Secciones
Policiales

Una jubilada mató a un delincuente que entró a su casa y golpeó a su esposo

La mujer tiene 73 años y se enfrentó a dos ladrones.

Un terrible tiroteo quebró la tranquilidad de un barrio de Bialet Massé, en el Valle de Punilla, en Córdoba. Dos ladrones ingresaron a la casa de una pareja de jubilados y golpearon al hombre de manera terrible. En un descuido de los delincuentes, la mujer de 73 años tomó un arma y les disparó a los dos cacos. Uno cayó muerto al instante y el otro escapó y sigue prófugo. 


El hecho sucedió en la madrugada del jueves en la propiedad de la pareja de adultos mayores ubicada en Belgrano al 2100. Los dos hombres atacaban al dueño de 70 años, cuando la mujer agarró un arma de uno de los placares y atacó a los dos hombres con una puntería digna de un agente del SWAT. 


Según el relato del comisario Renato Panessa, los ladrones habían ingresado por la parte trasera de la propiedad y atacaron al jubilado. Tras darle una paliza en el exterior, lo metieron a piñas a su casa y siguieron golpeándolo. El hombre le gritó a su mujer que se escondiera, pero ella ni se le pasó eso por la cabeza. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 


Mientras los delincuentes le exigían que le dieran todos sus ahorros y joyas, la mujer se ubicó detrás de una de las puertas, se asomó y disparó dos veces. El primer tiró le dio en la cabeza al ladrón. El otro disparo rozó en el otro que salió corriendo y continúa prófugo. 

 


Aún en shock, la anciana llamó al 911 para dar aviso a la Policía y para pedir una ambulancia. Al llegar al lugar, los médicos constataron que el joven ladrón estaba muerto. En tanto, atendieron a los dos adultos mayores que estaban en un colapso nervioso. 


Según la Policía de la provincia de Córdoba, el delincuente que falleció por los tiros de la jubilada se llama Marcos Farías, tenía 30 años y un largo prontuario delictivo que incluía robo calificado y uso de arma de fuego en varios hechos. 

 

“Los delincuentes ingresaron a los golpes y la mujer escucha toda esta situación. Toma un arma de fuego de su propiedad y efectúa dos disparos. Uno impacta en uno de los delincuentes y el otro se da a la fuga”, relató el inspector Panessa en una entrevista.


Y completó: “La mujer sabe tirar y tiene su arma registrada como corresponde. Tiene los papeles del arma, es de su propiedad. La pareja tenía golpes en el rostro, es decir, el relato de la pareja se condice con lo que sucedió durante el ataque”. 


Según la Policía, el ladrón muerto había salido hacía pocas semanas de la cárcel. La investigación quedó a cargo de la fiscal de la ciudad de Cosquín, Paula Kelm. En tanto, la jubilada no quedó detenida, pero fuentes judiciales afirmaron que será imputada.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!