Secciones
Política

Investigarán a la familia Moyano por maniobras de lavado y evasión

Es por los delitos de presunta evasión y lavado de dinero. La denuncia fue presentada por la Procelac y quedó en manos del juez en lo Penal Económico Rafael Caputo. 

La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) denunció presuntas maniobras de lavado de dinero entre una serie de empresas cercanas al sindicato de Camioneros que comanda el ex jefe de la CGT, Hugo Moyano. Surge después de que la Unidad de Información Financiera (UIF) revelara que investiga pagos por $100 millones entre empresas vinculadas al gremialista y Camioneros.

La denuncia fue presentada ante el juez en lo Penal Económico Rafael Caputo, con el objetivo de que se investiguen presuntas maniobras de lavado de dinero. La Procelac quiere que se certifiquen una serie de causas en la que es investigada la familia de sindicalistas, con el objetivo de unificarlas.

La Justicia investigará maniobras de evasión y presunto lavado de dinero en la familia Moyano.

Los delitos que se investigan son los de evasón impositiva, presunto lavado de dinero a través de una compleja red de empresas, cuentas y depósitos que datan desde 2008, y que incluía compras de inmuebles.

El movimiento de dinero ascendería a unos 100 millones de pesos, de acuerdo al informe de la UIF. Por eso, el juez Caputo ya delegó la investigación en la fiscal del caso, Alicia Sustaita, y dispuso una serie de medidas de pruebas para investigar cómo fueron las maniobras.

Según el informe de la UIF, entre 2014 y 2016 el dueño de OCA, Patricio Farcuh, y el gremio de Camioneros realizaron millonarios movimientos financieros que ascienden a los $ 100 millones. Una de las operaciones fue la venta del hotel Reviens, ubicado en Pinamar, por $ 77 millones, al Grupo Damasco SA, propiedad de Farcuh.

La denuncia fue presentada por la Procelac.

En su informe, la UIF señala que es posible conjeturar que Grupo Damasco hubiera sido utilizado para “circular a través de ella fondos o activos pertenecientes a otras sociedades del grupo o incluso a terceros, complejizando su operatoria y haciéndola permeable para que se genere la confusión patrimonial y financiera”.

Según Clarín, Farcuh negó haber efectuado la compra de ese hotel. Otro de los puntos llamativos de la investigación es la donación de $6,6 millones que OCA le donó a la mutual de Camioneros 15 de Diciembre, y al Club Atlético Social y Deportivo Camioneros. Farcuh también se desligó de esa operación y apuntó a Camioneros, al asegurar que en el período en que se efectuó la donación no se encontraba administrando “de hecho” a la empresa.

“Se transfirieron los cheques cuando me usurparon la compañía”, sostuvo el empresario. Ocurre que Farcuh y Camioneros mantiene una fuerte disputa por el control de OCA. Tanto es así que el propio empresario denunció tiempo atrás que el sindicato había tomado el control de la compañía.

Temas

  • Hugo Moyano

Comentarios