Secciones
Política

Cierres calculados, la duda de Cristina y los actos de Santilli y Manes, que van "Juntos", pero divididos

El domingo más de 34 millones de personas se encuentran habilitadas para votar en las primarias.

Las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) están a la vuelta de la esquina. A menos de una semana de que los más de 34 millones de argentinos que están dentro del padrón nacional tengan que ir a las urnas a votar, los diferentes partidos políticos y frentes electorales ultiman detalles para lo que serán sus respectivos cierres de campaña.

En lo que respecta al Gobierno, en el Frente de Todos entre el miércoles y jueves llegarán los dos cierres de campaña. El primero de ellos, el bonaerense, en el Hotel provincial en la ciudad de Mar del Plata; mientras que el segundo, el nacional, será en el Estadio Único de la ciudad de La Plata, rebautizado como Diego Maradona. En este último está confirmada la presencia no sólo de los candidatos, sino también del presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

También estarán gobernadores y candidatos de otras provincias que participarán de forma virtual. En cuanto al del Hotel Provincial, desde la sede de campaña del Frente de Todos buscan convencer a Fernández de Kirchner de la importancia de que este también allí, pero por ahora su presencia no fue confirmada desde su entorno.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

También el miércoles será el acto de cierre del postulante porteño del Frente de Todos, Leandro Santoro, en el complejo habitacional de Lugano 1 y 2, pero no se difundieron los detalles.

Desde Juntos por el Cambio (JxC) sus dos postulantes en suelo bonaerense, el neurocirujano Facundo Manes y el exvicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, tendrán cierres bien diferenciados, en una nueva muestra de la distancia interna que los separa.

Manes realizará su cierre el miércoles a las 19.30 en Quilmes (donde comenzó su campaña), seguramente con la presencia de referentes del radicalismo que impulsaron su candidatura para pelearle el liderazgo del espacio al PRO. Y el jueves 9, último día de campaña, recorrerá las localidades de Pergamino y San Nicolás. En cambio, Santilli tendrá el jueves el acto de cierre en Lanús o Tres de Febrero, estaba por definirse.

Cabe recordar que estos dos candidatos no compartirán búnker el domingo y recién se mostrarán juntos el lunes, en una foto café mediante que ya se acordó pero que todavía no tiene lugar definido para la misma.

En esa misma coalición pero en la Ciudad, el equipo de la precandidata María Eugenia Vidal preveía un acto de cierre de campaña en un espacio abierto (un parque de CABA) con un formato parecido al que utilizó para presentar sus propuestas.

El que si ya cerró su campaña, dentro del territorio porteño, fue el economista Javier Milei, precandidato a diputado nacional por Avanza Libertad. Fue en un encuentro con sus seguidores en Parque Lezama al que fueron literalmente miles de personas. “Hace poco más de un mes les pedí que rugieran fuerte y vaya que lo lograron porque la casta política está toda esta cagada”, fue una de las frases más fuertes que dejó el economista. 

En lo que respecta a las diferentes coaliciones de Izquierda, el FIT, el Nuevo Mas y Autodeterminación y Libertad, aún no definieron los lugares de sus actos de cierre en los principales distritos. 

Cabe recordar que está será una elección diferente como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Es que este año, como resultado de las medidas de prevención contra el coronavirus, la Cámara Nacional Electoral (CNE) dispuso una reducción de la cantidad de votantes en cada establecimiento, con un máximo de ocho mesas, por lo que se sumó un 25 % por ciento más de lugares, que de alrededor de 14.800 pasaron a unos 17.000 en todo el país, con más de 100.000 mesas habilitadas.

Se colocarán más de 8 mesas en los lugares que lo permitan por su amplitud, y se evitarán las largas filas en los pasillos, donde se exigirá una distancia social de dos metros, con separaciones entre entrada y salida, mientras los ciudadanos deberán aguardar en el exterior del edificio e irán ingresando de acuerdo al ritmo que se produzca la votación.

Si aún hubiera personas afuera de los establecimientos aguardando su turno cuando a las 18:00 termine el horario de los comicios, se les dará un número "hasta el último que estuvo a esa hora, y van a seguir votando, o sea que lo que se va a demorar es el cierre de las mesas, porque habrá que esperar a que todos los electores que llegaron antes de las 18:00, voten", explicaron desde el Ministerio del Interior.

Los integrantes de grupos de riesgo tendrán horario prioritario de dos horas por la mañana, y el resto de los votantes deberá cederles el turno, aunque en la ciudad de Buenos Aires se anunció que los mayores de 70 años tendrán la prioridad durante toda la jornada de votación.

Además se creó la figura de los facilitadores sanitarios, que serán integrantes del Comando General Electoral, y por lo tanto será un miembro de las fuerzas armadas o de seguridad nacionales.

Entre sus funciones, estarán las de ordenar el ingreso de votantes para no saturar la capacidad interna del local, constatar el uso de tapabocas, hacer respetar el distanciamiento social de 2 metros entre las personas y controlar que se cumpla la capacidad máxima de concurrencia en los locales de votación.

Por otra parte, el secretario de Actuación Electoral de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Sebastián Schimmel, había confirmado que las personas que estén contagiadas de coronavirus o se encuentren aisladas iban a poder votar en las PASO bajo un "protocolo específico y muy riguroso”.

Schimmel afirmó en declaraciones a Urbana FM que "nadie estará privado de su derecho" a sufragar. "Recomendamos memorizar el número de mesa y de orden, no cerrar los sobres con saliva y aprovechar los horarios prioritarios para personas de riesgo. Quienes estén transitando la enfermedad de coronavirus o tengan que hacer el aislamiento por ser contacto estrecho o por haber presentado síntomas, no podrán votar con normalidad en su mesa", dijo.

Además, agregó que todos aquellos que estén imposibilitados por la enfermedad a votar, van a poder hacerlo "bajo un protocolo específico y muy riguroso". De igual manera, el funcionario había ratificado que quienes posean estas condiciones estaban "eximidos" de la obligatoriedad del voto y podían realizar "un trámite en infractores.padron.gob.ar para no presentarse en la jornada electoral".

A su vez, Schimmel recordó que hay horarios "prioritarios pero no excluyentes" para personas de riesgo en la totalidad del país durante la jornada electoral del 12 de septiembre que serán de 10:30 a 12:30 y en la Ciudad de Buenos Aires durante todo el comicio. "Por lo menos un 25% de los electores cambiaron su lugar de votación para que hayan más escuelas, menos filas y más mesas", consignó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!