Secciones
Política

Con críticas a Kicillof y CFK, Juntos por el Cambio realizó su primer encuentro en Parque Norte

Este miércoles se realizó el primer congreso del frente electoral Juntos por el Cambio, que contó con la presencia de 400 dirigentes y con las ausencias de Gerardo Morales y Elisa Carrió. 

De cara a las elecciones presidenciales y en medio de la campaña, el complejo Parque Norte fue el escenario elegido para el primer encuentro de la coalición oficialista: Juntos por el Cambio, en vez de la vieja Cambiemos. El frente que lleva a Mauricio Macri y a Miguel Ángel Pichetto en la fórmula presidencial se congregó esta tarde para bajar un mensaje unificado a sus candidatos.

De esta manera, y en medio de esta carrera electoral, el presidente Macri afirmó que está "listo para gobernar cuatro años más" y sostuvo que su administración está compuesta por argentinos “comprometidos".

"Hace cuatro años recibimos país devastado, pero hoy estamos listos para gobernar por otros cuatro años más", señaló el mandatario al exponer frente a sus aliados y señaló que durante su período al frente del Ejecutivo desde 2015 "Argentina logró romper el aislamiento internacional".

En ese contexto, el jefe de Estado aseguró que 2018 "fue el peor año" en función de los problemas que debió afrontar su administración, y ponderó el rol que en esos meses tuvo su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto, en el Senado para actuar "con responsabilidad y patriotismo".

"En los meses difíciles que vivimos en 2018, cuando no pudimos obtener financiamiento y sufrimos una dura sequía, Pichetto desde el Senado priorizó la gobernabilidad, la responsabilidad y el patriotismo. Eso es algo que valoramos mucho", remarcó.

Fue en ese momento que ante la mirada del presidente, Pichetto tomó la palabra y consideró "un orgullo y un compromiso" haber sido designado como el compañero de fórmula de Macri. Además, advirtió que en las elecciones se deberá optar por "una propuesta democrática para grandes transformaciones" o "una Argentina autoritaria y cerrada” al mundo.

"Esta fuerza política es el presente y el futuro de la Argentina. Estar al lado de él es un orgullo y compromiso y espero estar a la altura de la circunstancia para actuar con tu gobierno y con la Argentina", expresó el senador dirigiéndose al Presidente. En ese momento,  se declaró "un hombre leal" a Macri, remarcó que se trata de "una elección bisagra en el país".

Para el candidato a vicepresidente, "se van a definir los próximos años” ya que “está en juego una visión de Argentina en el mundo". De esta manera, remarcó que lo que se define en esta elección "es una propuesta democrática para grandes transformaciones que el país necesita o la vuelta acciones de perfil autoritario", con un país que “no comercializa con el mundo".

También afirmó que el acuerdo Mercosur-UE "es un mérito del Presidente que hizo política sin dejar de reconocer la tarea del canciller Jorge Faurie y del ministro (de Producción y Trabajo) Dante Sica".

Por último, volvió a cargar contra el candidato a gobernador bonaerense del kirchnerismo, Axel Kicillof, al señalar que "además de tener conformación marxista, expresa potentemente que La Cámpora va a gobernar la provincia de Buenos Aires", aunque dijo que "no cree que lo logre".

Otro que se refirió al kirchnerismo fue el actual jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta al sostener que "muestran lo que son" cuando envían a "un sindicalista patotero" al Obelisco a "instalar una carpa a las trompadas".

En esa línea, también se refirió al incidente ocurrido en el frigorífico Ecocarne (ex Cocarsa)  de San Fernando, donde dos trabajadores resultaron heridos de bala luego de un enfrentamiento entre agrupaciones vinculadas a la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne.

"Hace un rato se cagaron a tiros dos facciones de ellos en un frigorífico no sé dónde. Ellos muestran lo que son. No cometen errores", señaló el jefe de Gobierno, irónico, antes de apuntar directamente contra el dirigente Juan Grabois.

Cabe mencionar que Grabois protagonizó incidentes con la policía este último martes durante una protesta que se realizó en el Obelisco. "Ayer nos vinieron a patotear estos neo kirchneristas que querían poner una carpa a las trompadas en el Obelisco y lastimaron a un policía", dijo.

Y no dudó en afirmar que Grabois “es un sindicalista patotero”. "Y lo tenemos a Kicillof en una patética imagen comprando naranjas por San Pedro, mostrando su amor por la provincia... histórico. Todo esto en 48 horas nomás. Y ni hablar que todavía la tienen escondida a ella, ¿no?", agregó Larreta, en clara referencia a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Por otra parte, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, manifestó que ve un “escenario de polarización que seguramente acelere la discusión. Hay tres votantes: convencidos de votarnos y quieren defender cambio, debemos convocarlos y organizarlos; los que profesan la fe kirchnerista, no hay que gastar energías ahí, no hay que enojarse, es parte de la pluralidad; y gente con dilema entre a quién votar, que está más cerca nuestro porque muchas veces nos han votado”.

Para Peña, Juntos por el Cambio debe enfocar sus esfuerzos este último sector ya que decidieron alejarse del oficialismo por pero “dificultades económicas”. “Esto los han alejado y hecho dudar de si es posible el cambio, y lo debemos comprender y entablar un diálogo basado en la convicción y la idea de que está en juego la libertad”, dijo, en relación a CFK y a su relación con Nicolás Maduro.

El Presidente y su flamante candidato a vice fueron los encargados de cerrar el encuentro, que contó con más de 400 dirigentes y algunas ausencias de peso, como el gobernador de Jujuy Gerardo Morales, quien está de gira en China, y Elisa Carrió, quien como acostumbra en este tipo de eventos, decidió no ser de la partida.

Temas

  • Mauricio Macri
  • Horacio Rodríguez Larreta
  • Marcos Peña
  • Miguel Ángel Pichetto

Comentarios