Secciones
Policiales

Una joven de 19 años embarazada fue asesinada por su ex: tenía el botón antipánico y no pudo usarlo

Los familiares de la chica aseguraron que sufría de violencia de género desde hacía tiempo. La pareja se había separado hacía 6 meses.

Una joven de 19 años embarazada fue asesinada a balazos en la provincia de Córdoba, luego de que su ex la sorprendiera en su casa el domingo a la noche. 

Según revelaron fuentes de la investigación, tenía un botón antipánico que no pudo usar, ya que había denunciado a su ex por violencia en reiteradas ocasiones. El acusado fue detenido por el crimen.

Giuliana Silva fue asesinada por su ex novio.

En base a lo que reconstruyeron los investigadores, se pudo determinar que el crimen ocurrió el domingo a la noche, cuando la víctima, identificada como Giuliana Marianela Silva, regresaba a su casa, ubicada en el barrio cordobés de Suárez.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Cuando la joven iba a entrar a su vivienda luego de haber ido a comprar, fue sorprendida por su ex pareja, Rodolfo Tissera, quien le disparó tres balazos, dos de los cuales dieron en el tórax y el restante en la cabeza. 

Aunque ella tenía un botón antipánico, la joven intentó usarlo pero no pudo por la rapidez con que ocurrieron los hechos.

La joven fue atacada cuando entraba a su vivienda.

Por los disparos, una familia vecina fue a ver qué había pasado en la casa de Silva. Cuando llegaron al lugar, encontraron a la chica embarazada tirada en el piso mientras agonizaba. A pesar de que fue trasladada de urgencia al hospital Misericordia, murió el lunes 8 a raíz de las lesiones sufridas.

La policía detuvo al ex novio de la víctima, acusado por el delito de "homicidio agravado", cuando circulaba armado en una moto, mientras se movilizaba en el barrio de Villa El Nailón.

Los familiares de Silva precisaron a los medios cordobeses que la joven sufría de violencia de género desde hacía tiempo, y que por eso la pareja se había separado hacía seis meses.

"La tenía aterrada a mi hija y a toda mi familia. Era un violento que tenía restricciones. Hace dos días había sido denunciado nuevamente porque ingresó a la vivienda de mi hija y rompió varias cosas”, afirmó Diego Silva, papá de la chica fallecida.

Silva era mamá de un niño de un año y estaba embarazada.

Según Silva, el acusado tenía antecedentes penales por robo y le enviaba mensajes con amenazas a su hija, en los que le decía que la iba a dejar "inválida". 

La pareja tenía un hijo de un año, pero además la joven estaba embarazada, por lo que el fiscal de la causa, Guillermo González, dispuso que preventivamente que el pequeño hijo quede en resguardo de una de las tías de la víctima.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!