Secciones
Policiales

"Violento y tóxico": condenaron a prisión perpetua al femicida de Claudia Repetto

Ricardo Rodríguez fue condenado por matar a la víctima y enterrar su cuerpo en un descampado, en marzo de 2020. 

Claudia Repetto había sido vista por última vez el 1° de marzo del 2020 en Mar del Plata. Más de tres semanas después, la Justicia cambiaba la causa de "averiguación de paradero" a "femicidio" y detenía como único imputado al ex novio de la mujer, Ricardo Rodríguez, quien hasta ese momento permanecía prófugo y con pedido de detención. El hombre, hoy de 57 años, fue atrapado 26 días después del inicio del caso: lo agarraron cuando iba en bicicleta por la avenida Vertiz a 800 metros de la casa de la víctima y después de que la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) y la Unidad Funcional de Instrucción 1, a cargo del caso, diera a conocer un video en el que se lo veía circulando por la zona sur de la ciudad.

Lo cierto es que este lunes, Rodríguez fue sentenciado por el Tribunal Oral Criminal 1 de la localidad balnearia a la pena de "prisión perpetua" por asesinar a golpes a Claudia  y enterrar su cuerpo en un descampado en las afueras de la ciudad de Mar del Plata. Los jueces Mariana Iriani, Ricardo Perdichizzi y Juan Galarreta dieron a conocer el fallo en el proceso oral contra Rodríguez, único imputado por femicidio.

Repetto había desaparecido la noche del domingo 1° de marzo y su familia denunció el hecho a primera hora del lunes 2, luego de que la mujer no se presentara a trabajar en un hotel céntrico. Desde el inició de la investigación, sus hijos apuntaron a Rodríguez, con quien ella había mantenido una relación hasta hacía siete meses antes del crimen. De acuerdo con los hijos de Claudia, la mujer mantenía una relación "violenta y tóxica" con el condenado.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La causa, a cargo del fiscal Fernando Castro, fue caratulada inicialmente como "doble averiguación de paradero", ya que el hombre también desapareció luego de la denuncia. Luego de casi tres semanas de peritajes y rastrillajes por toda la ciudad y localidades vecinas, Castro modificó la carátula de la investigación y acusó a Rodríguez de haberla asesinado y subsidiariamente de haberla privado ilegítimamente de su libertad.

Según aseguró Leandro Arévalo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 7 de ese departamento judicial, la mujer tomaba precauciones al salir de su casa ya que el hombre la espiaba y acechaba una vez ya separados. “Claudia tenía que salir como una fugitiva de su casa y con la luz apagada. Se la pasaba llorando todo el día durante el tiempo que duró su convivencia”, reveló.

Tras el crimen, según dio por probado Arévalo, el hombre trasladó el cuerpo de la mujer en una moto antes del amanecer y lo enterró en un descampado a 13 kilómetros al sur de la ciudad. En esa misma línea, el fiscal consideró que la ex pareja de Repetto tenía planeado matarla y que “ejerció una violencia de género que además estuvo presente en toda la relación” de casi un año que habían mantenido, y también luego de que ella lo dejara.

En ese sentido, Orsini aseguró que “no existen dudas del calvario que vivió” la víctima y que su ex pareja “ejerció una violencia psicológica para que ella no reaccionara” y para que “pensara que podía controlarlo”, más allá de las advertencias de allegados y de la madre de los hijos del imputado, quien al declarar en el juicio relató que lo había acusado años antes por tratar de ahorcarla.

Luego de dos semanas de juicio, el cual comenzó el último 17, y de cuatro jornadas, la fiscalía consideró acreditar la responsabilidad penal a Rodríguez, con quien la víctima había tenido una relación de siete meses antes del crimen. En sus últimas palabras ante el tribunal, el acusado pidió perdón a los hijos y familiares de la víctima, que durante las cuatro audiencias estuvieron presentes en el TOC 1, en el séptimo piso de los tribunales.

Ante este panorama, Christian Rajuan, defensor del imputado, no discutió la materialidad del hecho ni la autoría, pero si apuntó a presuntas “incoherencias” en los informes periciales de los médicos que analizaron el cuerpo de la víctima, y cuestionó la calificación legal, por lo que propuso cambiar la figura a homicidio culposo. Finalmente, Rodríguez fue condenado a prisión perpetua. Además, los magistrados ordenaron que se realice una capacitación en materia de género para el personal de la Comisaría 3ra., a cargo de la búsqueda de la mujer tras su desaparición. “Tenemos la tranquilidad de que se hizo justicia, y que esta persona va a pagar por lo que hizo. Necesitábamos una reparación desde la justicia y hemos logrado lo que buscábamos. Lo más preciado ya no lo tenemos pero espero que esto sirva de antecedente para que no pase de nuevo”, sentenció Jorge, hermano de la víctima. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!