Secciones
Política

"Cuarentena intermitente" y cinco millones de vacunas por mes: el modelo en análisis para junio

Cómo podrían seguir los aislamientos selectivos a partir del 6 de junio, el avance en la campaña de vacunación y las clases presenciales, de nuevo, como epicentro de la polémica.

El primer fin de semana de junio será clave ya no para la definición de la continuidad de las restricciones, sino para el enfoque y el alcance que tendrán las nuevas medidas sanitarias a nivel nacional. En línea con el concepto de reducción a la mínima unidad geográfica, el Gobierno analiza la posibilidad de avanzar hacia una dinámica de apertura intermitente y segmentada por distrito -de acuerdo a la situación epidemiológica local-, que contemplaría el retorno a Fase 1 durante los fines de semana hasta que se alcance la inoculación del total de la población de riesgo, que esperan ya esté vacunada para la tercera semana del mes.

"Todavía no hay nada definido, ni consensuado. Lo que se está haciendo es analizar el día a día del impacto de las restricciones vigentes y analizar cuáles fueron las medidas que más ayudaron a la reducción de la circulación del virus, que es el objetivo final de las medidas. Las definiciones llegarán el último fin de semana de mayo, que es cuando vence del decreto actual", precisaron a BigBang desde Casa Rosada.

Las carteras sanitarias de Nación y de la provincia de Buenos Aires insisten en el concepto de la famosa "mancha de aceite". Nada más y nada menos que la dinámica que el Covid-19 presentó durante todo el 2020 y que volvió a reproducirse desde marzo, pese a la advertencia de las respectivas autoridades: el virus comienza a circular con mayor virulencia primero en el AMBA y luego se expande a nivel nacional, afectando al resto de las provincias.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Eso es lo que estamos viendo con los números actuales. Vemos un descenso importante en el Área Metropolitana de Buenos Aires, pero las provincias vienen con un 'delay' de diez días y están viviendo ahora la situación crítica que se vivió en la Ciudad y en el Conurbano desde marzo. Esta dinámica nos obliga a pensar políticas sanitarias en conjunto. Es imposible seguir sosteniendo la toma de decisiones municipio por municipio, porque el impacto de esas determinaciones termina afectando no sólo a los bonaerenses, sino al resto de los argentinos", reforzaron desde La Plata.

Los datos epidemiológicos hablan por sí solos: en la última semana, las autoridades detectaron una suba del 33 por ciento de los casos positivos en el interior del país y un incremento en la ocupación de camas intensivas, otro de los indicadores que siguen de cerca los mandatarios provinciales. Un dato que no pasó inadvertido por las autoridades nacionales es que el nivel de ocupación de camas del sector público y privado de la Argentina alcanza hoy el 74 por ciento, la cifra más alta desde septiembre del año pasado, cuando se llegó al 64.80 por ciento de ocupación durante el pico de la denominada "primera ola".

El malestar se reparte a diestra y siniestra. Mientras que desde el ejecutivo Nacional insisten en que hubo una negligencia por parte de los gobernadores que se negaron a avanzar con medidas restrictivas cuando los infectólogos así lo indicaron para sortear el costo político en un año electoral, también hay reclamos de los mandatarios provinciales que sí se plegaron a las disposiciones sanitarias y contemplaron el raid judicial que encabezó la Ciudad de Buenos Aires por la continuidad de la presencialidad de las clases en territorio porteño.

"Estuvimos tres semanas viendo a través de los medios nacionales cómo se perdía tiempo y se esperaba la resolución de la Corte Suprema por la presencialidad de las clases en la Ciudad. Son debates que no nos podemos permitir en una pandemia tan dramática como la que estamos viviendo. Se han naturalizado las muertes, los contagios. Nos quieren acostumbrar a vivir 'al límite', con hospitales colapsados y médicos que ya no pueden más", sostuvo uno de los gobernadores que sí acató el primer DNU de Alberto Fernández.

También hay malestar por parte de las autoridades bonaerenses, quienes insisten con la aplicación de un modelo a nivel nacional de mayor restricción desde el año pasado. "No hace falta más que ir al archivo para confirmar que todos los escenarios que anticipamos se terminaron dando. Pero durante todos esos meses nos acusaron de ser 'doctores muerte' y exagerados. Todo lo que dijimos que iba a suceder, lamentablemente sucedió y ahora estamos viendo las consecuencias", refuerzan desde la provincia de Buenos Aires.

Por fuera del debate en torno a las autonomías provinciales, todavía no hay definiciones concretas en lo que respecta al modelo que se aplicará a partir de junio en el área educativa. "Tenemos que esperar a ver el impacto de las medidas actuales para poder avanzar en las definiciones de cada sector", anticipan desde Balcarce. Saben, además, que la presencialidad de las clases es una de las banderas políticas que levantó Horacio Rodríguez Larreta y que cualquier definición educativa acarreará nuevas tensiones políticas. "Esperamos que eso no vuelva a suceder y que se mantenga el diálogo al que lamentablemente llegamos ya con números inaceptables", reconocen desde el Gobierno.

Desde la Ciudad también se muestran cautos a la hora de anticipar qué posición tomarán con respecto a las clases presenciales, pero reconocen que analizan la posibilidad de anticipar las vacaciones de invierno para evitar la "pérdida de días", pese a que la virtualidad no implica un cierre de escuelas, tal y como se da hoy en territorio porteño, el único distrito del país en el que no hay clases. "Es insólito que hayan levantado en el momento más duro del AMBA esa bandera y que ahora directamente cierren las puertas de las escuelas, con todo lo que eso implica", se quejan desde la Provincia, en donde se mantiene la continuidad pedagógica y la contención social a través de los comedores.

"Es una chicana ese planteo. Lo que nosotros planteamos es que la virtualidad no reemplaza bajo ningún punto de vista a la presencialidad y es por eso que se tomó la decisión de cerrar las escuelas, pero con el compromiso de que esos días serán recuperados en diciembre, sobre el cierre del año lectivo. Para nosotros, cada día cuenta. Es así", resisten desde la Ciudad.

Por fuera de lo que sucederá con la educación, desde el Gobierno nacional saben que una de las condiciones para poder sostener las restricciones tiene que ver con el avance imperioso en la campaña de vacunación. "Hay mucho cansancio y hay desgaste, lo sentimos todos. Es por eso que seguimos acelerando el ritmo de inoculación. De hecho, la semana pasada fue récord en vacunación. Con los anuncios de la continuidad en la entrega de vacunas, lo que buscamos es reforzar el concepto de que este aislamiento nos permite ganar tiempo para poder inocular a la mayor cantidad de personas de riesgo y evitar no sólo más contagios, sino reducir la cantidad de muertes que algunos han naturalizado".

Los datos oficiales confirman la información: la semana pasada se alcanzó el récord de inoculación desde el inicio de la campaña de vacunación con 1.146.638 vacunas aplicadas en los últimos siete días: lunes 17 (190.538), martes 18 (190.538), miércoles 19 (165.596), jueves 20 (209.261), viernes 21 (199.877), sábado 22 (108.891) y domingo 23 (81.918). De diciembre a la actualidad, ya se distribuyeron en todas las jurisdicciones 12.612.752 vacunas, de las cuales 11.149.468 ya fueron aplicadas: 8.735.231 personas recibieron la primera dosis y 2.414.237 ambas.

En una videoconferencia de prensa conjunta, Alberto Fernández y su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunciaron hoy el envío de más dosis de la vacuna AstraZeneca a la Argentina, en el marco del acuerdo entre ambos países de producir para toda América Latina. El destrabe del embarque en Estados Unidos fue celebrado por el Gobierno, así como la llegada el lunes pasado de las primeras 843 mil dosis comprometidas. Se espera que en los próximos días llegue un segundo embarque con otras 800 mil vacunas para la Argentina. A continuación, los cargamentos que ya están confirmados:

  • Una nueva partida de 657.600 dosis de vacunas de Astrazeneca provistas por el mecanismo COVAX de la Organización Mundial de la Salud llegarán mañana a las 6.15 en un vuelo de la línea aérea KLM que partirá esta noche a las 22.10 desde Amsterdam.
  • Se espera también el arribo de un vuelo de Aerolíneas Argentinas con dosis de Sputnik V. Argentina superará con estas dos partidas las 15.000.000 de dosis.
  • Con el cargamento que arribará mañana al Aeropuerto de Ezeiza se completará el envío de 861.600 dosis, que comenzó con una tanda de 204.000 vacunas que fueron recibidas el domingo 23 de mayo.

Otro de los datos alentadores del Gobierno es el compromiso del laboratorio mAbxience que entregará 30 millones de dosis más para que se terminen en México y Estados Unidos, lo que garantiza un flujo constante para los próximos meses, al que se le suma además la llegada de los vuelos desde Rusia, que el propio Vladimir Putin se comprometió a regularizar. Además, se avanza en la producción local de la Sputnik V.I.D.A. y, de acuerdo a lo que pudo confirmar BigBang, es posible que la primera semana de junio llegue el anuncio de la aprobación de los controles de calidad de las dosis que el laboratorio Richmond ya envió a Rusia. Esto permitirá que a fin de mes, la Argentina esté en condiciones de producir un millón de dosis y de garantizar el abastecimiento para culminar con la vacunación del total de la población para el mes de septiembre. Un objetivo ambicioso, pero necesario.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!