Secciones
Policiales

Una vecina denunció que días antes del crimen de Camila el asesino intentó llevarse a su hija

La conmoción y el estupor están presentes en Junín desde ayer a la tarde, luego de que el cuerpo de Camila Borda fuera encontrado sin vida dentro de la vivienda de José Carlos Varela, el casero de una quinta del barrio Ricardo Rojas.


Tras el hecho, los vecinos se solidarizaron con la familia de la niña de 11 años y, este mediodía, una vecina de la nena aseguró que tres días antes del crimen, el acusado llamó mediante señas a su hija de 3 años para que fuera hasta su casa y, que afortunadamente, la nena no fue.

Una vecina aseguró que José Carlos Varela quiso llevarse a su hija.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Hace tres días vino la nena y me avisó que el hombre de enfrente la llamaba. 'Mamá, me llama', me dijo. Ahí le dije que se metiera para adentro y cuando yo salí a mirar vi que Varela ya se iba", contó hoy Mayra, quien vive justo enfrente de la quinta que cuidaba el atacante.

Además, en diálogo con C5N, aseguró que no hizo la denuncia por lo ocurrido, pero que al haberse enterado de la muerte de Camila sintió "bronca por no haber avisado", ya que quizás así se podría haber evitado el desenlace fatal.

"Siento algo muy feo, bronca por no haber hecho la denuncia, pero nunca sospeché porque no tenía diálogo con nadie de acá", aseguró.

 

Además, Mayra explicó que a Varela lo veía siempre mientras trabajaba con alambrados y postes, pero que en realidad nunca habló con él. 

Por su parte, la hermana de Mayra, Romina, contó que ayer ella y un grupo de vecinos entraron a la casa de Varela para buscar a la nena y que, acompañados de dos efectivos policiales, ingresaron a la vivienda, donde lamentablemente después se encontraron con la bicicleta de Camila.

Camila Borda fue encontrada sin vida en la casa de Varela.

"Nos juntamos varios vecinos para buscar a la nena y una vecina dijo que creía que estaba en la quinta porque había visto las huellas del rodado de la bicicleta en la entrada. Abrimos el portón y nos metimos, y cuando los oficiales le golpean la puerta a Varela, él abre y se pone a hablar con la policía muy tranquilamente, con los brazos para atrás y mientras se hamacaba", comentó.

"En eso nos metemos en la casa y una de las chicas entra y ve que está la bicicleta de la nena atrás de una escalera dentro de una habitación", dijo, y aclaró que finalmente después de eso los vecinos empezaron a buscar a la nena hasta que la encontraron muerta dentro del baño.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!