Secciones
Política

Bono contra la indigencia: las claves del pago para personas sin ingresos y la letra chica del decreto

Antes de partir rumbo a París, el Presidente Alberto Fernández dejó firmados unas series de decretos, entre ellos el bono que funcionará como refuerzo alimentario para los sectores más vulnerables.

El 20 de octubre, el Gobierno anunciaba con bombos y platillos el inicio de inscripción a un bono de $45.000 para quienes no reciben ingresos ni asistencia del Estado y que no tienen bienes registrados a su nombre. En ese momento, detallaron que dicha ayuda se iba a pagar antes de fin de año, en dos cuotas -una en noviembre y otra en diciembre- de 22.500 pesos e iba a estar bajo la órbita de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).

Fue el propio ministro de Economía, Sergio Massa, quien a través de sus redes sociales brindó información sobre este bono: “Con la Directora Ejecutiva de Anses, Fernanda Raverta, coordinamos la implementación de la inscripción para el Refuerzo Alimentario para Adultos sin Ingresos que comenzará el 24 de octubre. Será de 45.000 pesos en 2 cuotas de 22.500 en los meses de noviembre y diciembre”.

Y agregó: “Podrán acceder personas de entre 18 y 64 años que no perciban ingresos, asistencia del Estado o tengan bienes registrados y se gestionará sin turno en las oficinas de Anses, comenzando a pagarse a partir del 14 de noviembre por terminación de DNI”. El diseño de este plan de pagos a los más necesitados fue ideado por Massa y el presidente de la Nación, Alberto Fernández en medio de un contexto de inflación elevada y una marcada devaluación.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin ir más lejos, cuando se anunció este bono el nivel de indigencia (porcentaje de personas con ingresos que no son suficientes siquiera para procurarse los alimentos más básicos) llegó al 8,8% en el primer semestre de este año, un índice siete décimas más elevado que el de la segunda mitad de 2021, según los datos de las mediciones hechas por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El bono o “refuerzo de ingresos”, como lo llamó Massa, será solo para personas que no tengan ningún ingreso declarado ni de carácter laboral o previsional, ni derivado de planes sociales o asignaciones como la que se abona por tener hijos a cargo. De esta manera, el gobierno redujo considerablemente el alcance de llegada si se tiene en cuenta el alcance respecto de los pagos que involucró el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) en tiempos de cuarentena por la pandemia de Covid-19.

Finalmente, a 20 días de aquel anuncio, se decretó de manera oficial el "bono para indigentes".  En la resolución número "DCTO-2022-758-APN-PTE" a la que tuvo acceso La Patriada detalla que mediante el artículo 9° del Decreto N° 576/22 publicado el pasado 4 de septiembre de 2022 se financiará con "una prestación monetaria extraordinaria no contributiva y de alcance nacional que asegure una adecuada alimentación" a las personas en situación de extrema vulnerabilidad".

Cabe remarcar que el decreto 576, en el cual está incluido el compromiso del Gobierno de establecer un pago de este tipo, define que el bono será para satisfacer las necesidades de alimentación de la población “en situación de extrema vulnerabilidad”. Concretamente, el artículo 9 de esa norma del Poder Ejecutivo dispone la creación del Fondo Incremento Exportador y establece que se trata de un instrumento que tendrá dos objetivos: ayudar a programas “que estimulen la producción y el desarrollo de pequeños y medianos productores y de economías regionales”, y abonar un ingreso básico “que asegure una adecuada alimentación para las personas en situación de extrema vulnerabilidad”. 

De acuerdo con el documento, se tendrá en cuenta, al momento de establecerla, "si las personas son beneficiarias de alguna prestación por desempleo o programa social, ya sea otorgada por el Gobierno Nacional, las Provincias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o los Municipios y programas que estimulen la producción y el desarrollo de pequeños y medianos productores y pequeñas y medianas productoras y de economías regionales".

Al mismo tiempo, este flamante decreto sostiene que podrán acceder a este "refuerzo alimentario para adultos sin ingresos" personas de entre 18 y 24 años, inclusive, "cuando el grupo familiar supere la evaluación socioeconómica que se establezca a tal efecto en la normativa complementaria". El artículo 6 de la norma detalla que este bono alimentario será de $45.000 a realizarse en dos pagos: uno de $22.500 correspondiente al mes de noviembre de 2022 y el otro también de $22.500 a cobrarse al mes siguiente, es decir, en diciembre de este año. "El refuerzo alimentario para adultos sin ingresos deberá solicitarse ante la ANSES, conforme el procedimiento que esta determine a tales efectos", agrega el artículo 7.

Al mismo tiempo le aclara a todos los interesados en acceder a este pago único que "los datos consignados en la solicitud tendrán carácter de Declaración Jurada por parte de la persona solicitante". El documento también informa que será la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) la encargada de la " la administración, otorgamiento, pago, control y supervisión" del bono. "La ANSES elaborará un universo con población potencialmente objetivo que surge de sus bases de registros, para su cruce con la información disponible en aquellas bases de datos que administran organismos competentes en las materias específicas y vinculadas al cumplimiento de los requisitos pertinentes", agrega la norma.

De esta manera, para acceder, habrá que inscribirse en la página de la ANSES y, como es habitual en estos casos, se cruzarían datos de ingresos y de patrimonio declarado, antes de habilitar el pago. "La ANSES efectuará la determinación del derecho a percibir la prestación con la información disponible en las Bases de Datos con las que cuenta cada organismo y la que se obtenga de los intercambios de información...", sentencia la medida.

Antes de partir rumbo a París, el Presidente Alberto Fernández dejó firmados unas series de decretos: la prórroga de las sesiones ordinarias hasta el 31 de diciembre, el desdoblamiento y nueva fórmula de las prepagas y, claro está, el bono que funcionará como refuerzo alimentario para los sectores más vulnerables de 45 mil pesos. Estas medidas comenzarán a regir a partir del día de su publicación en el boletín, es decir, en las próximas horas. Actualmente en la Argentina hay más de 4,1 millones de indigentes. Este dato surge de extrapolar el índice de 8,8% a la población de todo el territorio nacional. 

El refuerzo de ingresos fue notificado en el decreto 576 y es la norma que se creó a través del Programa de Incentivo Exportador, generado por el dólar soja, con el que el Gobierno Nacional se hizo de un ingreso de 8.200 millones de dólares en las reservas del Banco Central tras la liquidación de soja por parte de los sectores agropecuarios.  Para poder cobrarlo, desde ANSES explicaron que aquellos interesados -y que cumplieran con los requisitos- debían anotarse en un registro que se podía hacer de forma virtual o presencial el 24 de octubre. Se espera que el primer día de pago sea el 14 de noviembre y los siguientes cinco días hábiles.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!