Secciones
Un largo misterio con pocas pistas firmes: las claves de la desaparición de Gissella Solís
La plata

Un largo misterio con pocas pistas firmes: las claves de la desaparición de Gissella Solís

La odontóloga desapareció el 16 de enero, su pareja se suicidó y hasta ahora no hay señales de la mujer.

La odontóloga Gissella Solís Calle, de 47 años, fue vista por última vez el martes 16 de enero a la madrugada en los alrededores de La Plata luego de discutir con el que era su pareja, Abel Casimiro. Desde ese momento, una serie de acontecimientos no hicieron más que ahondar el misterio.


alt title gisella solis
Gisella desapareció el 16 de enero.

El primero fue el suicidio de Casimiro, poco tiempo después de que la familia de la mujer radicara la denuncia por su desaparición. El hasta ahora único sospechoso se disparó en la cabeza y murió en el hospital horas después.

Roberto, hermano de Gissella, le relató a Clarín que Casimiro llevaba una doble vida (tenía esposa y dos hijos en la ciudad de Lobería) y que la odontóloga lo descubrió luego de tres años de relación. "Ahí empiezan los problemas entre ellos. Mi hermana le planteaba 'o estás acá o estás allá'", explicó. 

Las pistas

Antes de quitarse la vida, Casimiro había mandado a lavar su camioneta. Si bien la policía luego encontró manchas dentro del rodado, se descartó que fueran de sangre. 

Paralelamente, en la casa de Gissella encontraron dos copas con restos de vino y evidencias de que alguien había vomitado en el baño. El hecho de que además se hallara una sustancia de alta toxicidad en los bolsillos de Casimiro luego de su suicidio apunta a una de las principales teorías que manejan los investigadores: que la odontóloga fue envenenada. En ese sentido, aún se aguardan los resultados de los análisis de toxicología practicados a las copas.

En rastrillajes realizados cerca del kilómetro 47 de la autopista Buenos Aires-La Plata, a la altura de City Bell, se hallaron zapatillas y sábanas que, en un primer momento, parecían relacionados con el caso. Luego, se comprobó que no había nexo. 

alt title casimiro
Abel Casimiro, el único sospechoso, se quitó la vida.

Lo que sí efectivamente se encontró fue el celular de Gissella. Fue acercado a una dependencia policial por una mujer que aseguró haberlo encontrado apagado el 16 de enero a la tarde en calle 1 entre 40 y 41 de La Plata.

Luego de encontrarlo, la mujer lo llevó a su casa, lo encendió y notó que la aplicación de Facebook estaba abierta, por lo cual pudo reconocer a Solís Calle por haberla visto en los medios.  

Rastrillajes sin resultado

Los rastrillajes policiales para buscar pistas comenzaron el jueves de la semana pasada y aún no arrojaron ningún resultado concreto. Varios de ellos se hicieron luego de relatos de testigos que aportaron datos. 

Así, el viernes se recorrió una zona sobre la ruta 11 cercana al arroyo El Pescado luego de que una testigo llamó al 911 y denunciara haber visto una camioneta Nissan X Terra amarilla similar a la que tenía Casimiro.

Dos operativos más recorrieron el mismo lugar durante el fin de semana y en la mañana del lunes, bomberos, drones y perros de la Policía Bonaerense recorrrieron pastizales aledaños al Río de la Plata. El misterio aún continúa.

Temas

  • ¿Dónde está la odontóloga?
  • Gissella Solís Calle
  • Abel Casimiro

Comentarios