Secciones
Policiales

Víctimas del pediatra Cirulnik denuncian que la causa por abuso no avanza: "Debería estar preso"

Hay al menos 30 personas que contaron que fueron víctimas del médico.

A finales de diciembre de 2018 Darío SchvartzLeandro Koch Malena Filmus se animaron finalmente a denunciar ante la Justicia al pediatra Alberto Cirulnik, acusado por los delitos de corrupción de menores y abuso sexual.

A la causa se sumaron luego otros denunciantes (7 en total), y además otras 30 personas contaron el horror del que fueron víctimas cuando eran niños y 18 se animaron a presentar su testimonio para sumarlo al expediente presentado ante el Juzgado Criminal y Correccional N° 41. Del inicio de la investigación pasaron ya más de tres años, pero aún así no hay novedades desde agosto del 2020, y lo que reclaman ahora los denunciantes es la necesidad de que haya avances. Ya no hay más tiempo para esperar.

La acusación inicial comenzó después de que Darío SchvartzLeandro Koch Malena Filmus, ex alumnos de la escuela ORT, reunieran fuerzas para hablar en primera persona de los abusos y los sobrepasos que vivieron con el pediatra cuando iban a la escuela, y en el caso particular de Schvartz, cuando su familia se reunía con la del pediatra.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Es que Cirulnik era amigo de los padres de Darío y por eso tenía un trato habitual y cotidiano con él. Con el pretexto de esa confianza que creía tener, es que el acusado lo abusaba. Algunos de los hechos, por ejemplo, ocurrieron en el club Kadima de Moreno, lugar al que solían ir con frecuencia. 

"Fueron muchas veces. Me cuesta decir la edad, porque tengo recuerdos muy vividos, pero no sé bien cuándo fueron todos los hechos. Yo no entendía que estaba mal, no tenia noción de lo que era el sexo, porque ni había recibido educación sexual en ese momento", reveló Schvartz en mayo de 2019, cuando habló con BigBang y contó cómo fue el proceso que transitó para finalmente asumir que había sido víctima del pediatra.

Tras las primeras denuncias formales, luego se sumaron a la causa Mariana López, una mujer que vio por televisión los casos y se animó a contar por primera vez que ella también había sido abusada por el doctor; el sobrino del acusado y Daniel Braveman, quien vino desde México para dejar asentada su denuncia.

Cuando se presentó el expediente, las abogadas Andrea Quaranta y Nadia Rivas solicitaron el pedido del registro de alquileres de bungalows que se hicieron en el club Kadima, se pidieron los nombres de los directores y profesionales que trabajaron en las dos sedes de la escuela ORT, se solicitó un detalle de los motivos por los que Cirulnik dejó de trabajar en la institución y detalles de los años en los que estuvo como pediatra allí. En este contexto, se pidieron además pericias psiquiátricas y psicológicas para el acusado.

Obviamente Cirulnik dijo que todo lo denunciado era falso, y desde la defensa del médico negaron los hechos y en diciembre de 2019 presentaron un recurso de apelación, el cual la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional respondió favorablemente y declaró extinguida la acción penal por prescripción y dispuso el sobreseimiento de Alberto Cirulnik.

Ante esta respuesta, a través de sus abogadas, los denunciantes presentaron un recurso de casación, y tan solo unos pocos días después inició la cuarentena estricta por el coronavirus en nuestro país, lo que alentó las cosas. En junio de ese mismo año, el expediente pasó a la Cámara de apelaciones. 

"Ahí presentamos un escrito para mantener el recurso y destacamos la urgencia para que continúe la causa. El 24/08/2020 entró a la Cámara de Casación Penal en lo Criminal y Correccional y por solicitud de la Cámara presentamos un nuevo escrito manteniendo el recurso y reiterando la urgencia en la continuación de la causa", indicaron desde el estudio de las abogadas. Después de eso, pasó a la Sala III y las letradas solicitaron que se autorice a las ONG Mundanas y Asapmi a participar como amicus curiae, lo cual fue rechazado en marzo de 2021. Desde entonces las novedades son nulas.

En junio de 2021 las abogadas realizaron el pedido de pronto despacho, el cual fue repetido en marzo último, en el cual le respondieron “estese a lo dispuesto  en el proveído del pasado 25 de junio de 2021”, día que les indicaron: "La tramitación del recurso proseguirá conforme a las pautas de la regla práctica 18.4 del Reglamento de esta Cámara, en cuanto establece que se atenderá al orden de entrada de los casos, a la existencia de detenidos u otras razones objetivas que justifiquen un tratamiento prioritario”.

En diálogo con BigBang, Darío Schvartz se mostró muy apenado por el nulo avance de la investigación, sobre todo después de que tanto él como los otros denunciantes juntaron fuerzas y se animaron a contar públicamente lo que vivieron con el acusado. De hecho, para él no fue nada fácil poder admitir lo que le había pasado, y le llevó muchísimos años poder poner en palabras el horror.

"Hace ya más de dos años que presentamos el recurso de apelación ante Casación para que la causa continúe y se investigue y hasta el día de hoy todavía no tenemos ninguna respuesta. Es muy desalentadora esta demora en la Justicia, más sabiendo que tenemos suficientes pruebas para demostrar que Cirulnik es un pedófilo", aseguró.

Además, dijo que siente que la Justicia en lugar de trabajar y ayudarlo a él y a los demás a sanar, en verdad es una instancia más en la que "hay que luchar". "Es terrible saber que Cirulnik está libre, cuando debería estar preso, pagando por sus delitos. Pasaron más de tres años de la presentación de la denuncia y judicialmente no pasó casi nada. Espero que los jueves decidan investigar y que se haga justicia", pidió por último.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!