Secciones
Política

Basta de engaños: proponen regular el negocio de los influencers

Se trata de un proyecto en donde también se establecen multas de hasta $17 millones.

La polémica por la maquinita de Nu Skin, por el destino de los fondos de los sorteos de dinero y aparatos de electrónica que se hacen en las redes sociales y por varios de los concursos de dudosa procedencia hicieron que desde la política se quiera avanzar en un terreno inexplorado en la Argentina: regular a los influencers.

En los últimos días ingreso un proyecto de ley al Senado, presentado por la senadora del Frente de Todos por la provincia de San Juan, Cristina del Carmen López Valverde, en el que busca emular una práctica que sucede, por ejemplo, en los Estados Unidos y que consta de que el influencer avise que se trata de una publicación paga y además toda la operatoria quede registrada formalmente.

“La legislación busca, sin limitar el principio de la libertad publicitaria, regular las nuevas y complejas formas de publicidad comercial propias de la era digital, dentro de los principios rectores de legalidad, libertad, veracidad y lealtad publicitaria que asegure el respeto por la persona del consumidor, defendiendo sus derechos y posibilitando su libertad de elección. El centro de nuestra protección y defensa, es el consumidor que esta el otro lado del celular o la computadora, y puede verse atraído por el mensaje de determinada figura o celebridad que promociona un producto o un servicio, por ello una de las cosas que establece el proyecto es el uso del hashtag o la etiqueta de #PublicidadPaga”, explicó la senadora.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La idea del proyecto, al que tuvo acceso BigBang, es que la publicad en redes, ósea los canjes, sigan la misma lógica que la tradicional. De esta forma estas acciones, de ser aprobada la ley, tendrían que ser abonadas en blanco y no “en especias”: 

  • Unboxings
  • Sorteos
  • Fotos
  • Videos
  • Toda otra forma de anuncio o promoción viabilizada


La normativa establece también diferentes criterios a la hora de identificar lo que denominan como publicidad ilegítima.

“La publicidad comercial digital realizada por los influenciadores o influencers, será ilícita cuando asuma la modalidad de abusiva y engañosa. La publicidad es abusiva cuando se ofende, favoreciendo la discriminación por género, racial, social, política e induce a actividades antisociales, criminales o ilegales, incita a la violencia y atenta contra la dignidad de las personas. La publicidad es engañosa cuando a través de ella se induce al error sobre el producto, en los precios, características y/o cualidades, situación que se alcanza por vía de acción o de omisión”, sostiene el documento en donde establecen sanciones económicas de hasta 1.000 salarios mínimos. Es decir que la multa máxima sería de $16.875.000.

A la par el proyecto acompaña a otra iniciativa que busca también penar las publicaciones de productos que no cuentan con la aprobación de la ANMAT o que incurren en publicidad engañosa. Ese proyecto busca que los anuncios al público realizados sobre los productos mencionados, publicados por usuarios particulares a través de redes sociales o cualquier otro medio digital, no pueden:

  • Inducir a la automedicación o al consumo indiscriminado del producto.
  • Atribuir al producto propiedades terapéuticas, nutricionales, diagnósticas, preventivas o de cualquier otra naturaleza que no sean expresamente reconocidas o autorizadas por la autoridad sanitaria.
  • Encubrir la esencia real de la especialidad medicinal presentándolo como otro producto que no fuera una especialidad medicinal.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!