Secciones
Política

Aborto: tras las declaraciones de Michetti, recrudece la interna dentro de Cambiemos

La vicepresidenta dijo que no debiera ser legal ni siquiera en casos de violación. Sus dichos le valieron durísimas críticas dentro del oficialismo.

La interna dentro de Cambiemos que surgió en medio del debate por la despenalización del aborto volvió a calentarse este fin de semana, luego de las declaraciones de la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien reiteró su postura contra la legalización y fue aún más allá, al expresar que no hubiera permitido la interrupción del embarazo ni siquiera en casos de violación.


Se trata de un nuevo capítulo en la interna dentro del oficialismo. La frase de la vicepresidenta durante la entrevista con el diario La Nación le valió críticas fuera y dentro y su espacio. Pero en verdad, la primera fase del cruce entre quienes apoyan y quienes rechazan la legalización quedó expresada días antes de la media sanción en Diputados cuando legisladores, ministros y funcionarios del Gobierno se sacaron fotos tanto a favor como en contra frente al Congreso de la Nación.

Michetti fue cuestionada por propios y ajenos tras sus dichos sobre el aborto.

"Entiendo el drama que significa, pero hay tantos dramas en la vida que uno no puede solucionar que no me parece que porque exista ese drama, digamos que a uno se le terminó la vida. O sea, podés dar en adopción el bebé y no te pasa nada. Eliminar a una persona ya concebida y no dejarla vivir... frente a ocho o nueve meses de embarazo... La verdad, no me parece. Digo, hay personas que viven cosas muchísimo más dramáticas y no las pueden solucionar y se las tienen que bancar. No sé, qué sé yo. Para mí la vida es el derecho más importante de todos", sumó al respecto", dijo Michetti

Repudio masivo a los dichos de Michetti, "la señora papelones", sobre la despenalización del aborto

Ahora, tras los dichos de Michetti no tardaron en salir a responderle dirigentes de Cambiemos que se expresaron claramente a favor del proyecto. De hecho, uno de los impulsores, Daniel Lipovetzky, aseguró que cuestionar el aborto no punible por violación sería un “retroceso”, y que se trata de otorgar más derechos y no restringirlos.

“Cuestionar eso es un retroceso y no coincido, en el proyecto que tiene sanción de Diputados no se ha cambiado esa relación y solamente se agregó un inciso que permite aborto por causa de incompatibilidad de vida extra uterina”, sostuvo esta mañana el diputado oficialista en declaraciones a FM La Patriada.

El cruce a Michetti vino por todos los costados. Desde opositores a favor de la legalización hasta las actrices que impulsaron y le dieron fuerza a las movilizaciones a favor de la legalización. Dentro de Cambiemos, hoy la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, se sumó a las críticas con un sugestivo mensaje vía Twitter.

“Qué suerte que me desperté en el Tercer Milenio hoy”, publicó la funcionaria, en referencia a las críticas que recibió Michetti por querer ir más atrás de 1921, cuando fue aprobado el Código Penal, que ya en aquel entonces incluía el artículo 86, que establece el aborto no punible para casos de violación.

En este clima, el proyecto comenzará esta semana ser debatido en el Senado de la Nación, donde si llegara a haber un empate, será la propia Michetti quien debería desempatar. Por ahora, el poroteo que manejaban entre los senadores que rechazan el proyecto marca 30 votos en contra, 26 a favor y 14 indecisos. El 1° de agosto se emitirá dictamen y el 8 será tratado en el recinto.

La crítica a Michetti es porque no se mantuvo distante del debate, sino que marcó su postura en varias ocasiones, a diferencia de lo que hizo su par de la Cámara de diputados, Emilio Monzó. La semana pasada, tanto opositores como oficialistas cuestionaron a la vicepresidenta por intentar girar el proyecto a cuatro comisiones, lo que, explicaban, demoraría el debate. Finalmente se acordó que sea enviado a tres.

Para Lipovetzky no debería ser Michetti la que lidere la “posición contraria al proyecto habiendo otros senadores por el rol institucional” que tiene la vicepresidenta. La radical Brenda Austin, de Córdoba, también se sumó a las críticas a Michetti, donde compartió datos sobre embarazo adolescente y puntualizó: “Vergüenza ajena. Nada más. Algunos no entendieron nada”.

Ese mensaje fue replicado, a su vez, por otras dos diputadas oficialistas que militaron el proyecto de despenalización, como Karina Banfi y Silvia Lospennato.

Temas

  • Polémica
  • Gabriela Michetti
  • Silvia Lospennato
  • Daniel Lipovetzky
  • Karina Banfi

Comentarios