Secciones
Política

Brasil al rojo vivo: la oposición apunta a Bolsonaro y él arenga una marcha con tintes golpistas

Más de cien líderes mundiales alertaron que la movilización del martes tiene tintes de "insurrección golpista".

La intempestiva suspensión del partido que la Argentina y Brasil iban a disputar en San Pablo por las Eliminatorias Qatar 2022 no hizo más que agravar la severa crisis política que atraviesa Jair Bolsonaro, sindicado por la oposición local como el autor del escándalo deportivo. A eso se le suma la convocatoria de masivas marchas que el presidente del país vecino realizó para el día de mañana, en el que se celebrará con motivo del Día de la Independencia, que alarman incluso a intelectuales y políticos internacionales por el temor a una "insurrección golpista".

La convocatoria llega en el marco de la avanzada de la Corte Suprema y del Tribunal Superior Electoral, que comenzaron a abrir investigaciones en contra del primer mandatario por difundir informaciones falsas. A eso se le suma, claro, la histórica oposición de los principales estados como San Pablo y Brasilia, en donde las autoridades locales ya comenzaron a desplegar dispositivos de seguridad para evitar desmanes ante la ya confirmada presencia del primer mandatario en las movilizaciones.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Llegó la hora de decir el día siete que nos volvimos independientes, para no decir que no aceptamos que alguien en Brasilia quiera imponer su voluntad", expresó la semana pasada Bolsonaro, quien atraviesa el momento más delicado de su gestión: su popularidad se encuentra en el nivel más bajo y sus chances de vencer en las elecciones del año que viene son cada vez más reducidas.

Es por esto que más de cien firmas de prestigiosos ex presidentes, académicos y líderes mundiales firmaron en alerta por la convocatoria realizada por Bolsonaro, calificada en la misiva como "una insurrección que pondrá en peligro la democracia de Brasil". Entre los firmantes se encuentra el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, el lingüista estadounidense Noam Chomsky y los ex presidentes Rafael Correa y José Luis Rodríguez Zapatero.

"El presidente Jair Bolsonaro y sus aliados están preparando una marcha a nivel nacional en contra de la Corte Suprema y el Congreso el 7 de septiembre, agudizando los temores de un golpe de Estado en la tercera democracia más grande del mundo", sostiene la misiva, al tiempo que resalta que la convocatoria es un "acto de intimidación a las instituciones democráticas del país", debido a que fue el propio Bolsonaro quien días atrás describió como "comunista" a la Constitución de su país e insistió en llevar a cabo un "contragolpe necesario" contra el Congreso y la Corte Suprema.

La misiva completa de la Internacional Progresista contra la convocatoria de Bolsonaro

Nosotros, representantes electos y líderes de todo el mundo, encendemos la alarma: el 7 de septiembre de 2021, una insurrección pondrá en peligro la democracia en Brasil.

Ahora mismo, el presidente Jair Bolsonaro y sus aliados –entre quienes se encuentran grupos de supremacistas blancos, la policía militar y funcionarixs públicxs en todos los niveles del gobierno– están preparando una marcha a nivel nacional en contra de la Corte Suprema y el Congreso el 7 de septiembre, agudizando los temores de un golpe de Estado en la tercera democracia más grande del mundo.

El presidente Bolsonaro ha intensificado sus ataques en contra de las instituciones democráticas de Brasil en las últimas semanas. El 10 de agosto, dirigió un desfile militar sin precedentes por la capital, Brasilia, y sus aliadxs en el Congreso impulsaron reformas radicales al sistema electoral del país, ampliamente considerado uno de los más confiables del mundo. Bolsonaro y su gobierno han amenazado –reiteradamente– con cancelar las elecciones presidenciales de 2022si el Congreso no aprueba estas reformas.

Ahora, Bolsonaro convoca a sus seguidores a viajar a Brasilia el 7 de septiembre en un acto de intimidación a las instituciones democráticas del país. Según un mensaje compartido por el presidente el 21 de agosto, la marcha es en preparación para un “contragolpe necesario” contra el Congreso y la Corte Suprema. El mensaje afirmaba que la “constitución comunista” de Brasil le ha quitado el poder a Bolsonaro, y acusaba al “poder judicial, la izquierda y todo un aparato de intereses ocultos” de conspirar en su contra.

Diputadxs de Brasil han advertido que la movilización del 7 de septiembre ha sido modelada de la insurrección en la capital estadounidense el 6 de enero de 2021,cuando el entonces presidente Donald Trump incitó a sus seguidorxs a “detener el robo” con falsas denuncias de fraude electoral en las elecciones presidenciales de 2020.

Estamos profundamente preocupados por la inminente amenaza a las instituciones democráticas de Brasil –y nos mantendremos vigilantes para defenderlas antes del7 de septiembre y después. El pueblo de Brasil ha luchado por décadas para garantizar la democracia contra el dominio militar. No debemos permitir que Bolsonaro se las arrebate ahora.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!