Secciones
Política

Acuerdo con el FMI: por qué esperan cerrarlo esta semana y el deadline de marzo

La estrategia apunta a evifar el pago del vencimiento de más de USD 2.000 millones de marzo.

La administración del presidente Alberto Fernández espera poder cerrar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) la semana entrante para así poder avanzar con el tratamiento en el Congreso después de la apertura de las sesiones ordinarias el primero de marzo.

La información fue divulgada anoche por altas fuentes oficiales, pero todavía no hubo una respuesta por parte de las autoridades del Fondo, cuyo board mantuvo una reunión esta semana en donde trató la situación Argentina y rubricó algunas de las condiciones que tendrá el acuerdo debido a su excepcionalidad por el monto, al igual que pasó en 2018 con Mauricio Macri

La necesidad de que esté listo cuando antes para su tratamiento en el Congreso no es un mero capricho de la Casa Rosada; responde a que se estima se necesitará al menos un mes de debate y el tiempo apremia: a fines de marzo hay un vencimiento de más de USD 2.000 millones para los que el Gobierno no cuenta con fondos. El plazo después de su no pago es de un mes para evitar caer en default. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Es por esto que quieren tener todo listo para conseguir esos fondos y empezar a rollear la deuda contraída durante la administración macrista. Una de las cuestiones que también remarcó el board del FMI es que el acuerdo debe contar con el visto bueno de la mayoría del arco político, de ahí la negociación con Juntos por el Cambio. 

Ante la expectativa de un inminente acuerdo, se espera la participación del ministro de Economía, Martín Guzmán, en la cumbre de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G-20 del año, que tiene lugar en la ciudad indonesia de Yakarta.

Allí, el Gobierno argentino insistirá con sus demandas de bajar los sobrecargos que aplica el FMI a los países con créditos excepcionales y de dar mayor flexibilidad en el financiamiento a países de ingresos medios en el contexto de la pandemia de coronavirus.

En el mismo sentido, otras fuentes cercanas a las negociaciones con el FMI, destacaron lo "importante" que resulta para la posición argentina el resultado de la reunión informal del Fondo, realizada el miércoles en Washington DC, que trató la macha el acuerdo.

El ministro de Economía aseguró el miércoles que el proyecto sobre el acuerdo con el FMI será enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo con "anexos que contendrán todos los documentos" y "cada uno de los detalles" del entendimiento alcanzado con el organismo de crédito multilateral para reestructurar la deuda de US$ 44.500 millones.

Por su parte, el vocero del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gerry Rice, había manifestado la semana pasada que el objetivo es alcanzar un "acuerdo definitivo lo más rápido posible", que ya tiene entendimientos previos en materia de subsidios a la energía y financiamiento externo.

"Las negociaciones continúan, estamos trabajando de manera muy cercana con los funcionarios del gobierno argentino para alcanzar un acuerdo de nivel de staff. Hubo un entendimiento en reducir subsidios a la energía y movilizar el financiamiento externo para mejorar la resiliencia argentina", señaló Rice.

La negociación política

Una de las cuestiones troncales en la negociación es el apoyo de los Estados Unidos que tiene el porcentaje mayoritario de acciones dentro del FMI. En este contexto, el canciller Santiago Cafiero mantuvo un encuentro público con el embajador de dicho país en Argentina, Marc Stanley.

Cafiero había compartido con el embajador Stanley las reuniones que se llevaron a cabo en Washington DC el pasado mes con el Secretario de Estado, Antony Blinken, y la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi; además de la presentación de las cartas credenciales ante el presidente Alberto Fernández.

Cafiero y Stanley repasaron el trabajo que lleva adelante la presidencia argentina en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, donde Estados Unidos vuelve a formar parte, en virtud de la amplia agenda en la materia para coordinar en el espacio multilateral.

El titular del Palacio San Martín propuso además impulsar una agenda específica para la llegada de nuevas inversiones de capitales americanos, para incrementar la oferta exportable de los productos argentinos y reducir el déficit comercial que nuestro país tiene con Estados Unidos.

Del mismo modo, analizaron el Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP) que constituye un espacio donde se reúnen los esfuerzos mundiales para prevenir la propagación de las armas nucleares, fomentar la cooperación en los usos pacíficos de la energía nuclear y promover el objetivo del desarme nuclear y el desarme general y completo.

Los funcionarios remarcaron la importancia de ambos países en la mitigación al cambio climático, promoviendo estrategias de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y de los sistemas naturales ante esta problemática.

Por otra parte, destacaron la importancia de desarrollar proyectos productivos educativos y sanitarios en América Latina y el Caribe, a partir de la vasta experiencia de ambos países y de la posibilidad que permite la Presidencia Pro Témpore que lleva adelante el presidente Alberto Fernández en la CELAC.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!