Secciones
Política

La empresa de un ex funcionario de Macri le pagó $7 millones a Revolución Federal

Se trata de transferencias que realizó Caputo Hermano S.A., la empresa de Luis Caputo.

El atentado contra Cristina Fernández de Kirchner puso bajo la lupa a organizaciones de extrema derecha vinculadas a marchas cargadas de violencia y discursos de odio. Además de la banda terrorista encabezada por los autores materiales del intento de asesinato contra la vicepresidenta de la Nación, Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, y de sus cómplices, Gabriel Carrizo y Agustina Díaz, también aparecieron otros personajes siniestros.

 

Uno de ellos es Jonathan Morel, líder de Revolución Federal, una agrupación de ultra derecha, vinculada al partido de Javier Milei y con contactos con Juntos por el Cambio, que realizó manifestaciones violentas, como la denominada marcha de las antorchas, realizada en agosto y en donde estuvo Uliarte, u otra frente al Instituto Patria, donde Morel amenazó de muerte a varios funcionarios.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Ahora salió a la luz los nexos entre Revolución Federal y el macrismo. Es que la Justicia pudo comprobar que Caputo Hermanos S.A., la firma del ex funcionarios de Cambiemos, Luis Caputo, le pagó a Morel más de $7 millones de pesos. Las transferencias se realizaron a través de los fideicomisos Espacio Añelo y Santa Clara al Sur, ambos pertenecientes a Caputo Hermanos, vinculada con el ex ministro y amigo personal de Mauricio Macri, Toto Caputo.

 

Tras el hallazgo de esas cifras, la Justicia intenta determinar por qué motivo la empresa le habría depositado esa cantidad de dinero a Morel, que es el dueño de una pequeña carpintería en el Conurbano Bonarense. Además la teoría es que Revolución Federal está directamente relacionada con el atentado a Fernández de Kirchner.

 

Los $7 millones de pesos fueron depositados en una cuenta de Morel y en otras de miembros de la agrupación política, dos mujeres: una se apellida Balboa y la otra Vallero. Fueron realizadas entre diciembre de 2021 y agosto de 2022, y el dinero fue retirado casi de inmediato de las cuentas. El intento de homicidio de la vicepresidenta fue realizado el 1° de septiembre.

 

Para la Justicia los investigados no pueden demostrar las razones por las que recibieron el pago. Los tres son monotributistas y no tienen antecedentes comerciales de ningún tipo. Además, hasta el 28 de diciembre, Morel había facturado un monto total de 578.930 pesos. Luego hizo seis facturas de 176 mil pesos cada una para el fideicomiso Santa Clara Sur, ubicado en el sur del país. El 22 de agosto la empresa le pagó 250 mil pesos. Luego, desde Espacio Añelo, el otro fideicomiso, le pagaron 1.503.480 pesos.

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!