Secciones
Dijo que la víctima era una amenaza

"No lo quiso matar": Patricia Bullrich defendió al policía que le dio una patada mortal a un hombre

La ministra de Seguridad sostuvo que el oficial actuó de manera correcta, ya que la víctima tenía en su poder un cuchillo.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió este miércoles al Policía de la Ciudad que mató de una patada a un hombre de 41 años en el barrio de San Cristobal, ya que según su visión, el efectivo no tuvo intención de matar, sino que actuó para defender a los ciudadanos de una situación de amenaza.

"¿Qué pasaba si esa persona mataba a alguien y había un policía al lado?", planteó la ministra, y agregó que lo mejor hubiera sido que el efectivo de seguridad tuviera otro tipo de arma para intervenir, ya que la víctima del hecho portaba un cuchillo.

En medio de las críticas que recibió Bullrich luego de que se viralizara en las últimas horas un viejo video en el cual insultó a una mujer que le preguntó por la desaparición de Santiago Maldonado, la funcionaria decidió salir a hablar del accionar del policía que mató a Jorge Martín Gómez luego de darle una patada que provocó que se cayera y se golpeara la cabeza contra el piso.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"El policía lo quiso reducir, no lo quiso matar. Estaba protegiendo a los ciudadanos de una situación amenazante, ese es el marco general que hay que plantear. Es una discusión que venimos dando en Argentina. Nosotros decimos que a la policía hay que protegerla cuando cumple su deber", dijo en declaraciones a radio La Red.

En ese sentido, explicó que el hombre de 41 años era una clara amenaza, porque llevaba consigo un cuchillo y eso lo volvía peligroso para el resto de las personas que estaban en la zona.

"No se puede solo mirar el video, hay que entender el contexto de una persona que estaba generando una amenaza", dijo, y agregó que es una situación compleja, que se entiende "en el marco de una situación de agresividad y de conmoción de una persona que podía usar su cuchillo contra cualquier ciudadano o cualquier familia que estaba en el lugar".

Respecto a esto, la ministra dijo que hubiera sido mejor que Esteban Armando Ramírez usara otro tipo de arma para defenderse, en referencia a las pistolas taser que adquirió este año el Gobierno.

"En este caso (el oficial) tuvo que usar su cuerpo y tuvo un desenlace lamentable que sin duda no lo buscó. Trató de no acercarse porque todo policía sabe que tiene que estar a 7 metros de una persona con un cuchillo y no sacó su arma de fuego", aclaró y por último preguntó:"¿Qué pasaba si esa persona mataba a alguien y había un policía al lado?".

Por el hecho, el oficial Ramírez se encuentra detenido e imputado por el delito de “homicidio preterintencional”, y ayer, ante la jueza de Instrucción de la Capital Federal Yamile Bernan, declaró que actuó en línea con los protocolos de la fuerza de seguridad.

De acuerdo al relato de la policía, el hombre tenía un cuchillo en la mano “y avanzó hacia el personal con una actitud desafiante y mirada perdida”, por lo que le pegó una patada con el fin de detener la amenaza.

La situación tuvo lugar el lunes por la mañana, cuando una mujer llamó al 911 para avisar que un hombre amenazaba a los pasajeros de un colectivo con un cuchillo, y que no les permitía subir al bus. Tras el llamado, un grupo de policías se acercó al lugar, y tras un breve diálogo con el supuesto agresor, uno de los oficiales le dio una patada en el pecho, lo que le provocó la muerte luego de golpearse la cabeza contra el piso.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!