Secciones
Política

Alberto Fernández criticó a Kulfas: “No me gustó lo que hizo y no comparto lo que piensa”

Tras el off y la consecuente renuncia, el presidente habló en el brindis por el Día del Periodista. 

La nueva crisis que se desató en el Gobierno Nacional tras el pedido de renuncia de Alberto Fernández al ahora ex ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, recién ha comenzado. Mientras las voces a favor y en contra de la medida comenzaron a hacerse sonar en la interna del Frente de Todos, ahora llegó el turno de escuchar al presidente.

 

Esta tarde, durante el brindis por el Día del Periodista en la Casa Rosada, el máximo mandatario se reunión con los cronistas de los diferentes medios y, tras ser consultado, habló sobre la renuncia de Kulfas y el off que había salido de parte del entorno del ex ministro en contra de Cristina Fernández de Kirchner, la vice de la Nación, por la licitación del gasoducto Néstor Kirchner.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

 

“No me gustan las cosas dichas en secreto. Cuando un funcionario habla, tiene que hablar públicamente”, afirmó Alberto, en una dura crítica a Kulfas, que fue obligado a renunciar. Enseguida, Fernández explicó: “No me gustan los Off, las cosas dichas en secreto. Cuando un funcionario habla tiene que hablar públicamente. No me gustó lo que hizo Matías. Lo que piensa Matías, es lo que piensa él, no comparto lo que piensa Matías”.

En tanto, sobre la relación con Cristina y el acercamiento que se vio públicamente durante el acto por los 100 años de YPF, en la previa del escándalo por Kulfas, el mandatario dijo: “Con la vicepresidenta sabemos bien lo que cada uno piensa y lo que debemos cumplir con la responsabilidad institucional”.

Y continuó sobre la realidad del proyecto político: “Mi preocupación es ver cómo el Gobierno funciona, pudimos reemplazar con Daniel Scioli a Kulfas. Lo hablé mucho con Sergio Massa cuya opinión pondero y vimos cómo encarrilar el momento que se estaba dando”.

 

La génesis del despido

 

El viernes, durante el acto por el centenario de YPF, el presidente y la vicepresidenta se volvieron a ver las caras tras tres meses de distancia física y política. Pareció que la reconciliación era el único camino y así lo demostraron frente a los cientos de presentes y a las cámaras de televisión.

Ambos brindaron extensos discursos. En ese punto, Cristina le pidió al presidente que “use la lapicera” y se quejó porque Techint realizaba trabajos para Argentina en Brasil. “Hay que pedir que la chapa laminada que producen en Brasil para hacer los caños la hagan acá, en Argentina. Se giran los dólares entre ellos”, denunció.

 

 

Al otro día, Infobae y La Nación publicaron dos notas que, sospechosamente, contaban con la misma información. Horas después, la vicepresidenta publicó un comunicado sobre esos textos periodísticos y dejó en claro que habían sido escritos gracias a un off que había salido desde el Ministerio de Desarrollo Productivo. En el mismo, se planteaban diversas sospechas sobre la licitación del gasoducto por parte de quienes habían sido funcionarios de Cristina.

 

“Ellos armaron un pliego de licitación a la medida de Techint y de la chapa que el grupo fabrica en Brasil, de 33 mm de espesor. Si en lugar de poner esa especificación hubieran puesto 31mm, como son los gasoductos en Europa, se podría haber provisto caños desde otra firma que produce en Villa Constitución (Laminados industriales SA)”, escribieron desde el Ministerio que dirigía Kulfas. Un verdadero escándalo para la interna del Frente de Todos.

 

Tras el escándalo, Alberto decidió echar a Kulfas. Para eso, le pidió la renuncia. Así lo hizo quien fuera el ministro pero con una dura carta de 14 páginas en donde criticó a todos los que formaron parte de la política de energía durante la presidencia de Cristina.

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!