Secciones
Política

Espionaje político y "nazismo": la respuesta de Parrilli tras los nuevos audios de Cristina

Se conocieron más conversaciones entre el ex funcionario y Fernández de Kirchner. Aseguró que es víctima de espionaje interno y recordó que fueron "conversaciones privadas".
El ex funcionario apuntó contra Macri, Lorenzetti, Lijo y Marijuan.

El ex funcionario apuntó contra Macri, Lorenzetti, Lijo y Marijuan.

El ex secretario de la Presidencia y ex secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, salió al cruce de la difusión de nuevas escuchas telefónicas en las que hablaba con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el marco de una causa por supuesto encubrimiento de Ibar Esteban Pérez Corradi por el tráfico de efedrina. Allí, la senadora cuestiona a la oposición y recomienda a un grupo de dirigentes del peronismo “que se suturen el orto”.

Parrilli apuntó al presidente Mauricio Macri, al titular de la AFI, Gustavo Arribas, al juez Ariel Lijo, al fiscal Guillermo Marijuan y el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, como autores de un “ilícito penal”. “Son quienes intervinieron mi teléfono”, sostuvo en declaraciones a Radio Con Vos. En esta línea, indicó que fue víctima de “inteligencia y espionaje interno”. “Esto es lo único que pudieron encontrar”, se quejó el ex funcionario.

Cristina, junto a su ex secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli.

Se trata de una nueva tanda de audios de conversaciones privadas entre la ex mandataria y su hombre de mayor confianza. El año pasado ya habían trascendido diálogos entre ambos, aunque en ningún caso vinculados a las causas por las que ambos se encuentran investigados. “Que estas llamadas hayan trascendido a los medios es un delito que está severamente penado por la ley, hice la denuncia y no ha avanzado, y el delito se sigue cometiendo”, remarcó.

En este contexto, recordó que se trata de “conversaciones privadas entre personas que hacen comentarios que son momentáneos”. “Tratar de darle entidad es desviar la atención”, consideró Parrilli, quien se preguntó: “¿Qué diría el periodismo si el 10 por ciento de esto hubiera ocurrido en nuestro Gobierno?”.

El ex funcionario cree que se trató de "espionaje político".

Según Parrilli, la Justicia tenía la orden de destruir las escuchas telefónicas pero eso no ocurrió. “Hicieron un trabajo para ver qué opinaba sobre tal o cual persona. Eso es inteligencia interna y está prohibido por ley, remite a las épocas del nazismo”, disparó el ex funcionario.

En esta línea, indicó que existe “espionaje político”, y sostuvo que durante su gestión al frente de la ex Secretaría de Inteligencia reconvertida en Agencia Federal de Inteligencia (AFI), se había “terminado con las escuchas e investigaciones”. “Hay un retroceso. La única que le puso el cascabel al gato fue Cristina, que terminó con la SIDE”, agregó.

Temas

  • Escuchas

Comentarios