Secciones
Aborto: el Misoprostol aumentó el 460 % en tres años y su precio es prohibitivo para gente de pocos recursos
Política

Aborto: el Misoprostol aumentó el 460 % en tres años y su precio es prohibitivo para gente de pocos recursos

Es la droga que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Cuesta 1000 pesos más que hace un año y casi 3000 más que hace tres años. 

El precio se multiplica día a día: el Oxaprost, el único medicamento que incluye el misoprostol, aumentó nada menos que un 450 por ciento desde noviembre de 2015. Según contó el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, una caja de Oxaprost cuesta hoy nada menos que 3.400 pesos, contra los 611 que costaba hasta hace poco menos de tres años. El Misoprostol es el medicamento que la Organización Mundial de la Salud recomienda para un aborto seguro. El único laboratorio que produce el medicamento en la Argentina es Beta y tiene una posición monopólica que le permite regular libremente los precios. La cifra es prohibitiva para mujeres de escasos recursos, en la medida en que ante la ilegalidad del aborto, no puede serles prescripta por las obras sociales.


Misoprostol
Misoprostol en el centro del debate.

El misoprostol se comercializa en la Argentina como analgésico o para problemas gástricos: la fórmula incluye diclofenaco. Los especialistas aseguran que lo ideal para interrumpir un embarazo sería un medicamento que contuviera sólo misoprostol. Sin embargo, aseguran que, aún de ese modo, el medicamento sirve. 

En agosto de 2017, la abogada María Elena Barbagelata había presentado una denuncia ante el Inadi: alegaba que " El excesivo e injustificado costo del medicamento directamente imposibilita su compra, discriminando a todas las mujeres en general, pero en particular a las más pobres, a quienes padecen discapacidad y a las niñas y adolescentes”. Por entonces, el Oxaprost costaba 2.479 pesos. Ahora cuesta 1000 pesos más que el año pasado. Cada caja tiene 16 comprimidos: alcanza con 12 para inducir un aborto.

El altísimo precio y el hecho de que por cada caja "sobren" cuatro pastillas, determina un "mercado negro" que abarata costos pero disminuye los controles: el medicamento puede no ser el mismo que al paciente le dijeron que era. 

Mientras el Senado debate si sanciona o no la legalización del aborto, cabe mencionar esa dificultad económica, que perjudica a las personas que menos tienen y que acaso con un marco legal más adecuado podría resolverse. De hecho, si el aborto fuera legal, incluso el Estado podría producir la droga.

Temas

  • Abuso
  • aborto
  • Misoprostol
  • Debate en el Senado

Comentarios