Secciones
Horror

Una pareja mató a su bebé en Berazategui: tenía pinchazos de agujas en todo el cuerpo

La madre del nene y su pareja permanecen detenidos, tras haberse negado a declarar.

El bebé de 18 meses que fue asesinado este viernes en una vivienda del partido bonaerense de Berazategui, crimen por el que detuvieron a su madre y a su padrastro, murió a causa de una "septicemia traumática" y presentaba pinchazos con agujas en distintas partes del cuerpo, según determinó la autopsia que realizaron los especialistas.

Por el hecho permanecen aprehendidos la madre del pequeño y su padrastro, Yésica Aquino y Roberto Fernández, respectivamente; quienes en la tarde de ayer fueron indagados por la fiscal Gabriela Mateos, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Berazategui.

Fuentes de la causa señalaron que la fiscal le imputó a la mujer el delito de "homicidio agravado por el vínculo, premeditación, ensañamiento y alevosía"; y, en forma alternativa el de "homicidio por comisión por omisión". Sin embargo, para el sospechoso la acusación es sólo por homicidio calificado pero sin el agravante del vínculo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Como ambos acusados se negaron a declarar ante la fiscal de la causa, en las últimas horas los investigadores determinaron que sigan presos mientras se resuelve su situación procesal.

El bebé murió el viernes pasado en el hospital El Cruce de Florencia Varela tras permanecer internado desde el 19 de septiembre, cuando ingresó con evidentes signos de golpes, por lo que de inmediato los médicos radicaron la denuncia ante la Justicia, que dispuso la detención de su madre, quien había dicho a una hermana suya que su hijo se había ahogado con leche.

La pareja ahora imputada residía en la calle 162 al 2600 de Berazategui, donde los vecinos hicieron semanas atrás una denuncia por los malos tratos que recibían el niño y sus cuatro hermanos.

Sin embargo, el resultado preliminar de la autopsia de León Aquino, reveló que sufría maltratos prácticamente desde su nacimiento, al tiempo que los médicos forenses extrajeron una aguja oxidada del cadáver. Si bien se van a llevar a cabo una serie de peritajes complementarios a la necropsia, una hipótesis apunta a que esa aguja oxidada pudo haber provocado la infección que derivó en la septicemia. A su vez, los médicos hallaron pinchazos de aguja en distintas partes del cuerpo y mordeduras en la zona del cuello.

Ante esta situación, la Justicia de Familia dispuso una medida de abrigo para los hermanos de la víctima, de entre 3 y 12 años, quienes quedaron al cuidado de una tía materna.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!