Secciones
Política

Alberto en el Día de la Democracia: "No vamos a cerrar ningún acuerdo con el Fondo, a menos que sea favorable para el país"

También hablaron Cristina Fernández de Kirchner y Lula da Silva.

Hace 38 años Argentina recuperaba de forma definitiva a la democracia por la que tanto había luchado durante décadas. Hoy el país celebra. Y más de 250 mil argentinos y argentinas marcharon hacia la Casa de Gobierno para homenajear a la Patria, recordar a los que dejaron su vida por la democracia y a escuchar lo discursos del presidente Alberto Fernández, de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y también del ex presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula Da Silva y del ex primer mandatario José "Pepe" Mujica.

 

Pasadas las 19.30, Alberto, Cristina, Lula y Pepe Mujica salieron a saludar a las miles de personas que los esperaban en Plaza de Mayo. El primer en tomar la palabra fue el ex presidente de Uruguay, quien dijo: "Queridos, recuerden la fecha y cuiden lo que tienen. La democracia no puede ser perfecta porque los humanos no somos perfectos. Cuidenla. Cuidenla y no la estropeen. De todo corazón, gracias pueblo argentino, vaya mi abrazo, y vaya un humilde abrazo de todos mis compatriotas y de los que viven acá en Argentina". 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Y le dio paso a Lula con la siguiente frase: "He tenido muchos oficios. Pero hoy estreno el oficio de presentar a Lula que va a ser el próximo presidente de Brasil". Enseguida, Lula Da Silva dijo: "Es un día muy especial. Un día en el que estamos celebrando el retorno de la democracia en Argentina. Compañeros y compañeras, tuve la felicidad de gobernar Brasil en el período en el que Kirchner gobernó Argentina, en el que Cristina gobernó Argentina, tuve la oportunidad de gobernar Brasil cuando Hugo Chavez era presidente de Venezuela, cuando Evo Morales era presidente de Brasil, cuando Tábara y después Pepe Mujica gobernaban Uruguay, tuve la oportunidad de gobernar Brasil cuando el compañero Lugo era el presidente de Paraguay, Michelle Bachelet estaba en Chile y Rafael Correa en Ecuador".

 

Y siguió: "Con todos ellos se conformó el mejor momento de la democracia de la Patria Grande en América Latina. Después afirmar a todos los hombres y mujeres aquí presente vivió su mejor periodo hasta el 2012. Cuando Onasu, la Celac, que era una institución multilateral con Cuba y sin Estados Unidos, ni Canadá. He venido aquí para agradecer a cada habitante argentino cuando yo fui preso en Brasil y cuando me persiguieron. La misma persecución que me hizo ir a la cárcel fue la misma que sufrió Cristina. Quiero agradecer a cada mujer y a cada hombre, a los trabajadores, a los diputados, a las autoridades gremiales y al compañero Alberto Fernández, que tuvo un gesto que jamás imaginé. Era candidato de Argentina y pidió por mí, que era un preso político".

 

Enseguida, le dio el paso a Cristina. "Tenerlos a ustedes y volvernos a encontrar en esta plaza es muy lindo", dijo emocionada. "Quiero darles formalmente la bienvenida a Argentina y a esta Plaza de Mayo, Pepe y Lula. Esta Plaza es el escenario de nuestras grandes alegrías y también ha sido de las tragedias argentinas. Hoy se cumplen 38 de la democracia argentina y es el Día de los Derechos Humanos. Hace un rato, premiamos a las mujeres que todos los jueves, con pañuelos blancos, les daban vueltas a esas pirámides pidiendo por sus hijos. Fueron ellas y la sangre de nuestros soldados en Malvinas los que recuperaron la democracia". 

 

"Recién escuchaba a Lula y dijo que fuimos los gobiernos que protagonizamos un momento histórico. Y es así. Fue un momento único. De crecimiento económico, de inclusión social, autonomía nacional e industria nacional para tomar decisiones. Reestructuramos una deuda externa. Le pagamos al FMI, Lula y Néstor Kirchner el mismo día", siguió Cristina. Y continuó: "Hace exactamente seis años, tras 12 años y medio de gobierno, con una plaza que desbordaba y la desocupación era del 12,5% y el endeudamiento en moneda extranjera más bajo que se recuerda. Que no se hagan los giles los que dan números por televisión, bajamos la deuda en dólares, le pagamos al Fondo y dejamos el salario mínimo, vital y móvil más alto de Latinoamérica en dólares, la jubilación más alta en dólares y duplicamos la clase media. El Peronismo del 2002 al 2012, duplicamos la clase media en Argentina. Los peronistas generamos más clase media en Argentina que nadie".

Entonces, CFK afirmó en referencia al gobierno anterior: "Después se hizo la noche otra vez para la Argentina. Nada de insultos a nadie. Lo que hay que hacer es meter el voto en la urna de manera conciente. Vino la noche, Lula. Y a diferencia de lo que pasaba cuando éramos jóvenes, donde los gobiernos populares eran sacados con militares... pasó otra cosa, vinieron con las togas de los jueces. Primero condenaban en los medios y después ponían el sello en la Justicia".

 

En ese punto, Cristina contó: "Anoche cuando estábamos comiendo con Alberto, Axel, Lula y Sergio, Lula contó la cantidad de portadas que le dedicaron los diarios diciéndole que era ladrón. Enumeraba los minutos de televisión, radio y los títulos en portadas. Y yo le dije que a mí me acusaron de tener 5 asociaciones ílicitas, con mis hijos y con el resto del gobierno. Jueces que se declaraban incompetentes y reavivaban causas con cosas juzgadas o que me acusaban y después se declaraban incompetentes. Para entonces no era necesario desaparecer a nadie, o torturar con la picana. Bastaba hacerlo todos los días con tinta en las radios o micrófonos de la televisión. Y entonces no lograr la desaparición física sino la desaparición política. Esas son las nuevas formas de persecución al campa popular y democrático. Pero no importa. Acá estamos otra vez. El pueblo siempre vuelve y encuentra los caminos". 

Entonces dijo: "Alberto se encontró con un país que tenía otra al Fondo Monetario Internacional y un regalito de 44 mil millones de dólares de deuda. Y el FMI siempre ha condicionado al país. Recuerdo cuando el presidente Raúl Alfonsín asumió un 10 de diciembre recibió un país que había quintuplicado su deuda externa, con deuda externa privatizada, sin reservas en el Banco Central, con amenazas militares y 30 mil desaparecidos. Y en el año 1989, el Fondo le soltó la mano a Alfonsín y no pudo terminar su mandato. En el 2001, a otro presidente radical, el Fondo le soltó la mano y vino la crisis. Deberían despabilarse un poco los del partido centenario porque a los dos presidentes que tuvieron se los volteó el Fondo Monetario Internacional. Despabilense, muchachos. Despabílense". 

 

Y continuó: "Al que no le soltaron la mano fue al que vino después de nosotros. Le dieron guita para que ganar las elecciones. E insisten con modelos económicos que no sirven. Lo hicieron en la dictadura y no funcionó. Ganaron las elecciones y tampoco les dio resultado. Pusieron 57 mil millones de dólares y no pudieron torcer la voluntad del pueblo. Por qué entonces no se dan cuenta que los programas de hambre, las políticas de ajuste, puede ser impuestas por un tiempo pero al final siempre colapsan. Nosotros pudimos crecer durante 12 años y medio. Con errores, sí. Pero con crecimiento económico". 

 

A eso le sumó: "En épocas de libertarios. En tiempos en los que quieren libertad todos, les recuerdo que después de que Néstor le pagó al Fondo, ahí sí tuvimos libertad. Es hora de que hablemos con la experiencia y no lo que se dicen en 5 minutos de televisión. Señor presidente, creo que tenemos algunos inconvenientes. Pero ante las grandes adversidades, grandes acciones". Y agregó: "A la Argentina no le faltan dólares. Se los llevaron afuera. Necesitamos que el Fondo nos ayude a recuperar los dólares que se fueron a paraísos fiscales. Presidente, comprométase que cada dólar que se llevaron al exterior, va a volver al país. Que sea un punto de negociación con el Fondo". 

 

"Presidente, que concentre a todos los partidos con representación parlamentaria para que le digan al Fondo que no se va a aprobar ningún plan que no sirva para la recuperación económica de Argentina. Y tiene que estar la fuerza política que trajo de vuelta el Fondo a la Argentina". Y le dijo a Alberto: "Además, creo que debe conformar un gran acuerdo nacional argentino. Tenemos que abordar los problemas de esta economía bimonetaria. Tenemos que abordar el problema de la dolarización. Quienes tengamos la responsabilidad institucional tenemos que hacernos cargo. Son sueños que tengo. Sé que es difícil. Pero acordémonos de quien fuera mi compañero de vida que con apenas 22% de los votos, una deuda defaulteada, 22% de desocupación, con inmensa valentía y coraje, pudo comenzar un camino con todos los presidentes de América Latina. Por eso, este día de la democracia tiene que ser el compromiso del pueblo. Porque un presidente puede ser muy capaz o inteligente, pero necesita de la manifestación popular para defender un gobierno, sus derechos y a su patria". 

 

Cerca de las 20.20, habló el presidente: "Hoy es un día de celebración. Hace 38 años, Argentina recuperaba la democracia después de la noche más larga que le tocó vivir. La noche de la muerte y de las desapariciones las recuperamos un 10 de diciembre de 1983. Esos días, los 10 de diciembre son los días de la democracia. Por ella, miles de argentinos entregaron su vida, sufrieron la tortura, el exilio o prisiones injustas. Por eso, reivindiquemos nuestra democracia. La Argentina hoy es un símbolo de derechos humanos en todo el mundo porque ahí están las Madres y las Abuelas porque resistieron a la Dictadura cuando gran parte de Argentina no participaba en esa lucha solitaria".

 

Y le respondió a la vicepresidenta: "Tranquila, Cristina. No vamos a cerrar ningún acuerdo con el Fondo, a menos que sea favorable al país. Y sin el Fondo me suelta la mano, voy  a estar agarrado de la mano de cada uno de ustedes. La Argentina del ajuste es historia. No hay más posibilidades que eso ocurre. Recién cuando escuchaba hablar a Cristina, recordaba que hacía dos años estábamos ahí, contando lo que ibamos a hacer. Al día 99, cayó la pandemia. Y todo se alteró. Postergamos algunas decisiones porque tuvimos que cuidar la salud de cada argentino, es cierto. Pusimos de pie un sistema de salud, trajimos las vacunas que nos permiten estar acá. Y en el medio de eso, discutimos con los acreedores privados, y qué acordamos, que Argentina deje de pagar 38 mil millones de dólares que Argentina usará para su progreso. Y le subimos la jubilación, aunque sabemos que está muy atrás. Pero ya subió más que la inflación. Y ningún jubilado paga hoy ningún medicamento. Y le prometí a las mujeres que sus derechos iban a a hacer reconocidos y sacamos la IVE y la Ley de los 1000 días. Y ampliamos la igualdad de género. No retrocedimos. Ahora nos falta la discusión con el Fondo. Miren, voy a tomarme el tiempo para firmar un acuerdo que nos sirva a nosotros como país, y para ellos necesitamos que el crecimiento que tuvimos este año no se detenga".

 

Y agregó: "Les prometo que ahora todo para que el año que viene la redistribución del ingreso llegue a todos y no quede en el bolsillo de unos pocos. Yo les propuse un camino que significaba crecer, trabajar por más justicia social e igualdad, no lo abandoné. Es el mismo camino que transitamos. Lo que más necesitamos es que los argentinos se sumen a esa marcha. Esta Argentina no la arreglan Alberto y Cristina, la salvamos entre todos. Les pido que este mensaje les llegue a los que están en la casa escuchándonos. Necesitamos hacer otro país. La pandemia tiene que servir para cambiar el mundo y a la Argentina, que sea libre, justa y soberana como siempre soñamos los peronistas".

 

"Quiero hoy confirmar el contrato que hace dos años firmamos Cristina y yo en esta plaza. Vamos a seguir trabajando. Primero los últimos, primero los postergados. Vamos a hacer todo para que cada argentina tenga un empleo digno. Vamos a trabajar y me voy a poner al frente, para que la educación pública vuelva a ser lo que siempre fue.  Vamos a trabajar para que cada chico vuelva al colegio, a la universidad. Vamos a trabajar para que la Justicia funcione como debe ser. No encubriendo o persiguiendo, haciendo justicia. Vamos a trabajar juntos". Y dijo: "Mis últimas palabras van para dos amigos entrañables. Gracias Pepe por estar con nosotros. Pepe es un modelo de conducta para nosotros. Todos sabemos lo que sufrió y cómo unió a Uruguay con América Latina. Y quiero darle las gracias  a mi querido Lula. Ha sido un líder inmenso. Y lo es. Siempre que un hombre pase lo que te pasó a vos, voy a estar junto a vos. Como estoy con vos, Cristina, porque sé de tu inocencia y de tu honestidad. Hagamos la Argentina que soñamos. Viva la democracia. Cuidemos los derechos humanos". 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!