene que salir del shock. Vino al estudio a agradecernos, aclaró todo y se fue", suma.

Acerca de si la mujer sospechaba anteriormente del hijo menor del matrimonio, Sergio Babino aclara que la empleada en realidad no tenía motivos para sospechar de nadie de la familia y, de hecho, esta mañana hasta dijo ante las cámaras que Martín Del Río la trataba bien y de vez en cuando le hacía chistes.

Lo concreto, es que la fiscalía tiene numerosas pruebas contra el detenido, algunas relacionadas con información que aparece en su teléfono celular y otras gracias a las cámaras de seguridad que lo captaron saliendo de la vivienda de sus padres en el horario del crimen.

Por su parte, María Ninfa Aquino fue liberada este miércoles por la noche, casi en simultáneo con la detención de Del Río, quien fue apresado cuando estaba por ingresar a su casa en el barrio Barrancas del Lago, en Nordelta, acusado de ser el autor material del crimen de sus padres.

Las víctimas, José Enrique Del Rio y María Mercedes Alonso, fueron encontradas muertas a balazos dentro de su auto, en el garaje de la vivienda, ambas vestidas como para salir y con el cinturón de seguridad puesto.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!