Secciones
Política

El Gobierno busca ahora compartir el costo político del ajuste y mandar una señal al FMI

El anuncio de un gran acuerdo político que realizó hoy el jefe de Gabinete, Marcos Peña, conlleva varias aristas de cara al próximo mes.

Por Gonzalo Prado

Superado el desafío del supermartes en forma exitosa, por la renovación del vencimiento de las Lebacs y un freno al dólar, el Gobierno sigue con los cambios. Después de haber sido criticado por su cierre en sí mismo y la falta de acuerdos con otro espacios, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció que Cambiemos va a llevar adelante la convocatoria a un diálogo nacional para la discusión del Presupuesto 2019.


"Creemos que el marco para un gran acuerdo nacional es el Presupuesto 2019", aseguró Peña al salir de la reunión de Gabinete. "Allí nos tendremos que sentar -siguió Peña- todas las partes, con una enorme apertura, generosidad y responsabilidad para no mentirle más a la gente, porque no podemos seguir pensando eternamente que la culpa es de otros".

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció hoy un pacto nacional para el Presupuesto 2019.

El anuncio, según pudo saber Big Bang de altas fuentes oficiales, tiene dos objetivos centrales. El primero es compartir el gasto político del ajuste en 2019 para la reducción del déficit fiscal. El oficialismo buscará que todos los frentes con representación en el Congreso se expidan en la necesidad de avanzar hacia un acuerdo macro para regular el gasto público y restringir aún más el gasto en la política. El segundo punto es mandarle una señal al Fondo Monetario Internacional (FMI) durante las negociaciones que comenzarán en breve (el viernes el fondo empezará a analizar el caso argentino) de que hay un mayor compromiso en el cuidado del erario público.

En medio de la crisis, Macri vuelve a la política: perdona a Monzó y le da más aire a Frigerio

"No es un marcha atrás", le respondieron en la Casa Rosada a la pregunta sobre si se trató de la invitación a un pacto macro para otras políticas. "Sólo va a ser para el presupuesto", remarcaron. El regreso del ala política tuvo que ver mucho con esta decisión de apertura, aunque sea por un tema específico. El ministro de Interior, Obra Pública y Vivienda, Rogelio Frigerio, junto al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, sostienen desde hace tiempo, como también lo hacen otros actores dentro de Cambiemos, que se debe abrir la cancha en busca de mayores consensos para hacer funcionar el Congreso. Las tres sesiones por las tarifas fueron un caso testigo de eso. 

La estrategia de Macri para afrontar la semana más compleja desde que asumió

En lo pasillos de la Casa Rosada todavía se encuentra fresco el intento fallido, en dos ocasiones, de sacar la reforma a la Ley de Capitales. Ese escollo, aunque en menor medida, es utilizado para explicar los motivos detrás de la corrida cambiaria que existe desde hace diez días. 

Macri hoy en la Rosada después de un evento junto a Vidal.

El segundo motivo, la señal al FMI, tiene como intención dejar por sentado la postura de que hay una idea de austeridad fiscal que excede al actual oficialismo. Sin embargo, por ahora no está claro que bloques acompañarán la medida, en especial en Diputados. En el Senado ayer los titulares de las respectiva bancadas se llevaron un pantallazo general, además la puerta de negociación con los gobernadores siempre es una cuestión central en la Cámara Alta.

En Diputados la cuestión es más compleja. Hay sectores con los que directamente, aunque se haga el ofrecimiento, Cambiemos ni se sentará a discutir. Se trata de la Izquierda, la cual no aprobaría un ajuste por cuestiones ideológicas y de plataforma partidaria, y el kirchnerimo más duro. "El tema pasa por el peronismo federal y parte del massismo. La cuestión va a ser cómo se encare, porque va a ser una negociación dura", explican altas fuentes de la Cámara Baja.

El espaldarazo a Monzó y a Frigerio también va en ese sentido, según explican. Ahora ambos tendrán más peso aún a la hora de negociar. "El regreso del ala política quedó más que plasmado ya", sostuvieron en el radicalismo en donde remarcaron no sólo la convocatoria al ex presidente de la UCR y ex senador Ernesto Sanz, sino también al "hermano de la vida" del presidente Macri, Nicolás "Nicky" Caputo, a la Casa Rosada hoy. Dicha ala empezará, según cuentan, a ganarle más espacio a los más técnicos, entre ellos el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, sobre el cual comienzan a aparecer fuertes críticas internas.

Comentarios