Secciones
Mendoza

Travesticidio de Melody: condenaron a perpetua al policía que la mató por la espalda de seis disparos

El crimen ocurrió el 29 de agosto de 2020 en la ciudad de Guaymallén.

El Policía Darío Cháves Rubio fue condenado este jueves a prisión perpetua por el asesinato de Melody Barrera, una travesti de 27 años que fue agredida por él en agosto de 2020 en la ciudad de Guaymallén, Mendoza.

Tras 10 horas de deliberación, un jurado popular le informó a la jueza técnica, Nancy Lecek, que Rubio fue encontrado culpable por el travesticidio y por ello recibirá la pena máxima otorgada en el país. 

El proceso se extendió por varias horas y recién se conoció el veredicto a las 22, cuando la jueza sostuvo que el agente que trabajaba en la comisaría 34ª de Godoy Cruz era responsable de los delitos de "homicidio agravado por odio a la expresión de género o identidad de género (travesticidio), en concurso ideal con homicidio agravado por la condición de sujeto activo, por alevosía y ensañamiento, y agravado por el uso de arma de fuego".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Gracias a lo que se puedo reconstruir en la instrucción de la causa, se sabe que el día del crimen Cháves estaba en su VW Bora en la zona para contratar servicios sexuales, algo que las otras trabajadoras relataron que era común en el policía. Si bien Barrera se subió al auto, al aceptar el trabajo, algo sucedió dentro por lo que ella le tiró gas pimienta y se bajó del rodado sin mediar palabra. 

Tras el episodio Rubio se fue en contramano del lugar y a los metros se detuvo para lavarse la cara en una canilla pública ante la molestia que tenía en los ojos por el gas pimienta. Allí se encontró con un conductor de Cabify, a quien le expresó su malestar por lo sucedido: “Estos travestis de mierda me han tirado gas pimienta, voy a buscar un arma para cagarlo a tiros”.

Ese relato sucedió 3:23am y a las 3:53 de ese sábado las cámaras de seguridad captaron cuando el agente policial regresó a la zona, vio a Melody y le propinó seis disparos desde adentro del auto, cinco de ellos por la espalda mientras estaba parada entre las calle Correa Saá y Costanera en Guaymallén. 

En el juicio sus compañeras señalaron que Melody estuvo agonizando 35 minutos, a la espera de que llegara la ambulancia y la policía y que lamentablemente murió por los impactos de bala en casi todo su cuerpo. 

“La sorprendió por la espalda y le disparó”, sostuvo la fiscal Lazo en sus alegatos, mientras que la madre de la víctima, también habló cuando brindó declaración en el proceso: "Estuvo agonizando 35 minutos, desangrándose, y no pude estar a su lado y decirle 'Acá llegó mamá'”.

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!