Secciones
Policiales

Una testigo denunció al abogado del jubilado de Quilmes por acoso sexual: llamadas y video porno

Se trata de una vecina que aseguró que el letrado Marino Cid Aparicio cometió delitos contra la integridad sexual contra ella mientras esperaba para declarar.

Jorge Ríos, el jubilado de 71 años que mató a uno de los cinco delincuentes que le entraron a robar a su casa de Quilmes el pasado 17 de julio, quedó este miércoles en libertad luego de que el fiscal a cargo de la causa resolviera no renovarle la prisión preventiva.

Ríos permanece internado por su complicado estado de salud.

Según contó en sus redes sociales Fernando Soto, uno de los abogados del imputado, mientras avisaban esta tarde que Ríos había sido internado por un cuadro de hipertensión arterial, la fiscalía les comunicó que su defendido había quedado en libertad.

"El fiscal declinó solicitar la prisión preventiva de Jorge, con lo que cesa su detención. Sigue internado porque al colocarle las esposas sus heridas se le infectaron. Tiene un cuadro de hipertensión arterial grave", sumó el letrado.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La información también fue confirmada a este sitio por el abogado Marino Cid Aparicio, quien explicó que Ríos ya está en libertad, aunque permanece internado en una clínica de Capital Federal por su complicado estado de salud.

En medio de la investigación por el robo y la muerte del ladrón a manos del jubilado, Cid Aparicio fue denunciado recientemente por una testigo que aseguró que antes de ingresar a declarar en la causa, fue abordaba por el letrado de manera totalmente fuera de lugar, al punto de que se sintió totalmente vulnerada y vio agraviada su integridad sexual.

Según explicó a BigBang la abogada Valeria Carreras, quien representa a la vecina de Jorge Ríos, los hechos intimidatorios sucedieron el viernes 25 de julio y el pasado lunes, por lo que luego de intentar contactar a diferentes letrados sin éxito, recién la denuncia de la mujer pudo ser presentada este martes.

El jubilado Jorge Ríos quedó en libertad.

En el documento la testigo asegura que mientras esperaba en sede judicial a ser llamada para brindar su declaración, Cid Aparicio se sentó a su lado y le empezó a preguntar sobre temas que no tenían relación con el hecho, hasta que le consultó si en la playa solía usar bikini o malla entera.

"Mi incomodidad aumentaba y cada vez más sentía el roce de la pierna del abogado. Quería irme, pero era importante mi testimonio", aclaró la testigo en su acusación.

Lejos de quedar allí la situación, la denunciante explicó que el letrado le mostró su celular mientras en pantalla aparecía un video pornográfico. "Me decía 'mirá, mirá, no seas tonta'. Me paré inmediatamente, sentía sudor, y tremendas ganas de llorar", contó la vecina.

Después eso, en los momentos previos a la declaración y ya frente a la Auxiliar Letrada del Ministerio Publico Fiscal de Quilmes, Cid Aparicio continuaba con la conversación fuera de lugar, y hasta fingía que hablaba en portugués y le nombraba a la testigo playas de Brasil.

Una vecina denunció al abogado de Ríos.

"Fue interminable esa audiencia testimonial, hasta que la persona que tomaba la declaración pidió que no hubiera interrupciones ni distracciones. Ahí sentí alivio", comentó.

Más allá de estos primeros hechos, la denunciante informó también que el lunes de esta semana recibió a las 7 de la mañana un llamado del abogado, quien se comunicó para avisarle que el letrado que lo acompañaba en la defensa Jorge Ríos había dejado su lugar.

Como a la vecina le pareció importante saber sobre la novedad judicial, escuchó lo que Cid Aparicio le dijo, hasta que él le empezó a preguntar si estaba acostada. "Algo más dijo que no recuerdo porque empecé a llorar y el me trataba de calmar pero corté. Fueron 17 minutos horribles", aseguró.

La denuncia fue radicada por una testigo de la causa.

Sobre esto, la letrada que representa a la vecina dijo a BigBang que el hecho se trató de una violación a lo que es la intimidad, porque fue una cuestión donde la denunciante no dio su consentimiento.

"Él hizo preguntas fuera de lugar y le mostró sexo explicito sin preguntarle si estaba dispuesta a verlo. Era una sala grande y él se vino a sentar al lado, se le encimaba, y en un momento sintió que no podía hacer nada", manifestó, y agregó que desde que tomó conocimiento sobre esta situación, varias mujeres se comunicaron con ella para decirle que les había pasado algo similar, e incluso una de ellas fue la abogada Raquel Hermida.

Ante esta situación, la abogada Carreras ofreció en su presentación judicial que se cite a declarar a la doctora Rosa Graciela Insfran, la Auxiliar Letrada del Ministerio Publico Fiscal de Quilmes y a otra vecina que también se presentó a declarar en mismo día y a la misma hora que la denunciante.

Además, la letrada pidió que se designe un perito informático de oficio a fin que detecte la existencia de archivos con contenido de sexo explícito y/o contenido pornográfico en el equipo celular del denunciado, mientras que también dijo que a raíz de esto, seguramente el próximo viernes la denunciante va a ser citada para ratificar la denuncia y para declarar.

La testigo será citada para ratificar su denuncia.

Por su parte, Marino Cid Aparicio le dijo a BigBang que no estaba dispuesto a contestar acerca de falsas acusaciones, y que él no quiere formar parte de "ningún circo". 

"Eso nunca sucedió, yo no hago esas cosas, no tengo nada que aclarar de eso. Es una locura y se atenderá oportunamente porque es un hecho inexistente", cerró.

Temas

  • Jubilado
  • Quilmes
  • Denuncia
  • ladrón
  • Delitos contra la integridad sexual
  • Abogado
  • Marino Cid Aparicio

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios