Secciones
¿para tanto?

"A Vidal y a mí sí nos podrían haber matado": cómo fue el ataque con el que Macri ninguneó el atentado a CFK

Fue en 2016, poco después de asumir. Los manifestantes fueron reprimidos.

La dinámica de la política argentina cambió mucho luego del atentado que sufrió la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner el primero de septiembre frente a su departamento en el barrio de Recoleta. La imagen de Fernando Sabag Montiel y el ruido del gatillo accionándose dos veces, fue un baldazo de agua fría para gran parte de la opinión pública local e internacional.

Aunque no parece haber sido así para muchos de los sectores opositores, que se desesperan ante la posibilidad de que la situación mejore el desempeño electoral oficialista. Al menos, eso es lo que demostró el expresidente Mauricio Macri ayer durante la entrevista que le realizó Luis Majul en La Nación +.

"Queda claro que es algo individual de un grupito de loquitos, y que no está orquestado políticamente. Por lo que he visto y he leído, es algo más que evidente", aseguró el el exmandatario.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Aunque el ninguneo a la planificación demostrada de asesinar a tiros a CFK no se quedó ahí, ya que el expresidente de Boca Juniors decidió comparar lo que le pasó a principios de mes con una situación que vivió él el 12 de agosto de 206, durante una recorrida previa a la campaña electoral de 2017

"Esto no es el atentado que tuvimos con (la exgobernadora) María Eugenia (Vidal) en Mar del Plata, cuando apenas comenzaba mi gobierno, que nos pudieron haber matado. Las piedras que tiraban esas cientos de personas que fueron movilizadas ahí para agredirnos", relató Macri.

El escenario con el que el hijo del empresario Franco Macri decidió contrastar lo que le pasó a CFK, es evidentemente muy lejano a la realidad que describió. En esa oportunidad la Policía Bonaerense dispersó con gases y balas de goma a los manifestantes.

Además, aunque al comienzo dieron por hecho que Vidal había estado durante la agresión, se comprobó que ella ya no se encontraba en la comitiva cuando se dio el ataque, porque ya había partido hacia La Plata para continuar desempeñándose como gobernadora.

En aquellos años donde los grupos opositores coreaban "Macri basura, vos sos la dictadura" en cada acto que podían, los vehículos donde se transportaba a las principales figuras de la política nacional eran indefectiblemente blindados. Algo que parece haber omitido el expresidente cuando comparó lo sucedido con el intento de homicidio que sufrió CFK.

Aunque las 14 toneladas de piedras que los manifestantes arrojaron a la Policía en el  Congreso en 2018 hubieran caído una tras otra sobre el auto oficial donde estaba Macri, el daño jamás hubiera llegado adentro.

La oposición se queja de la utilización política que el oficialismo le da al atentado sufrido por la Vicepresidenta, aunque aprovecha para victimizarse por hechos mucho menores, incomparables desde ningún punto de vista, con la planificación y ejecución de un intento de homicidio.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!