Secciones
En ingeniero budge

Violencia: quiso separarse y su novio la golpeó y le quemó el rostro con una plancha

El agresor es buscado por la Policía. La joven está fuera de peligro.

Una joven de 23 años que quería separarse de su novio fue atacada a golpes y quemada con una plancha en el rostro, en una vivienda de la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, y por el hecho el sospechoso es buscado por la Policía, según informaron hoy fuentes de la investigación.

El ataque, que trascendió ayer,  se registró el domingo último en la mencionada localidad del partido de Lomas de Zamora, en la zona sur del conurbano. Fuentes de la investigación informaron que todo comenzó cuando una pareja regresaba a su casa y, tras una discusión, el joven de 20 años le dio una trompada en la boca a su novia.

Al llegar al inmueble, la chica le dijo que quería separarse, pero el agresor no le respondió, tras lo cual la agarró por detrás cuando ella quiso salir de la habitación y con una plancha le quemó la cara.

Según las fuentes, la víctima se trasladó al Instituto del Quemado, donde fue atendida por el personal médico que realizó las primeras curaciones y le dio el alta.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Una chica quiso dejar a su novio y el le quemó la cara con una plancha.

Tras ello, la joven realizó la denuncia correspondiente y el agresor es hoy intensamente buscado por la Policía. "Tiene la mitad del rostro quemado con la impronta de la plancha, le desfiguró la cara, por suerte su salud no corre peligro", dijo un vocero encargado de la pesquisa.

La fiscal de la causa, Marcela Juan, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 16 Especializada en Violencia de Género y Violencia Familiar del Departamento Judicial Lomas de Zamora, dispuso la detención del acusado.

El joven fue imputado por los delitos de "lesiones leves y lesiones graves triplemente agravadas por el vínculo, por violencia de género y por alevosía". Además, la fiscal lo acusó por una "coacción" ya que en el mes de febrero la amenazó con matarla y le advirtió que si no seguía con él, "no iba a estar con nadie”.

La violencia sin límites

Los casos de violencia de género continúan repitiéndose. En febrero, Guadalupe Curual se convirtió en otra víctima fatal, esta vez en Villa Langostura. La joven de 21 años ya había presentado tres denuncias en un Juzgado de Familia y sobre el asesino, de 32, pesaban al menos dos restricciones perimetrales. 

Pero eso ya no parecía ser suficiente, tal como ocurrió en el caso de Úrsula Bahillo en Rojas y otros tantos femicidios en diferentes puntos del país. El sistema falló y así Guadalupe fue asesinada a puñaladas por su ex pareja en plena calle y delante de vecinos y turistas.

Por citar otro caso que expone la magnitud y la reiteración de la problemática, meses atrás un empleado de seguridad de 42 años fue acusado de intentar matar a su novia de una puñalada en el cuello luego de mantener una violenta discusión en una casa ubicada en el barrio porteño de Parque Chas.

El brutal ataque ocurrió en una vivienda de la Avenida de los Constituyentes al 3900, entre las calles Asunción y Nueva York. Fue en medio de un vínculo laboral que el hombre entabló una relación amorosa con la mujer, aunque los primeros datos de la investigación revelaron que no se trataba de un noviazgo del todo formal.

Hasta que un día comenzaron a discutir. El tono fue subiendo y la violencia invadió la escena hasta que ocurrió lo peor. Él tomó un cuchillo y la apuñaló en el costado izquierdo del cuello y le provocó heridas de gravedad. Además, la hirió en uno de sus brazos.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!