Secciones
Policiales

Violencia sexual, trata de personas y servidumbre: "Yao Cabrera es un perverso"

Los detalles de la terrible denuncia de Giovanna De Mitole.

Giovanna De Mitole tiene 22 años y actualmente encabeza una denuncia que -aclara- le genera una gran responsabilidad, temor y angustia. La joven diseñadora gráfica acusó a Marcos Cabrera Rodríguez, mejor conocido como Yao Cabrera, de violar el artículo 145 bis del Código Penal, "trata de personas", a raíz del reality show que filmaba en la casa que alquilaba en Escobar a la que llamó “La Mansión WiFi”.

En principio, la denuncia fue hecha de forma anónima a través de un correo electrónico y apuntó directamente contra el reality show que tiene como protagonista a Cabrera y al resto de sus compañeros. La misma señalaba que “ese grupo reclutaba jóvenes youtubers e instragramers, y una vez que estaban dentro de esa mansión les solicitaban que debían firmar un contrato en donde debían ofrecer servicios sexuales a personas de distintas partes del mundo, tanto hombres como mujeres, para permanecer en dicho reality”. Además, la acusación señala que “las ganancias son dirigidas por el líder del grupo, el youtuber Yao Cabrera”, un 90 por ciento del total.

 

Más tarde, Giovanna decidió romper el silencio y denunció que Cabrera la “redujo a la servidumbre” bajo las condiciones de “darle un lugar donde vivir y comer, valiéndose del estado de vulnerabilidad de la joven”, entre diciembre de 2019 y enero del 2020. Además, según denunció, la “sometía a su poder y voluntades precarias” cuando ella aún residía en el barrio cerrado San Marcos ubicado en Escobar. "Hace mucho tiempo que estoy esperando el momento de poder contar públicamente todo lo que me pasó y me hicieron sufrir en esa mansión. Lo espero desde 2019", aclara en diálogo con BigBang y resalta que padeció desde maltratos laborales y psicológicos, hasta un abuso sexual.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El relato de la joven de 22 años es crudo, está cargado de mucho sufrimiento y dolor, y nada tiene que envidiarle a una novela de terror. El primer contacto que tuvo Giovanna con Cabrera fue en 2018 a través de Instagram. "Me escribió tirándome onda. Como entrenaba, me puso ´Epa fitness´. Después de eso, no me habló más hasta que, en 2019, me estaba por recibir de diseñadora gráfica y veo que Ulises Magic (el popular mago de más de 412 mil seguidores que se presentó en ciclo "El Universo de Lourdes", por la pantalla de América TV, en 2015) puso en una historia que se buscaba un editor de videos para YouTube", relató.

 

Según le contó a este sitio, como estaba a punto de recibirse en la carrera de Diseño Gráfico, le pasó su currículum y Ulises no tardó en responderle: "Me contestó a la hora y me pasaron a buscar por capital, por Constitución, en auto. Me llevaron a la mansión. Pero yo no estaba fija e iba cada tanto a grabar solamente. Me dieron una computadora y me probaron como editora. Después me probaron frente a la cámara como actriz.  Si cumplís con estos dos requerimientos, te llaman a vivir en la mansión.  Yo no vivía con ellos hasta que tuve un problema con mi mamá, que me echó de la casa, y cuando se los conté, me dijeron que me podía quedar a vivir en la casa de Escobar".

Si bien en un principio ingresó para cumplir la función de editora, con el tiempo los líderes del grupo comenzaron a darle más tareas que iban desde limpieza a pararse delante de la cámara. "Cuando llegué a la Mansión, Yao quería que aparezca en los videos, los cuales son un disfraz para aprovecharse de vos. Te hacen besarte con tal persona o actuar que sos la novia de otra. Así te van llevando hacia su terreno, se propasan y al principio uno lo toma como algo normal, pero te das cuenta con el tiempo que te llevan al abuso. Mi horario laboral era de 13 a 21 horas, pero hubo días donde trabajé 16 horas y descansé solo tres. No solo tenía que editar y actuar, sino también limpiar desastres", manifestó.

 

Entre los "desastres" que tuvo que limpiar, Giovanna destacó que en distintas oportunidades fue víctima de humillaciones y episodios de violencia sexual: "Una vez me hicieron meter la mano en el inodoro con caca y en otra oportunidad, tuve que levantar los preservativos que ellos usaban". También destacó que le ofrecieron como salario 20 mil pesos, pero aclaró que solo le daban $7.500 porque le iban "poniendo multas". "Si agarrabas cosas de los demás o te demorabas en la edición, te descontaban de a mil pesos. Al conocerte, empiezan a llevarte hasta tu costado más vulnerable y a buscarte tus puntos débiles para explotarlos. Van sabiendo cómo manipularte y retenerte sin que vos te des cuenta", destacó.

De acuerdo con sus dichos, Yao Cabrera y compañía aprovechaban sus conflictos familiares para explotarla. "Una vez estaba llorando, porque no aguantaba más estar ahí, y me amenazaban. me decían que me iba a quedar en la calle, sola. Son personas que tienen tu edad, a lo sumo  dos años más que vos y no caes en el momento que te están psicopateando. Yao es el líder y los demás son sus secuaces. Todos actúan bajo las órdenes de Yao. Estuve tres días sin comer porque les dije a mis compañeros que nos pusiéramos firmes. Si veían algo que no le gustaba, te hacían pasar un mal momento, no te daban comida o comían delante tuyo sin darte bocado", explicó.

 

Y sobre la discriminación entre los integrantes de la mansión que tenían dinero y fama de los que no, agregó: "Abrías la heladera y estaba todos etiquetado. A nosotros nos daban polenta con grumos y ellos comían comida exuberante. Nos daban, a veces ni eso, galletitas de agua con té. Editaba con el estómago vacío y nos daban comida en mal estado, mientras ellos se iban a comer todas las noches a un local de sushi en Puerto Madero. Si no seguías las pautas de Yao, te hacían limpiar cosas asquerosas. Tenía que esconderme provisiones debajo de la cama. Fue bastante duro". 

Giovanna le explicó a este portal que llegó a su límite en la mansión cuando tuvo un ataque de epilepsia. Fue su tía la que la fue a buscar y le dijo que tenía que irse de ahí. En ese sentido, detalló que aquel ataque estuvo vinculada a las muy extensas jornadas laborales. "Todo el mundo ahí consumía éxtasis y querían que consuma para trabajar más horas. Pero me negué y, a cambio, tomé como dos litros de café que no me dejaron dormir. Al otro día me agarró parálisis del sueño y tuve un ataque de epilepsia. A pesar de eso, me invitaron a una fiesta swinger y yo nunca hablé de lo que ocurría dentro de la mansión hasta que en octubre me invitaron a hacer videos pornográficos por Instagram", denunció.

 

En ese sentido, le relató a BigBang que una de las integrantes del equipo, que en ese entonces tenía 17 años, le dijo que estaban haciendo vivos pornográficos y le ofreció sumarla: "Eran vivos por Instagram. Me dijeron que tenía que hacer videos medios lésbicos y explícitos. Tenía que hacer un video porno totalmente desnuda. A los que consumían ese material, les pedían que se bajaran una aplicación y por ahí les mandaban los videos. También me llevaban a fiestas de egresados en boliches, como si fueran matinée, donde ellos, teniendo 23 o 24 años, estaban con adolescentes de 13, 14 o 15 años. Vi cosas que no debí haber visto y eso agravó el maltrato que sufrí. Totalmente perverso".

Por este caso, el pasado 8 de febrero, el youtuber fue citado a indagatoria, se negó a declarar y sólo escuchó las acusaciones. Luego de la lectura de los derechos, a Cabrera se le enumeraron formalmente las acusaciones vinculadas al delito de pornografía infantil y corrupción de menores. Y solo pronunció: "Me niego a declarar" y "me niego a responder preguntas". Cabe destacar que al igual que las otras denuncias que se realizaron en su contra, el polémico youtuber cuenta con la defensa del abogado Alejandro Cipolla, quien definió la causa como “un show mediático”. “Entendemos que este llamado a indagatoria no es más que el paso anterior a la finalización del expediente", había dicho el letrado.

En ese contexto, Giovanna presentó ante la Sala II del Juzgado Federal de Campana una enorme cantidad de pruebas que incluyeron, además de su declaración en Cámara Gesell, un pendrive con más de 250 archivos, un informe elaborado por el  Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata y un informe pericial del Cuerpo Médico Forense. Por recomendación recomendación de las áreas de género, la joven diseñadora vivió en dos oportunidades en un refugio de mujeres. "Tengo miedo. Me amenazaron, me hackearon las redes y el día que recibí amenazas, un Audi le chocó el auto a mi mamá”, señaló.

La propia ex Diseñadora Gráfica del influencer denunció haber sido víctima de un "ciberataque orquestado por Cabrera" que le tumbó sus cuentas en redes sociales. La presentación fue hecha por su abogado, Ramón Arigos, en la que aclara que también sufrió amedrentamiento y amenazas en su lugar de trabajo. En el video que compartió la víctima, se la veía entre lágrimas afirmar: "Quiero que quede claro que si me llega a pasar algo es culpa de Yao Cabrera". 

El juez federal de Campana, Adrián González Charvay, procesó a Yao Cabrera y le impuso un embargo de todos sus bienes por 3 millones de pesos. El magistrado tampoco lo autorizó a viajar este lunes 21 para participar de la pelea pactada con Marcos René "El Chino" Maidana que finalmente había sido postergada para del sábado 26 en la ciudad de Dubai. "Lo que me llamó la atención es que después de lo que pasó, no me dieron una perimetral. Ya la pedimos dos veces y nada. Se le viene una tormenta a él y no sé cómo pueda llegar a reaccionar ahora que no lo autorizaron a viajar a Dubai", concluyó Giovanna.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!