Secciones
A 48 años de la muerte de perón

Alberto le respondió a CFK: "El poder no pasa por tener una lapicera, pasa por la capacidad de convencer"

El acto se realizó en el histórico salón "Felipe Vallese" de la central obrera que conduce el triunvirato compuesto por Héctor Daer, Pablo Moyano y Carlos Acuña.

En medio de la interna feroz que mantiene con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en relación al rumbo económico que debe tomar el país y a días de su visita a Milagro Sala, el presidente Alberto Fernández encabezó este viernes el acto que se llevó a cabo en el salón Felipe Vallese de la sede de la Confederación General del Trabajo (CGT) en homenaje a Juan Domingo Perón, a 48 años de su fallecimiento.

 

El horario pactado era el de 17.30, pero el encuentro se demoró debido a que se esperaba la presencia de nueve gobernadores, entre ellos dos referentes del kirchnerismo: Axel Kicillof (Buenos Aires) y Jorge Capitanich (Chaco), los cuales no habían llegado cuando el reloj marcaba las 18. Del acto participaron Luis D’Elía, Gabriel Fuks (embajador ante Ecuador), el diputado nacional Julio Pereyra y el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Con la frase "Perón siempre vuelve", el Partido Justicialista (PJ) había publicado que el presidente encabezaría "el encuentro en el que evocaremos la figura del líder de nuestro movimiento, al cumplirse un nuevo aniversario de su paso a la inmortalidad". Es más, los organizadores del evento le guardaron dos lugares para Fernando “Chino” Navarro y Emilio Pérsico, los referentes del Movimiento Evita apuntados por la vicepresidenta.

Recordemos que días atrás, Cristina cuestionó la política de ayuda estatal aludiendo explícitamente al Movimiento Evita, pidió terminar con “la tercerización” de los planes sociales, sostuvo que otorgar ese tipo de subsidios “no es peronismo”, porque el peronismo “siempre fue laburo” y disparó: “Peronismo no es depender de un dirigente barrial para que me dé el alta o la baja".

Y sumó: "Y sobre todo las mujeres, que son las más explotadas. Si Evita los viera, mamita. Los piqueteros en la República Argentina son hijos de las políticas neoliberales de los años 90. No nacieron con ningún gobierno populista. Fueron producto de los altos índices de desocupación y de la falta de oportunidades. El Estado nacional debe recuperar el control, la auditoría y la aplicación de las políticas sociales, que no pueden seguir tercerizadas”.

En otro acto junto al presidente, Cristina le había dicho: "Hay un deporte nacional por apoderarse de las reservas que hay en el Central. Te pido que uses la lapicera con los que tienen que darle cosas al país. Es necesario que la sociedad sepa el esfuerzo que tenemos que hacer para obtener logros porque todo es producto de un enorme esfuerzo y de jugar siempre para los intereses de las grandes mayorías”. Hoy Alberto le respondió. 

 

Cabe mencionar que el edificio donde se realizó el acto fue inaugurado por el propio Perón el 18 de octubre de 1950, un día después del aniversario del Día de la Lealtad, tras una donación de la Fundación Eva Perón y que la ceremonia estuvo en riesgo debido a que a los sindicalistas les molestó que desde Presidencia los invitaran a un evento en su espacio sin consultarlos en un contexto que la tendrá a la vicepresidenta hablando mañana en Ensenada.

De hecho, interviniveron para que el acto e lleve a cabo el titular de la cartera de Trabajo, Claudio Moroni, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el canciller Santiago Cafiero. Los tres convencieron a los sindicalistas del riesgo institucional que significaría una cancelación a último momento. Vale destacar que Manzur, participó  del acto de entrega de tablets junto al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza.

Por su parte, Cafiero, recibió a las empresas argentinas que participaron en las Misiones Comerciales organizadas por Cancillería durante el segundo trimestre del año a Paraguay, Centroamérica, Turquía, Ecuador y Uruguay. Uno de los términos del acuerdo fue que la convocatoria saliera del Partido Justicialista a nivel nacional y los sindicalistas reclamaron que también fueran invitados gobernadores e intendentes peronistas. 

Del encuentro participaron Raúl Jalil (Catamarca), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Jorge Capitanich (Chaco), Ricardo Quintela (La Rioja), Gustavo Melella (Tierra del Fuego) y Axel Kicillof (Buenos Aires). Poco después de las 18 llegó el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien se encuentra en el foco de todas las críticas por el drástico aumento del dólar, mientras que el propio presidente arribó al lugar recién a las 18.12.

Las frases de Alberto:

-"Hoy hace 48 años que Perón nos dejó. Fue un hombre enorme, que nacen una vez y nacen. Y la verdad significó para la Argentina un antes y un después. Recuerdo perfectamente ese 1 de julio, llegué del colegio, me senté a comer y de repente vino la cadena nacional. recuerdo a Isabel tratando de no quebrarse contándole a los argentinos que Perón se había ido. Fue conmocionarte. Perón entendió que había una parte de la sociedad argentina que estaba al margen y que no tenía derechos, un sector de la sociedad al que le quedaba lo que los más poderosos querían que les llegue. Vivian en condiciones sin ningún derecho. Para nosotros hoy en día el sindicalismo es algo lógico, tener un trabajo formal con protección es algo lógico, gozar de vacaciones pagas, poder jubilarse es algo lógico, pero nada de eso existía hasta la llegada de Perón. Fue un antes y un después".

 

-"Evita asumió en el escenario público allá en el 45´, con Perón. Solo estuvo siete años de la vida de la política argentina y la convirtieron en la mujer más amada del pueblo argentino. En un símbolo imborrable de la Argentina. Hasta óperas en Broadway hicieron con su nombre, aunque no las mejores historias. Eso fue el peronismo, el que también se ocupó de que la salud y la educación llegue a cada una de las argentinos. Impulsó la salud pública como nadie lo hizo en América Latina. Hizo la reforma de que la posibilidad de que los hijos de los trabajadores se convirtieran en doctores. primero creó la universidad de los trabajadores y después dispuso la gratuidad de los estudios universitarios para que todos pudieran acceder. Esa universidad que es orgullo de todos los argentinos es gratuita porque Perón así lo dispuso".

 

-"Perón se llama a sí mismo un Perón herbívoro. Se había dado cuenta que había que terminar con las divisiones que liquidaban a Argentina. Nos dejó un mensaje de unidad que hacía falta. Al abrazarse con Balbín nos enseñó que no puede haber dos bandos. Para salir adelante tiene que existir la unidad. En esos días, Perón veía todo lo que sucedía en Argentina y el mundo, y decía: "Nos dimos cuenta que había que crear valores. Para eso había que crear valores". Y nos hizo sentar y dialogar. Nos enseñó, cuando muchos decían que había que tomar las armas, que en la conducción política no hay que obligar a nadie, hay que persuadir a todo el que se pueda. La política es convencer al otro a que lo acompañe en la empresa que uno empieza. El poder no pasa por tener una lapicera. Pasa por la capacidad de convencer. Convencer no es una misión fácil pero es segura. Perón nunca necesitó de una lapicera. Tenemos que convencer más allá de las diferencias coyunturales que podamos tener. Como lo dije en diciembre de 2019 y que lo podría haber dicho Perón: 'Primero los últimos'".

-"¿Por qué Perón nunca se unió a los dogmas internacionales? Porque para él lo importante eran las herramientas. A veces de la izquierda y a veces de la derecha. Y lo importante del uso de esas herramientas era cuidar los derechos de los trabajadores. Cuando digo primeros los últimos es ayudar al que está en una situación de pobreza, cuidar al que dar trabajo y cuidar a la economía popular. Esta no es una realidad de planes sociales, es una revolución de la época. Y el modo de atender a los que deja al margen, es abrazarlos. Primero la Educación Pública, primero la Universidad Pública... Crear universidades en todo el país no es un gasto. Es la mejor inversión que podemos hacer". 

-"Todos nosotros sobrevivimos a una pandemia que no sabemos cuántas vidas se llevó. Fue un holocausto. Se llevó no menos de 6.000.000 de vidas. En la pandemia vimos la injusticia que el mundo vive. Vimos la importancia del Estado. En aquellos países donde la Salud Pública era buena, la gente tuvo una oportunidad de salvarse. A nosotros nos dejaron un sistema de salud arruinado. Nosotros pusimos de 4.000 camas en todo el país. Hospitales modulares en cada rincón del país. Y tenemos una tranquilidad: ningún argentino dejó de tener atención médica. La pandemia dejó en evidencia la desigualdad cuando llegó la hora de las vacunas. Ahí vimos como 10% de los países más poderosos se quedaban con el 90% de las vacunas. Y el resto teníamos que estar mendigando. Pero pudimos lograrlo. Fabricamos vacunas. Argentina está en el mejor país de más vacunas y de más inmunidad. Eso lo hicimos entre todos y todas. Nos movilizamos para lograr ese objetivo. Y también mi reconocimiento al sindicalismo que pusieron las obras sociales al servicios de las argentinas y los argentinos".

-"En el G7 escuché un dato terrible. El mayor problema que tiene África es la falta de distribución de la energía. El dato dice que un día en todo el continente africano es lo mismo que usa la isla de Manhattan en New York. Si después de semejante pandemia y de tanto dolor, no entendemos que tenemos que hacer un mundo más justo, no entendimos nada. En la Comunidad Organizada, Perón nos decía que nadie se realiza en una sociedad que no se realiza. Cuando en una sociedad crecen algunos y otros pierden, eso no es una sociedad. Es una estafa. Nosotros estamos aquí para poder más igualdad en Argentina. Tuvimos que ordenar una economía que habían roto, tuvimos que reconstruir el sistema de salud. No doy grandes discursos, pero Argentina después de la pandemia creció el 10%, hay millones de nuevos empleos formales y la recaudación total subió un 82%, muy traccionada por aportes y contribuciones que creció un 83%. Eso es empleo y salario de los argentinos. Cuando nos preguntamos qué hicimos, hicimos mucho. Peleamos por el federalismo. Cuando veo los recursos a las provincias, vi que era el más federal de los porteños".

 

-"No son tiempos fáciles. En esta gran aldea que es el mundo, una guerra en el norte, nos hace pagar los platos rotos en el sur. Se lo dije a Biden, se lo dije a los presidentes de Europa. Les dije que paren con esta guerra. Es tiempo de encuentros. Nosotros tenemos que estar más unidos que nunca para que Argentina pueda salvarse. La misión del que gobierna un país es muy simple, sumamente simple dice Perón: "Es hacer la felicidad del pueblo y trabajar tranquilamente por lograr la grandeza a lo largo del tiempo". Acá no necesito sacrificios, es generar alegrías. Sembremos esperanzas porque el futuro que viene es un futuro con igualdad con más respeto de las instituciones para lograr la patria soberana y justa que Perón nos dijo que teníamos que hacer". 

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!