Secciones
Política barbarie

El Estado Islámico quemó vivo a un rehén

 Se trata del piloto jordano que había caído en su poder cuando realizaba vuelos de reconocimiento sobre la ciudad que el EI había establecido como sede de su califato. Hace tres días decapitaron a dos japoneses. 

Por BigBang

Yihadistas del Estado Islámico aseguran, en un video difundido este martes en internet, haber quemado vivo al piloto jordano que había caído en su poder cuando realizaba vuelos de reconocimiento sobre la ciudad que ISIS ha establecido como sede de su califato.

Las imágenes difundidas son explícitas y grafican el sufrimiento del hombre por cuya vida el gobierno jordano había aceptado intercambiar a la terrorista Sajida al Rishawi, quien está en el corredor de la muerte de las cárceles de Amán.
En un principio, el Ministerio de Comunicación del gobierno jordano declaró "estar listo" para liberar a la mujer que pretendía rescatar ISIS, pero ni en el caso de Al Kasasbeh ni en el de los dos japoneses que los yihadistas decapitaron en las últimas semanas las negociaciones tuvieron éxito alguno.
El intercambio público de mensajes entre Raqqa y Amán incluyó una retórica en la que los jordanos terminaron por amenazar con asesinar a todos los prisioneros de ISIS que tienen en sus manos. El desenlace de este hecho vuelve a demostrar que los extremistas sunitas no tienen límite en su sed de sangre y en su necesidad de demostrar poder.