Secciones
El manuscrito donde Fariña revela que agentes de la ex Side lo "usaron para erosionar ”  a Cristina
Política

El manuscrito donde Fariña revela que agentes de la ex Side lo "usaron para erosionar ” a Cristina

BigBang accedió a los manuscritos que la abogada Giselle Robles le presentó al juez Ramos Padilla, que su ex cliente  le envió desde la cárcel en junio de 2015.

Por Agusti­n Gulman

La abogada Giselle Robles, ex defensora de Leonardo Fariña, le presentó al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, una serie de manuscritos que el arrepentido le envió desde la cárcel en junio de 2015 en los que revela que formó parte de una “operación político-mediática”. Robles quedó involucrada en la causa que investiga maniobras de espionaje ilegal comandadas por el falso abogado Marcelo D’Alessio a partir del testimonio de un ex espía de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Hugo “Rolo” Barreiro.

La ex defensora de Fariña se presentó como testigo ante Ramos Padilla este lunes y aportó información que podría ser clave para el avance del expediente, donde a priori aparece como una víctima más de D’Alessio. “Me preguntó a mí si yo podía conseguir alguien para buscar ese auto (el Audi A1 que Fariña le entregó a Robles como parte de pago)”, relató el ex espía en una extensa declaración ante Ramos Padilla a fines de marzo.

Robles reveló que las declaraciones de Fariña ante la Justicia fueron “guionadas” por una abogada a la que identificó como “G.” que era empleada del ex Ministerio de Planificación y que había sido contratada por la AFI. La ex defensora de Fariña le entregó a Ramos Padilla el acceso a la cuenta de correo electrónico secreta a la que le enviaban a Fariña lo que debía declarar (elturista@protonmail.com). El diario Perfil reveló la semana pasada que los correos electrónicos coinciden al ciento por ciento con la declaración de Fariña ante el juez federal Sebastián Casanello el 1° de agosto.

LA CARTA

Agentes de la ex secretaría de Inteligencia me utilizaron a los fines de concretar un impacto institucional para erosionar la figura presidencial”

¿LOS CUADERNOS DE FARIÑA?

Lo más llamativo es que además de aportar pruebas técnicas (mails, mensajes y permitir el peritaje a su celular) Robles entregó una carta de al menos cuatro páginas que Fariña le envió desde la cárcel en junio de 2015. Con una letra prolija, el ex esposo de Karina Jelinek hizo una serie de confesiones que hoy, a la distancia, podrían tener un impacto explosivo.

Entre otras cosas, Fariña revelaba en ese texto: “Agentes de la ex secretaría de Inteligencia me utilizaron a los fines de concretar un impacto institucional, una especie de golpe blando para erosionar la figura presidencial”.

En aquella carta enviada desde la prisión, Fariña suma: “A fines de 2011 tomé la errada decisión de formar parte de una operación político mediática contra el señor (Lázaro) Báez, a la que accedí por una millonaria deuda que su empresa tenía para con mi persona. Esta operación constaba de realizar una serie de declaraciones públicas contra el señor Báez a cambio de protección jurídica y mediática. A su vez, esta operación constaba con la protección de personas como el señor Carlos Molinari y el señor Antonio de Marco”. Molinari terminó procesado por Casanello, y De Marco, un ex funcionario del Gobierno porteño, fue mencionado por Fariña en su derrotero de declaraciones.

En otro tramo de sus anotaciones, Fariña asegura que en las maniobras se encontraban involucrados “jueces, políticos, sindicalistas y empresarios de todos los colores políticos”. La siguiente oración, como se observa, aparece borrada.

“Con esto queda más que claro que mi detención no procede a una cuestión jurídica. A las personas no se les avisa que van a ser detenidos dos meses antes. Lo que yo hice con (Jorge) Lanata fue una operación mediática que fue minuciosamente planificada, organizada y ejecutada con parte de mi anterior defensa de común acuerdo con la producción de Periodismo Para Todos y agentes y servicios que manejaban la inteligencia de este país”, revela Fariña en otro tramo de esa explosiva carta que Robles atesoró en su poder hasta este lunes.

En otra de las páginas le decía que él era un “perejil” y que “Báez también”. “La cercanía de Báez con Néstor Kirchner generaba por conexidad un ataque a la presidente. Yo fui el medio de esos extremos”.

“QUEDA CLARO QUE LA AMBICIÓN MATA”

“Yo me di cuenta mediante un golpe durísimo contra la pared, como lo son los 15 meses que llevo preso, que hay cosas que el dinero no lo vale”, dice Fariña sobre el final del texto, en el que se abre y cuenta la angustia que sentía por no poder ver a su hijo debido a estar detenido, y el fastidio por no poder recibir siempre la visita de su padre. Sobre el final, asegura: “Por primera vez en mis 23 años conocí lo que es estar enamorado y sueño todos los días por poder estar al lado de esa persona. Queda más que claro que la ambición mata, ¿no?”.

Temas

  • Alejo Ramos Padilla
  • Leonardo Fariña
  • Marcelo D'Alessio
  • Giselle Robles

Comentarios