Secciones
Política

¿Vuelve la Cadena Nacional? Alberto viaja a Israel y Cristina asume la presidencia por cuatro días

El presidente participará mañana de un encuentro con Vladimir Putin, Emmanuel Macron y Benjamín Netanyahu. La semana que viene viaja al Vaticano

El presidente Alberto Fernández viajará a Israel este martes en la que será su primera visita oficial al exterior desde que asumió en el cargo el 10 de diciembre. Participará del Foro Internacional de Líderes en Conmemoración del Día Internacional de Recordación del Holocausto y la Lucha contra el Antisemitismo, y de la comitiva forma parte el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Por la ausencia de Fernández, Cristina Kirchner asumirá la presidencia hasta su regreso.

Fernández partirá rumbo a Jerusalén este mediodía, a las 14. Desde ese momento, la presidencia de la Argentina quedará en manos de la vice y ex mandataria. Sin embargo, no tendrá una gran actividad ni están previstas exposiciones en público durante los cuatro días en que ocupará el cargo que supo tener por ocho años. No asistirá a la Casa Rosada - donde no tiene despacho - ni al Senado, donde están sus oficinas.

En paralelo, la actividad de Fernández en Israel tendrá un importante capítulo este miércoles, cuando el presidente participe de una cena con el resto de los mandatarios que viajarán al Foro, entre los que se encuentran el ruso Vladimir Putin, el francés Emmanuel Macron y el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu. Fernández también mantendrá un encuentro bilateral con el presidente israelí, Reuven Rivlin. El jueves será la visita a Yad Vashem, el Museo del Holocausto de Jerusalén.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Mientras Cristina Kirchner conduce las riendas del Ejecutivo en la Argentina, la comitiva que acompaña a Fernández está integrada, además del gobernador Kicillof, por el canciller Felipe Solá, el embajador argentino en Israel, Sergio Urribarri, el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y el diputado y ex embajador argentino en el Vaticano, Eduardo Valdés, un íntimo amigo de Fernández y Cristina.

El presidente y la vice se encontraron la semana pasada tras el regreso de Cristina de La Habana, Cuba, a donde viajó para visitar a su hija Florencia antes de fin de año. Cenaron en la Residencia de Olivos y en ese encuentro Alberto le planteó acerca de la invitación para viajar a Israel, así como la agenda internacional y cuestiones locales como el envío de proyectos para tratar en extraordinarias en el Congreso.

Hasta la semana pasada, el primer viaje de Fernández estaba previsto para el Vaticano, donde mantendrá un encuentro privado a solas con el Papa Francisco en la Biblioteca de la Santa Sede el 31 de enero. En el encuentro con Cristina, Alberto definió cambiar los planes y hacer el viaje a Jerusalén.

El viaje a Israel ocurre en medio de dos hechos clave: en primer lugar, este fin de semana se cumplió el quinto aniversario de la muerte del fiscal Alberto Nisman. En el documental estrenado recientemente por Netflix, Fernández asegura que aún tenía dudas de que hubiera sido un suicidio. Ese testimonio, grabado tiempo antes de ser candidato a presidente, cambió por completo y días atrás el mandatario aseguró que "las pruebas no dan lugar a pensar que fue un asesinato". Este sábado hubo marchas para exigir Justicia con un fuerte protagonismo de la oposición que volvió a embanderar como propia la causa de la muerte del fiscal del caso AMIA. 

El otro de los aspectos importantes es la cuestión de la deuda: Israel es el principal aliado de los Estados Unidos, el socio mayoritario en el directorio del Fondo Monetario Internacional. No es casual la presencia del presidente argentino, antes de que se comience la renegociación, con los líderes mundiales que eventualmente podrían ofrecer un apoyo clave para avanzar en una salida a las millonarias obligaciones en dólares que debe cumplir el Estado argentino.

UNA ASISTENCIA ANTES DE PARTIR

Ayer el presidente se reunió en la Casa Rosada con los gobernadores de Santa Fe, Entre Ríos y Formosa, para acordar el pago de anticipos por más de $1.300 millones que la ANSES le adeuda a las provincias, en un contexto muy complejo de endeudamiento y metas por cumplir en todos los distritos.

“Nos pusimos de acuerdo para cancelar la deuda que tenía la ANSES por adelantos con las tres provincias, que es una herencia del gobierno anterior que estaba impaga”, aseguró el titular de la ANSES, Alejandro Vanoli. La deuda se pagará en dos cuotas. En el caso de Entre Ríos, la deuda asciende a $464 millones, mientras que en el caso de Santa Fe son 774 millones y para Formosa corresponden 158 millones.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!