Secciones
Política Debate del aborto

Cuáles son las planes secretos del Gobierno más allá de la discusión por la ley del aborto

El Gobierno ya tiene definido avanzar con la implementación del protocolo de aborto no punible en las provincias que todavía no lo implementaron. 

Por Gonzalo Prado

El debate por la despenalización del aborto en la Cámara de Diputados por estas horas genera incertidumbre por cómo se definirá la votación, debido a que en principio se está en un empate técnico. Esto quiere decir que la votación  se encuentra prácticamente abierta a cualquier escenario ya sea la aprobación, el rechazo o el voto desempate del presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó.


La foto del escritorio de Monzó antes de abrir el debate.

Tal y como se encuentra la situación hay tres escenarios posibles. Big Bang te describe al detalle cada uno de ellos.

 

Se aprueba y se gira al Senado

En la Cámara Alta si bien hay un nivel de volatilidad similar a la que se tiene en Diputados, fuentes parlamentarias explicaron que prima, en un principio, el rechazo a la normativa. Los actores de más peso dentro del interbloque de Cambiemos, la vicepresidenta Gabriela Michetti, el presidente provisional, Federico Pinedo, el titular del interbloque, el radical Luis Naidenoff, se oponen a la despenlización.

En el peronismo federal, el titular del bloque Miguel Ángel Pichetto ya adelantó que votará a favor si el proyecto tiene media sanción y llega a la Cámara Alta. Sin embargo fuentes parlamentarias adelantaron que la intención del senador no es “trabajar” el proyecto.  Desde su entorno negaron cierta situación. "Si llega, en nuestro bloque la decisión será según la conciencia de cada senador", explicaron. Hoy por hoy, en el poroteo, la negativa a votarlo es mayor. De caerse el proyecto no podría volver a tratarse hasta el 2019 debido a que el reglamento de ambas cámaras prohibe que un mismo proyecto tenga un tratamiento repetido. 

Si no se aprueba en Diputados

La paridad de la votación hizo que desde la Casa Rosada buscarán desligarse de cualquier rol que podría llegar a ocupar. "El debate está en el Congreso. De ahí saldrá si continúa o se suspende el proceso que habilitó el presidente", precisaron fuentes oficiales. Sin embargo lo cierto es que el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, ya acordó una agenda para impulsar la aprobación del protocolo de aborto no punible en las provincias que todavía no lo reglamentaron. Esta situación también se dará, según le dijeron a Big Bang fuentes al tanto de la operatoria, si no llega a ser aprobado en el Senado. La medida fue confirmada también por algunos ministros de Salud provinciales que sostuvieron que desde la cartera nacional adelantaron esa cuestión en el último. "El escenario cambió. Esto nunca se trató ni se habló durante tiempo. Las provincias que antes no cumplían con el protocolo no van a poder ahora. Y en ese sentido vamos", agregaron. 

Dicho protocolo tiene su origen en el fallo "F.A.L" de la Corte Suprema en 2012 en el cual el máximo tribunal consideró que la interrupción del embarazo no es punible cuando se trata de un caso de violación. La demanda se inició en 2010 cuando una adolescente de 15 años interrumpió su embarazo que había sido producto de la violación de su padrastro. Se trató de la confirmación de la sentencia que había realizado el Tribunal Superior de Justicia de la provincia de Chubut, en donde sucedió el caso.

El ministro de Salud, Adolfo Rubinstein.

En lo que respecta a la cuestión parlamentaria también la discusión quedará frenada hasta el año que viene. La cuestión central que ninguna fuente parlamentaria o del Ejecutivo pudieron especificar es si se buscará tratarlo durante un año electoral. Mientras tanto, hay quienes especulan que la Casa Rosada podría llegar a tener un rol protagónico a último momento con los indecisos, algo que fue negado por fuentes oficiales.

Por el caso de la nena de 10 años embarazada, Urtubey adhirió al protocolo de aborto no punible

El plan paralelo del Gobierno

En conjunto con la presión para que las provincias que aún no reglamentaron el protocolo de aborto no punible, entre ellas la provincia de Buenos Aires, se buscará avanzar con otros proyectos. Desde hace dos años que los ministerios de Salud, de Educación, y de Desarrollo Social se encuentran abocados a un plan para centralizar los esfuerzos para disminuir el embarazo adolescente no deseado. "Es un problema que está en aumento y así lo muestran las estadísticas", explican. Lanzado recientemente en doce provincias, pero a modo piloto para luego extenderlo a todo el país, el objetivo es que los tres principales planes que hay en cada uno de las mencionadas carteras, con la Secretaria Nacional de la Adolescencia y la Familia a la cabeza, realicen un trabajo en conjunto para buscar la plena aplicación de la ley de educación sexual sancionada en 2006.

La idea fue consensuada hace dos años por la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y los ex ministros de Educación y Salud, Esteban Bullrich y Jorge Lemus respectivamente.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, una de las impulsoras del proyecto de educación sexual.

"El punto es organizar un poco mejor la ley que se sancionó en 2006 porque los resultados muestran que no se aplicó bien. Se va a hacer mucho énfasis en diferentes etapas para llegar a tener una educación integral en la materia", precisaron fuentes al tanto de la operatoria que sostuvieron que el reclamo de una mejor educación sexual de quienes están a favor y en contra en el Congreso les brindó el argumento necesario para que ninguna provincia se pueda negar a colaborar. Uno de los puntos neurálgicos será el norte del país en donde se dan los picos más altos en cantidad de embarazos adolescentes no deseados. En los tres ministerios buscaron remarcar que el proyecto no tiene nada que ver con el contexto actual del Congreso. "El plan se encuentra en marcha y Macri recién habilitó la discusión hace poco. No es algo que armamos por la situación actual", precisaron.

 

Bonus track: la reforma del Código Penal

Para que se trate este año todavía queda otra chance pero que habilitaría solamente la despenalización parcial del aborto. Se trata del nuevo Código Penal que será presentado este año en el Congreso por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano. En la reuniones de la comisión que se creo para su elaboración, se determinó que solamente queden exentos de pena de prisión los casos que se hayan producido como consecuencia de una violación o en los que corra riesgo la salud de la madre.

 

Temas

  • Debate del aborto

Comentarios