Secciones
Imagenes para contenidos

Imagenes para contenidos

Política Dudas y contradicciones

El caso Nisman, empantanado y lejos de resolverse

A poco más de un mes, no se sabe si se mató o lo mataron. Testigos que se desdicen, pericias dudosas, investigaciones paralelas, ingerencias poliíticas, personajes clave que callan más de lo que dicen. ¿Algún día se sabrá la verdad? Las claves de una causa que conmueve al mundo.

Por BigBang

¿Suicidio u homicidio?
Esa sigue siendo la principal duda del caso. A poco más de un mes, la causa de la muerte de Nisman sigue siendo un misterio. La fiscal Fein no se anima a afirmar si el fiscal se mató. 

Investigación paralela
La jueza Sandra Arroyo Salgado, ex de Nisman, inició una pesquisa simultánea, contratando a peritos destacados, como Osvaldo Raffo y Raúl Torre, que volvieron a la escena del crimen y usaron luminol, una sustancia para detectar manchas de sangre que no tenían los peritos de la Policía Federal. ¿La investigación impulsada por Salgado llegará a la misma conclusión que la de Fein?

Escena del crimen
No está claro si fue cuidada debidamente. Es las tercera cuarta parte de la autopsia, según indican los forenses. ¿Alguien movió el cuerpo? ¿Se contaminó el lugar? ¿Por qué la fiscal Viviana Fein permitió el ingreso de Sergio Berni? Son interrogantes sin respuestas.
 

El rol de Lagomarsino
El técnico electrónico que colaboraba con Nisman sigue siendo un enigma. Por empezar, deja dudas su rol las horas previas a la muerte. El hecho de prestarle y enseñarle a usar el revólver calibre 22, y las sospechas que hay sobre él sobre si era un agente de la SIDE.

Testigo contradictoria
Natalia Fernández pasó de ser la testigo que iba a dar el giro a la causa a una probable farsante. Dijo que había cinco casquillos de bala, que la dejaron pasar al baño donde apareció muerto el fiscal y que los pesquisas se burlaban de todo y querían irse a su casa. ¿Testigo plantada o delirante? Otra duda.

Las últimas llamadas de Nisman
En busca de nuevas pruebas, Fein analiza el contenido de los tres teléfonos celulares que tenía Nisman, más un aparato Nextel que permite comunicaciones por radio. Allí, en sus últimas comunicaciones, podría haber claves sobre las circunstancias que derivaron en su muerte.
 
Sin cámaras
Llamó la atención que las cámaras de las Torres Le Parc de Puerto Madero no grabaran. ¿Era un problema de hace tiempo o alguien las inutilizó?

Pericia balística
Aunque el disparo coincide con un hipotético suicidio, en los dos barridos electrónicos que le hicieron a Nisman no detectaron pólvora. Más allá de eso, no quiere decir que no haya disparada el arma.

Las contradicciones de los custodios
Otro misterio sin resolver son las declaraciones de los custodios. Dos de los custodios, los afectados a la seguridad de Nisman el día que fue encontrado muerto, incurrieron en varias contradicciones en sus versiones ante la Justicia.
Se trata del suboficial superior Armando Niz y del sargento Luis Miño. Mientras que Niz aseguró que a las 14.30 tocaron el timbre del departamento de Nisman, Miño informó que lo hicieron recién a las 17. La segunda contradicción radica en el lugar donde, dijeron, estacionaron su patrullero: mientras que Miño informó que habían estacionado en el subsuelo (debido a la lluvia) donde hay inconvenientes de señal para recibir llamadas telefónicas, Niz dijo que esperaban en el estacionamiento de cortesía del complejo Le Parc.

Idas y vueltas de la fiscal
Viviana Fein salió a rectificarse y aclaró que la versión periodística que indicó que en el departamento de la torre Le Parc se halló una versión inicial de la denuncia de Alberto Nisman que solicitaba la detención de la presidente Cristina Kirchner era verdadera.

Los dichos de Stiuso
El espía retirado Antonio Stiuso declaró bajo juramento que la cúpula de la Secretaría de Inteligencia (SI, ex SIDE) conocía de antemano el contenido de las escuchas que Nisman usó en su denuncia contra la Presidenta. Stiuso se fue del país porque según su abogado tiene miedo que lo maten.

La insólita hipótesis de crimen pasional
El senador kirchnerista Salvador Cabral insistió en su teoría acerca de que Nisman fue víctima de un "crimen pasional homosexual" a manos de Diego Lagomarsino. ¿Disparate o sospecha fundamentada?

Influencia política

Desde Aníbal Fernández hasta Jorge Capitanich, se han encargado de opinar y hasta de dar su hipótesis del caso, en lo que pareció ser una ingerencia peligrosa en la independencia de una fiscal. Hasta han pedido medida de puebas. Y Sergio berni, secretario de Seguridad, pocas horas después de la muerte dijo que se trataba de un suicidio.


La pista del asesino iraní
Según el site israelí de inteligencia Debkafile, Nisman fue asesinado por un supuesto desertor de la inteligencia de Irán llamado Abbas Haqiqat-Ju que se había ganado su confianza y decía tener los nombres de los culpables del atentado. Este hombre habría desactivado las cámaras, lograr que Nisman sacara su custoria y entrar en su casa. Tras darle muerte, Haqiqat-Ju escapó por el sistema de calefacción por la puerta que se descubrió en una segunda instancia de la investigación y por donde es posible conectarse con el apartamento contiguo. Antes, el supuesto asesino “había alquilado en secreto el apartamento de al lado” . Haqiqat-Ju voló hacia Montevideo, donde conectó con Dubái y finalmente con Teherán. 

Amenazas
Nisman y Arroyo Salgado habían recibido amenazas de muerte. El tenía miedo por sus hijas. De hecho, su mujer recibió una revista Noticias en la que en una foto de Nisman aparece un punto negro en la cabeza, horas antes de su muerte. 

Temas

  • causa Nisman
  • SIDE