Secciones
Política

Alberto aclaró que su enemigo es "Macri", pero ratificó: "Las decisiones las tomo yo"

Qué dijo sobre la vicepresidenta y la defensa a Guzmán.

Después de dos días de silencio de radio, Alberto Fernández finalmente recogió el guante y respondió desde Madrid las críticas que el viernes le espetó la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. "Tiene una mirada parcial que desatiende que vivimos una pandemia", advirtió el primer mandatario en una entrevista al diario El País de España.

"Ella no es mi enemiga, mi enemigo es Macri", sumó, en un intento por llevar paños fríos a la dura interna que atraviesa el Frente de Todos. "Creo que es una mirada parcial, absolutamente económica, que desatiende todo lo que nos tocó pasar en el medio. Vivimos una pandemia, una tragedia que la humanidad vive muy de tanto en tanto, que se ha llevado seis millones de vidas en el mundo, más de cien mil argentinos. Y, con todo, logramos que ningún argentino se quedara sin la atención médica que necesitaba", se jactó.

Después de la defensa de la administración de la pandemia, que atravesó su gestión desde su tercer mes como presidente, Fernández resaltó que el votante de la coalición gobernante "entiende" lo sucedido. "Cuando alguien dice que nuestros votantes pueden estar decepcionados con nosotros, creo que nuestros votantes son conscientes de que tuvimos que enfrentar una pandemia con un sistema de salud quebrado por Macri y lo hicimos bastante bien", resaltó.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Logramos una inmunidad de las más altas del mundo. Nuestro votante, que vive esa realidad, entiende las dificultades", chicaneó, al tiempo que sumó: "Argentina tiene que ponerse a mirar el futuro y dejar de discutir el pasado. El pasado nos sirve para tener memoria, pero mi mirada la tengo en el futuro y creo que la mayoría de los argentinos también".

Consultado sobre la relevancia de la figura de la vicepresidenta, Alberto aseguró: "Representa en la historia algo significativo y en el presente es líder de un espacio importante. Pero hay cosas en las que no comparto su mirada. Además, he sido públicamente crítico de su gestión de Gobierno. Todo el mundo sabe que tengo una mirada diferente. Respeto lo que dice, pero pido que respeten lo que digo yo".

Atento a la posibilidad de que Cristina le dispute la candidatura a través de internas, el periodista indagó al respecto y el primer mandatario esquivó el tema con una respuesta de manual: "No estoy pensando en 2023. Estoy pensando en qué puedo hacer para que esta guerra se termine. Para 2023 falta mucho tiempo. En Argentina el reloj corre de otro modo".

"El presidente de la Nación es quien manda en la Argentina. Desde 2019 decían que yo sería un títere de ella. Pero la verdad es que yo tomo las decisiones. Eso no quiere decir que no escuche a Cristina, que desprecie su opinión. Pero la decisión la tomo yo. Y llevó mucho tiempo que se den cuenta de que yo estoy gobernando. Los debates que propongo son en este tono de voz, no necesito gestos grandilocuentes, ni maltratos", disparó.

Consultado por la continuidad de Martín Guzmán frente a las públicas críticas realizadas por un sector del Frente de Todos, Alberto aclaró: "Detesto la idea de la ratificación. Nunca fue puesto en duda. Martín es el ministro que hizo frente a las deudas privadas y con el FMI, que nos hizo crecer el 10,3%, que bajó la desocupación del 13% al 7%".

"Con todo respeto", le espetó al periodista. "Durante la entrevista me invitó a subirme a un ring a pelearme con Cristina, pero ella no es mi enemiga; mi enemigo es Macri. Y a quien tengo que pelear si quiero una Argentina más junta es a Macri, no entre nosotros".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!