Secciones
Policiales

Viajó a Tucumán para pasar las fiestas de fin de año y lo mataron a golpes en un robo

El crimen fue en Tucumán.

Durante 2021, Nahuel Zerrizuela había organizado el viaje para visitar a su familia. Instalado en Buenos Aires, tenía planeado tomarse unas vacaciones descansar y disfrutar de las fiestas de fin de año con sus seres queridos. Por eso, el diseñador de 34 años subió a un micro y se instaló en la localidad de Aguilares, en Tucumán.

 

El domingo 19, tras un almuerzo, Nahuel le dijo a su familia que saldría a dar una vuelta para ver cómo estaba el barrio. Salió con su bicicleta. Pensaba andar durante una hora y luego regresar. Cuando pasaron dos horas, sus familiares se preocuparon. E comunicaron con la Policía. A los pocos minutos les dieron la peor noticia: Nahuel estaba internado en grave estado.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Un rato antes, Zerrizuela había sido interceptado por dos delincuentes en la ruta 331, cuando andaba en la bicicleta. Se la querían robar. Pero él se resistió. Le dieron una paliza. Nahuel aguantó todo lo que pudo. Sólo pudieron llevarse su mochila con todas sus pertenencias. 

 

El hombre quedó tirado en la ruta. Tenía heridas graves en la cabeza y en el estómago. Con las últimas fuerzas que le quedaban, intentó volver a su casa en la bicicleta. Pero volvió a caer al piso. Un empleado de Defensa Civil que justo pasaba por el lugar, lo auxilió. Lo cargó al vehículo y lo llevó al hospital. Luego dio aviso a la Policía. Pocas horas después le dieron el alta. 

En la madrugada del lunes, Nahuel sufría dolores en su estómago. Regresó al hospital zonal. Como no tenían el equipo para determinar si tenía una hemorragia interna, fue trasladado al hospital de Concepción, a pocos kilómetros. Quedó internado y fue operado dos veces. Ese lunes, el hombre falleció.

 

En una entrevista, María, una de las primas de la víctima, contó: “Él salió a andar en bicicleta en una zona donde la gente también hace deportes. Son apenas ocho kilómetros y hay un arroyo. Según nos contó él, se metió en el agua para refrescarse cuando vio que dos delincuentes se acercaron para robarle la bicicleta. Y ahí fue cuando lo golpearon”.

 

 

Y agregó: “A las pocas horas de recibir el alta, empezó con muchos dolores. Los papás que son personas muy mayores, fueron a buscar a una pariente nuestra que es enfermera y ella se encargó de que volviera al hospital. Lo trasladaron a Concepción. Lo operaron dos veces pero no pudieron hacer nada”.

 

Tras despedir sus restos en el cementerio de Aguilares, los vecinos y familiares realizaro una marcha desde la plaza central hasta la comisaría para pedir justicia. La prima de Nahuel aseguró: “Aguilares es muy insegura. Roban en las casas, los motochorros están a la orden del día. Esto parece tierra de nadie. Nadie quiere venir a este lugar por los asaltos que hay. Muchas veces ni los remises quieren entrar”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!