Secciones
Cumbre en olivos

Macri escuchó las críticas de la mesa chica del PRO y analiza medidas

Fue anoche en Olivos. Además del plan para octubre y los incentivos para la clase media, se habló de lo que podría pasar después de las elecciones.

El presidente Mauricio Macri organizó una cena ayer por la noche en Olivos en donde el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, tomaron la posta de la crítica a la conferencia de prensa y el error en la forma en la que se dirigió al país.

El encuentro, del que también participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, y el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, sirvió como el primer ensayo de laboratorio de lo que tiene pensado hacer el jefe de Estado de cara a octubre: competir y blindar los distritos propios.

Las críticas fueron despiadadas y, según consignó Clarín, uno de los ejes de Peña fue explicar cómo va a empezar la campaña. En sus números el jefe de Gabinete buscó demostrar que todavía hay chances de forzar una segunda vuelta si se apunta a rascarle votos al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, y a su par bonaerense, Axel Kicillof.

Lee más | Tinelli quiere ser presidente, pero de San Lorenzo: por qué todavía no se anima a saltar a la política

Tanto Dujovne como Sica hablaron de algunas de las medidas que se tienen pensado tomar y que van en consonancia con el plan que habían trazado de cara a agosto para la clase media con el objetivo de buscar seducir a ese votante. Una baja en el mínimo no imponible de Impuesto a las ganancias (se pagaría a partir de los 70 mil pesos), créditos a las Pymes y evaluación de deudas fiscales aparecerían en el horizonte.

“Todavía no hay nada en los papeles porque tenemos que ver efectivamente el impacto y si es viable. A partir de ahí, tenemos que encontrar la mejor forma de comunicarlos, el cómo básicamente”, le dijo a BigBang una fuente al tanto de las negociaciones. Aunque el BigData resultó como perdedor, el domingo Peña volverá a levantar su bandera.

Lee más | Dólar imparable: cerró a $58 en el Banco Nación y el riesgo país supera los 1.600 puntos

Los reproches contra el discurso de Macri y su falta de parecido con el tono mucho más conciliador, de Vidal, fueron el eje de las críticas. La propia gobernadora fue la primera en hacer oír su voz. Quienes estuvieron en Olivos anoche sostienen que Macri sintió el golpe de esas críticas y pidió delinear cómo seguir.

El 11 de diciembre comenzó a ser central. La respuesta a la pregunta que todavía nadie quiso hacer abiertamente dentro de la Casa Rosada recae en Vidal y Rodríguez Larreta. Ambos remarcaron que se tiene que pensar en mantener la Ciudad, las intendencias del conurbano del oficialismo en donde se pondera la gestión y confluir con la UCR para los municipios del interior bonaerense, como en otras provincias donde todavía se pueden sumar legisladores provinciales y nacionales que se puedan sumar. Es el primer paso para un macrismo sin Macri, y sin Peña.

Temas

  • Mauricio Macri
  • Críticas
  • Discurso
  • Mesa chica

Comentarios

Fue anoche en Olivos. Además del plan para octubre y los incentivos para la clase media, se habló de lo que podría pasar después de las elecciones.