Secciones
Vacunas

¿Ganaron los halcones? Los tres artículos de la ley que exponen la Fake News de Bullrich y el avance del "ala dura" de JxC

El jefe de Gabinete negó que haya habido "un cambio en la estrategia", como señaló en los medios Santilli al anticipar que la Ciudad intentará avanzar con negociaciones paralelas para conseguir más dosis. ¿Ganaron los halcones? 

La interna de Juntos por el Cambio y el falso debate en torno a la posibilidad de que las provincias y privados puedan comprar vacunas. La encargada de instalar la posición en los medios de comunicación fue Patricia Bullrich, titular del PRO y abanderada del "ala dura" del partido opositor. La insistencia de la ex ministra de Seguridad obligó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a recordar que las provincias tienen la potestad de avanzar con compras por fuera de las negociaciones del Ejecutivo y hasta el propio Fernán Quirós salió a contradecirla.

"Ya se lo dije veinte veces al presidente: dejen que las provincias compren la vacuna. Dejen que los laboratorios compren. Dejen que las farmacias compren. El sistema más efectivo de distribución de la vacuna en los Estados Unidos son las cadenas de farmacias", disparó desde Twitter la titular del PRO.

La insistencia de Bullrich no hizo más que polarizar la grieta interna que divide a Juntos por el Cambio. Incluso, el ministro de Salud de Horacio Rodríguez Larreta debió aclarar en conferencia de prensa que la propuesta de la titular de su partido no era lógica, ni viable. "Hoy esto (la falta de dosis a nivel mundial) no encuentra una solución en el mercado, por eso es un debate abstracto. Las empresas han comprometido toda su producción. Las contrataciones serían a fin de año o el año que viene".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Pese a la aclaración de Quirós en alusión a la situación del mercado en la actualidad y al reconocimiento de que cualquier negociación que arranque hoy la Ciudad recién podría avanzar el año que viene, el vicejefe de Gabinete porteño, Diego Santilli, precisó esta mañana que el Gobierno porteño intentará negociar con Pfizer, Johnson & Johnson y Moderna. "El año pasado, todos los ministros y autoridades sanitarias de las provincias unificaron el trabajo en la autoridad sanitaria nacional. Y no hay ningún Gobierno que haya podido comprar vacunas por fuera de los estados nacionales, porque son un bien escaso".

Ahora, el inicio de las negociaciones de la Ciudad con los laboratorios se dio, según Santilli, "a partir del cambio de estrategias dispuesto por el jefe de Gabinete de la Nación". "Vamos a empezar el largo recorrido de intentar, con los productores de las vacunas, conseguir dosis", anticipó. Las declaraciones del vicejefe de gobierno se encolumnaron con las de Bullrich, quien en vez de aceptar el error técnico y de instalar una fake news, embarró una vez más la cancha con desinformación: "Una vez más, el tiempo nos dio la razón. Hasta ayer, el Gobierno nacional decía que no se podía llevar a cabo nuestra propuesta de democratizar la compra de vacunas. Ahora reconoce que siempre se pudo. Me alegra que la Ciudad ahora encare este importante desafío".

El intento de capitalizar una "medalla política" con la negociación descentralizada con los laboratorios tiene un punto clave: ni los privados, ni las provincias tuvieron jamás la prohibición de hacerlo. En el marco de la desinformación que se procuró instalar en torno al tema, Santiago Cafiero aclaró: "La ley de vacunas, sancionada el año pasado, contó con el apoyo de los miembros de la oposición y era de público conocimiento".

En efecto, el Senado aprobó en octubre del año pasado la ley que declara de interés público la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición de la vacuna contra el Covid-19. La iniciativa fue respaldada por 56 votos a favor y 12 en contra. En concreto, hay tres artículos que no sólo aclaran que los privados o las provincias pueden realizar las compras de vacunas por fuera de la negociación centralizada por Nación, sino que además establece hasta el proceso de validación para presentar la documentación ante la ANMAT:

Artículo 6° - Exímese del pago de derechos de importación y de todo otro impuesto, gravamen, contribución, tasa o arancel aduanero o portuario, de cualquier naturaleza u origen, incluido el impuesto al valor agregado, así como también de la constitución de depósito previo, a las vacunas y descartables importados por el Ministerio de Salud, por cuenta y orden del Ministerio de Salud, por el Fondo Rotatorio de OPS o con destino exclusivo al Ministerio de Salud, que tengan como objeto asegurar las coberturas de vacunas para generar inmunidad adquirida contra la COVID-19. Idéntico tratamiento recibirán las vacunas que eventualmente puedan adquirir las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Artículo 7° - Las exenciones establecidas en el artículo 6° se aplicarán a las importaciones de las mercaderías allí mencionadas para uso exclusivo del Ministerio de Salud de la Nación y los ministerios de salud de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a partir de la publicación en el Boletín Oficial de esta ley.

Artículo 8° - El adquirente de vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra la COVID-19, objeto de esta ley, debe presentarlas a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (A.N.M.A.T.) a los efectos de la intervención de su competencia y deben ser autorizadas por el Ministerio de Salud, quienes deberán expedirse en un plazo máximo treinta (30) días, previo a su uso en la población objetivo.

Cafiero debió, una vez más, aclarar que las provincias nunca tuvieron la prohibición de avanzar con las compras paralelas e hizo una lectura política sobre el debate que instaló Bullrich: "Lo que pasa es que a veces vale más el efecto político y electoral de alguna declaración, que leer una norma. Nosotros no queremos que se haga política con la pandemia".

"Había una idea que se estaba instalando acerca de que no se democratizó la compra de las vacunas. Una noticia falsa de que había un impedimento por parte del Estado nacional de que las provincias o el gobierno de la ciudad de Buenos Aires puedan iniciar sus negociaciones. Me parece que se instaló un clima, de cierta necesidad de la oposición, de tener un lugar en el escenario político y utilizar la pandemia como bandera y eso no es bueno para la Argentina", sumó el jefe de Gabinete.

En línea con la posición que tomó el presidente Alberto Fernández, Cafiero reforzó: "Si están para colaborar, bienvenido sea. Nosotros hoy continuamos con nuestra estrategia, no se ha modificado nada. La negociación de las vacunas es un tema muy complejo, el presidente mismo tuvo que encabezar las negociaciones con los laboratorios, en el más alto nivel, desde agosto del año pasado, para poder conseguirla. Se lograron comprar estas 65 millones de dosis. La Argentina está dentro de los pocos segmentos del mundo que ha conseguido que por lo menos se le cumpla el 10 por ciento de los contratos".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios