Secciones
Política

“Asociar el delito con el sufrimiento psíquico es violencia”: fuertes críticas a Larreta

El jefe de Gobierno definió como “delincuente” a un paciente psiquiátrico que agredió a un policía.

Un hombre, llamado Carlos Efraín Martínez, con sus facultades mentales alteradas y casi una decena de antecedentes penales, atacó con un fierro en la cabeza a una oficial de la Policía de la Ciudad, le robó su arma reglamentaria y efectuó numerosos disparos, hasta que fue reducido y detenido, en Palermo chico.

 

Además, indicaron que la oficial golpeada sufrió un traumatismo de cráneo y una herida cortante y fue trasladada en estado de shock en el Hospital Fernández, donde fue asistida y se encuentra en buen estado, sin riesgo de vida.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El hecho ocurrió cerca de las 6.40 del jueves en el cruce de las calles Salguero y Castex, en la misma manzana en la que hay un colegio y a dos cuadras del shopping Paseo Alcorta y del predio del Cuerpo de la Policía Montada de la Federal, en el mencionado barrio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Tras ese lamentable hecho, el jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aprovechó para insistir con la campaña para la aprobación del uso de las pistolas Taser. Lo hizo a través de un extenso hilo de Twitter, donde, además, calificó como “delincuente” al hombre detenido. 

 

En ese momento, Rodríguez Larreta afirmó en Twitter: “BASTA DE PUERTA GIRATORIA. Lo que pasó hoy con la oficial Victoria Ponce no puede pasar nunca más. Acompañamos a sus familiares y seres queridos luego del horrible ataque que recibió esta mañana mientras trabajaba para cuidarnos. Quiero mandarle todo mi apoyo y solidaridad a todos los agentes que día a día ponen el cuerpo y se juegan la vida para que todos vivamos en libertad”. 

 

Y continuó, en un confuso descargo en el que no distingue entre pacientes psiquiátricos, que son inimputables para la ley, de delincuentes: “Es un peligro para toda la sociedad liberar delincuentes con antecedentes penales, más cuando padecen una condición psiquiátrica y ponen en riesgo a terceros y a sí mismos. La Justicia no puede desentenderse de estas decisiones que ponen en riesgo a las millones de personas que se mueven por la Ciudad. Por eso, es imperioso poner un freno a la puerta giratoria. Es inexplicable que a una persona detenida nueve veces, la justicia la haya liberado nueve veces”.

 

Además, en otra parte de sus textos, Larreta hablo del sistema de salud mental y también hizo campaña por las pistolas Taser:  “Nos debemos una profunda reflexión sobre el sistema de salud mental vigente en la Argentina. La Ley claramente no funciona, no protege a nadie y nos pone a la deriva ante situaciones dramáticas como la que vivimos hoy. Este caso, además, nos demuestra lo importante que es la tecnología para prevenir e ir a fondo contra la delincuencia. Hoy, tuvimos suerte y no contamos con víctimas fatales. Pero si hubiéramos contado con las Taser se podría haber detenido a esta persona más rápido y con menos riesgo”.

 

 

Y sumó: “Tenemos soluciones al alcance de la mano pero por una decisión ideológica del gobierno estamos dejando la vida de las personas a la intemperie. Las pistolas Taser están estancadas y ahora el sistema de reconocimiento facial está injustamente en pausa, cuando ambas herramientas son fundamentales para cuidar mejor a todos los que viven y visitan la Ciudad. De la misma manera funciona la decisión política del Gobierno Nacional de sobrepoblar las comisarías de la Ciudad. Con su negación a aceptar a los detenidos de la Ciudad, el Sistema Penitenciario Federal, está impidiendo que 1.500 oficiales de seguridad estén en las calles cuidando a los vecinos”.

 

Para finalizar, afirmó: “Estas son las consecuencias que afrontamos por el ataque directo hacia el Sistema Integral de Seguridad que tenemos en la Ciudad. Por favor les pido que nos dejen tomar los recaudos necesarios para cuidar a las personas, equipar a los policías y que la justicia actúe pensando en las víctimas”. 

A pocas horas del insólito descargo de Rodríguez Larreta, la Asociación Argentina de Salud Mental (AASM) emitió un comunicado, titulado El reino del revés, violencia y salud mental, en el que rechaza todo lo que dijo el jefe de Gobierno Porteño. En su comunicado, la AASM expresó su  "profunda preocupación y su más enérgico rechazo" al discurso de Larreta.  Y agregaron: “No se puede calificar de delincuente a una persona que claramente está sufriendo graves problemas de salud mental y que viene siendo víctima del tratamiento inadecuado”.

 

En el comunicado, la AASM afirmaron: “Nos solidarizamos con la agente agredida y esperamos una pronta recuperación de las heridas recibidas". Pero, el discurso de Larreta en el que se asocia la violencia y el delito al sufrimiento psíquico no es más que un acto de violencia simbólica que refuerza la estigmatización, discriminación, exclusión y odio hacia un colectivo que, lamentablemente, no encuentra una respuesta adecuada en el sistema de salud de la ciudad, cuyas autoridades se resisten sistemáticamente a cumplir con la normativa vigente, tanto a nivel local, como nacional e internacional en materia de salud mental”. 

 

Además, afirmaron sobre el estado del sistema de salud mental en el distrito que gobierna Larreta: “Es necesario resaltar que la Ciudad de Buenos Aires, la más rica del país, es una de las pocas jurisdicciones que no han iniciado un proceso de reforma del sistema de salud mental”.

 

Y agregaron: “Insistir en culpar por los hechos sucedidos a una persona con graves problemas de salud mental en situación de calle, pareciera ser un intento de tapar las fallas que existen en la Ciudad de Buenos Aires con relación a la violación de derechos básicos, como son la vivienda, la justicia, la salud y el cuidado, cuya responsabilidad es exclusiva de las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires".

Por último, afirmaron: "La AASM insta al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a iniciar un serio proceso de reforma para que los porteños y las porteñas gocen de un sistema de salud mental que contemple todos los dispositivos y apoyos comunitarios necesarios, como son los abordajes territoriales, hospitales de día, dispositivos habitacionales, culturales y sociolaborales, consultorios externos, acompañamiento terapéutico, atención domiciliaria e internación en todos los hospitales generales, tanto públicos como privados. No hay salud sin salud mental, no hay salud mental sin derechos".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!