Secciones
Elecciones 2019

"Vamos a volver" y ministros "cercanos": Macri arrancó con las marchas del "Sí se puede"

En Barrancas de Belgrano se llevó adelante la primera convocatoria. Todos los detalles.

Ministros entre la gente, seguridad invisible con amenazas de infiltrados kirchneristas, un discurso para los propios y algunas perlitas más; así fue el resumen de la primera jornada de la marcha del “Sí se puede” que realizará el presidente Mauricio Macri, en donde recorrerá 30 ciudades en 30 días con el eje puesto en su campaña para la reelección.

Lee más. Macri y Vidal estuvieron juntos en un acto en Florencio Varela, donde vivía el obrero fallecido en Ezeiza

El sábado fue el inicio en Barrancas de Belgrano, en la Ciudad, en donde el jefe de Estado tuvo un buen desempeño en las PASO. “Eso va a tener que ver. Van a visitar todos lugares en donde nos fue bien”, explican cerca de su entorno.

¿Cuánto vale la verdad?
El periodismo de calidad necesita de la ayuda de los lectores. Tu apoyo es fundamental.

“Sé que el último año y medio fue muy difícil y que ustedes, la clase media, hicieron mucho sacrificio. Y los escuché, los entendí. Lo que viene es distinto, viene el crecimiento, el trabajo, la mejora del salario”, aseguró Macri durante el primer encuentro que tuvo lugar en Barrancas de Belgrano. Junto a Macri también hablaron el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el vicejefe, Diego Santilli, la diputada nacional Elisa “Lilita” Carrió y el candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto.
 
“Estamos orgullosos de la ciudad que tenemos, la soñamos juntos y llegó. Demostramos que sí se puede, que lleva tiempo y esfuerzo. Esta misma transformación que vemos y disfrutamos en la ciudad es la que está llevando Mauricio en toda la argentina”,  dijo Rodríguez Larreta.

"Vamos a volver"

La llegada de Macri al lugar tuvo una planificación especial. Arribó a bordo de una formación del tren Mitre. En la parte superior de la nueva estación Belgrano C lo esperaba un funcionario de la Ciudad, que por estas horas partirá al Norte para empezar a coordinar lo que serán las visitas allí. Cuando lo vio a Macri, y a modo de distensión, entonó el cántico kirchnerista “vamos a volver” lo que hizo que el presidente lo chicanerara. Junto a él estaban su vocero, Iván Pavlosky, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el Secretario General, Fernando De Andreis.

Ellos fueron recibidos por José Luis Acevedo y Ariel Montanaro. Mientras tanto el subsecretario de Trabajo, Ezequiel Jarvis;  el secretario de Atención y Gestión Ciudadana, Facundo Carrillo; el subsecretario de Fortalecimiento Familiar y Comunitario, Maximilano Corach; el coordinador del Consejo Federal del Trabajo, Mariano Casabella; el presidente de la Comuna 5, Marcelo “Chelo” Bouzas; el secretario de Integración Social para Personas Mayores, Sergio “Chiche” Constantino; la subsecretaria de Gestión Comunal, Marina Hernández;  y el presidente del Ente Único Regulador de Servicios Públicos de la Ciudad, Alejandro Ameijenda, corrían de aquí para allá para estar en todos los detalles.

Es que por primera vez en el PRO se decidió no usar vallas y la contención fue armada con diferentes militantes. Una vez que Macri salió de la estación de tren sólo frenó su marcha hacía el escenario para abrazar a Ameijenda, a quien conoce desde la génesis del Compromiso por el Cambio.

Lee más. Macri continúa en la búsqueda de seducir a la clase media: las claves del nuevo proyecto de ley de alquileres

 

Mostrar a los ministros cerca

“Vamos a dar una vuelta entre la gente”, le dijo a un actual un funcionario porteño uno de los ministros nacionales con mayor llegada a Macri; es que una de las premisas centrales es que cada uno de los titulares de cartera (lo más conocidos sobre todo) se mezclen entre las personas que asistieron.

Quién más difícil la tuvo fue la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que fue por lejos la que mayor cantidad de pedidos de fotos y saludos recibió. “Es una rockstar, es así”, comentó uno de los funcionarios de su riñón que tuvo que formar parte de una círculo de contención para intentar ordenar la avalancha de personas que querían saludarla.

La orden, que bajó directamente desde Presidencia, fue cumplida hasta por los secretarios, subsecretarios y hasta legisladores. El que más lo disfrutó fue el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que llegó caminando junto al candidato a senador nacional, Martìn Lousteau, luego partió hacia Mendoza para acompañar al radicalismo en una elección clave.

La seguridad del evento

La seguridad fue un tema clave que también generó sus internas durante la semana. Es que la idea central de un Macri cerca de la gente sin custodia en un espacio tan abierto era un eventual riesgo. Es por eso que se orquestó un fuerte operativo “invisible” con varios efectivos policiales escondidos entre los manifestantes. Incluso en un momento en foco estuvo puesto en encontrar a un supuesto manifestante kirchnerista que habría sido reconocido por una señora “porque lo vio en una marcha”, según reconstruyó este medio.

Entre los considerandos que hicieron cerca del Presidente hubo uno en particular: el hablarle al votante que ya se tiene. “Lo tendríamos que haber hecho en La Matanza, en algún lugar donde nos haya ido mal”, se quejó uno de los armadores territoriales del oficialismo. 

La Marcha del Sí se puede continuará el lunes 30 de septiembre en Junín provincia de Buenos Aires. El martes, 1° de octubre llegará a Río Primero,Córdoba. El miércoles, 2 de octubre, el presidente recorrerá las localidades de Esperanza, Rafaela, Humboldt y Nuevo Torino, en Santa Fe. El jueves será el turno de Entre Ríos, donde la marcha pasará por Concepción del Uruguay y La Paz. 
 

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Temas

  • Mauricio Macri
  • marcha
  • Ministros

Comentarios