Secciones
villa gesell

Una chica denunció que la violaron en grupo en el boliche Pueblo Límite: en 2019 hubo otros dos casos

Por el hecho aún no hay detenidos y los primeros exámenes a los que fue sometida determinaron que no presentaba moretones, escoriaciones o lesiones compatibles a las de un abuso sexual.

Villa Gesell es el destino indiscutido para los jóvenes que buscan playa y sol. Allí, el complejo Pueblo Límite suele ser la cita obligada cada noche. El boliche se convirtió en una leyenda, no sólo por su gran tamaño, sino también por la cantidad de pistas, la variedad de servicios y los diversos shows que ofrece a quienes lo eligen todos los días. Sin embargo, en los últimos años el establecimiento comenzó a cosechar diversos escándalos, sobre todo denuncias por abuso sexual.

En las últimas horas, una menor de 17 años denunció que fue víctima de un abuso sexual grupal dentro del boliche. Según contó, todo ocurrió cerca de las 7:30 de la mañana. Ante las autoridades se mostró visiblemente alterada, en completo estado de shock y afirmó recordar solo  “flashes” de lo que le había ocurrido. De hecho, fue una amiga suya quien ante sus balbuceos le aclaró a la fiscal Verónica Zamboni: “Si yo te limpié y tenías semen en la pierna”.

La víctima, cuya identidad no se dio a conocer por prevención, sostuvo que dos jóvenes le convidaron algo para tomar y luego fumó un cigarrillo que, según ella, era de tabaco. Ambos chicos la llevaron a un lugar del boliche que, de acuerdo con la adolescente, no es frecuentado por mucha gente. Este comentario hace creer a los investigadores que los responsables podrían estar vinculados al reconocido boliche costero.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

La víctima fue encontrada, según los testimonios, por sus amigos en completo estado de desorientación con prendas ensangrentadas en la zona genital y con la ropa interior corrida. Si bien la joven de 17 años no pudo asegurar si sufrió una penetración durante el ataque, los primeros exámenes a los que fue sometida determinaron que no presentaba moretones, escoriaciones o lesiones compatibles a las de un abuso sexual.

A pesar de ello, la fiscal aún no descarta una situación de abuso. La joven fue asistida en primer lugar dentro del complejo por personal de emergencias sanitarias y luego fue trasladada hasta el hospital municipal para su atención. Si bien había manifestado a sus amigas que no iba a hacer la denuncia del abuso, la investigación se inició de oficio y la víctima, acompañada de su madre, hizo la presentación judicial.

Como parte del procedimiento policial, se incautó la ropa de la joven, a quien se le hicieron los hisopados correspondientes y se le extrajo sangre para diversos análisis, y se puso a su disposición el equipo de profesionales del Centro de Asistencia a la Víctima a efectos de brindarle contención en estas circunstancias. “Que no haya moretones no quita que el delito no haya existido”, remarcaron desde el entorno de la fiscal.

No se trata de un hecho aislado dentro del boliche: en septiembre de 2019, una adolescente -también de 17 años- había denunciado en la Comisaría de la Mujer de Pinamar que había sido abusada sexualmente en las inmediaciones del boliche Pueblo Límite, entre las 5.30 y 6 de la mañana, por un tarjetero del local bailable, un joven de 18 años, que terminó siendo detenido.

De acuerdo con aquel relato, el ataque sexual había ocurrido cuando se estaba por retirar del establecimiento junto a dos amigas. Después del violento hecho, la joven entró en estado de shock, y como pudo, le contó a sus compañeras lo que había pasado, por lo que después hizo la denuncia. "Hay testimonios que contaron que el joven le dio toda la noche alcohol hasta que en un momento la hizo salir y la sometió sexualmente tras arrancarle la ropa", trascendió.

 

Los médicos que evaluaron a la adolescente constataron que presentaba signos de abuso y una herida en uno de sus brazos, y además en las inmediaciones del boliche los oficiales encontraron un aro que la víctima dijo que perdió en medio del forcejeo. Al momento de su detención, el tarjetero tenía puesta la misma ropa que usó durante la noche, por lo que las prendas fueron secuestradas por la policía para hacer peritajes.

Además, se comprobó que tenía rasguños en el cuello compatibles con una defensa por parte de la víctima, por lo que el acusado quedó alojado en una dependencia policial. También en 2019, pero en enero, una chica cordobesa había denunciado que fue abusada sexualmente en el baño de mujeres de Pueblo Límite durante el recital del cantante de trap Duki. Según indicó, un hombre la siguió hasta el baño, la encerró, la golpeó y la violó.

En su declaración, la chica manifestó que esa persona había cruzado unas palabras con ella un rato antes, mientras se encontraba en una mesa del sector VIP, aunque aseguró que fue un intercambio sin trascendencia. Tras el abuso, la víctima fue con sus amigos a la comisaría de la Mujer de Villa Gesell y denunció lo sucedido. Los médicos que la asistieron constataron hematomas y lesiones genitales compatibles con un hecho de "abuso sexual con acceso carnal".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!