Secciones
Policiales

Policía de la Ciudad manejó en contramano borracha: simuló un abuso para no ser detenida

Lorena Centurión, oficial ayudante de la comisaría vecinal 6B de la Policía de la Ciudad fue demorada, imputada por resistencia a la autoridad y desafectada de la fuerza porteña. 

Su nombre es Lorena Centurión, se desempeñaba como oficial ayudante de la comisaría vecinal 6B de la Policía de la Ciudad y quedó involucrada en un bochornoso hecho cuando fue detenida por sus pares de la Bonaerense cuando circulaba totalmente alcoholizada en su Volkswagen Gol en contramano por la ruta Panamericana, a la altura del partido de San Isidro: tenía 1,78 gramos de alcohol por litro de sangre, más del triple de lo permitido.

 

Junto a ella estaba el oficial primero de la Comisaría 6A, Nelson Guzmán, que tenía un poco más de alcohol en sangre que su compañera: 1,82 gramos por litro de sangre. Todo ocurrió el  último sábado, a las 5.50, pero el hecho comenzó a viralizarse este miércoles al darse a conocer el video donde se la ve a Centurión hablando con un superior, intentando que se le caiga alguna lágrima y simulando haber sufrido un abuso sexual por parte de sus colegas de la Bonaerense.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

¿El objetivo? Sortear el retén policial para seguir su viaje. “¿Me dejan pasar el auto? Listo, yo hago la denuncia. Yo hago la denuncia… Ustedes tres, cagaron conmigo, se van conmigo, se van conmigo, se van conmigo”, se la escucha decir a Centurión, con varias copas de más y amenazando a sus colegas con llamar a su "jefe". Mientras tanto, los oficiales solo se dedicaron a escucharla y, claro está, grabar la secuencia con sus teléfonos.

Al ver que sus amenazas no estaban llegando a buen puerto, la oficial ayudante de la comisaría vecinal 6 B de la Policía de la Ciudad tomó el teléfono de Guzmán, intentó quebrar en llanto -aunque no lo logró- y, muy alterada, hizo la llamada: “Jefe, ¡mirá cómo estoy, mirá cómo estoy! ¡El pantalón todo bajo, jefe, el pantalón todo bajo, mirá cómo me hicieron!”. En las imágenes se puede ver como ella misma se desabrocha los botones de su pantalón.

Según trascendió, Centurión llamó a la plataforma de emergencia de Seguridad denunciando que se encontraba desnuda en un Volkswagen Gol al costado del peaje Ituzaingó y que había sido abusada por tres efectivos de la Bonaerense. Pero a través de la geolocalización del teléfono del oficial primero de la Comisaría 6A se logró establecer que la agente estaba mintiendo: no estaban en Ituzaingó, sino en inmediaciones del Boulogne Golf Club, en la zona Norte del Conurbano.

 

Al lugar llegaron varios patrulleros y los efectivos de la Policía bonaerense no dudaron en poner al tanto a sus colegas: Centurión y Guzmán estaban alcoholizados, habían intentado ingresar a la autopista Panamericana en contramano, ella comenzó a agredir verbalmente a los policías y, como si fuera poco, se desnudó y simuló ser abusada. Por orden de la fiscal de Boulogne, ambos fueron demorados e imputados por resistencia a la autoridad.

Además, la Oficina de Transparencia y Control Externo del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires les inició, tanto a Guzmán como a Centurión, un sumario administrativo y los puso en situación de “revista pasiva”. De esta manera, quedaron desafectados de la fuerza porteña, se les secuestraron sus armas reglamentarias, les quitaron sus credenciales, sus uniforme, no cobraran sus sueldos y, finalmente, fueron puestos en libertad. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!