Secciones
Policiales

Un hombre mató a su pareja y puso el cadáver en la cama donde dormía su hija de 4 años

La policía secuestró dos cuchillos y una tijera con la que la acuchilló, y la funda de la almohada, que habría usado para asfixiarla.

Las cifras de femicidios en Argentina son alarmantes: una mujer pierde la vida cada 29 horas. Ayer, Maira, una joven de 29 años, fue estrangulada y acuchillada por su ex pareja en la ciudad santiagueña de La Banda.  Luego acostó el cadáver en la cama para que su hija pensará que su madre seguía con vida. 

   

 

Horas después, Pablo Adrián Centeno de 39 años, el femicida, se entregó a la policía con el 45% del cuerpo quemado, luego de intentar suicidarse y le dijo a los oficiales que fueran a buscar el cuerpo de su ex pareja. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

El cuerpo de Maira Alejandra Soria fue encontrado cerca de las 6 de la madrugada en la casa que alquilaba junto a sus dos hijas de 4 y 6 años, ubicada en la esquina de Mármol y pasaje Pavón del barrio Menéndez.  

 

 

La joven mujer estaba recostada sobre la cama y sus pies rozaban el suelo. A centímetros estaba su hija menor, que dormía de espaldas. La escena fue espeluznante, tanto que produjo que los uniformados sacaran rápido a la niña del lugar. La pequeña fue trasladada a la vivienda de una vecina, donde recién ahí se despertó.

Según efectivos de la División Homicidios y Delitos Complejos sobre el colchón había una tijera y en la habitación se hallaron dos cuchillos. Uno de ellos con sangre. También fue secuestrada una funda de almohada. La Policía sospecha que todas ellas sirvieron como armas por el homicida. También sumaron a la investigación un teléfono celular y otros elementos relacionados al hecho. 

Según las investigaciones, ambos habían sido vistos por última vez juntos alrededor de la 00.30 cuando regresaron de la calle junto a las niñas. Según los resultados preliminares de la autopsia, Maira falleció por asfixia. Centeno la estranguló, pero no usó sus manos para cometer el crimen y se cree que la mató con una almohada. La mujer se defendió, concluyeron las pericias, ya que se encontró ADN bajó sus uñas. 

El asesino huyó por el monte del barrio El Rincón y en ese lugar se prendió fuego. Tirándose alcohol en el cuerpo. Los investigadores llevaron a cabo rastrillajes por la zona para encontrar en lugar donde el criminal atentó contra su vida.

El Doctor Mariano Gómez, fiscal de la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar realizó las pericias y sostuvo a un medio local: "Ella el 28 de marzo realizó una denuncia penal por lesiones leves. Intervine yo y solicité un allanamiento y la detención de Centeno, y en ese momento se activó el protocolo de violencia de género". Y sentenció: "La pareja había retomado a comunicación hace unos días"

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!