Secciones
Ciudad

Con el agua no se juega: denuncian que obstruyen desagües y arroyos para generar inundaciones en La Plata

Las autoridades, como también la Justicia, investigan los hechos. Desde la Municipalidad sospechan del peronismo local por la declaración en fiscalía de un delegado comunal.

En la ciudad de La Plata desde finales del año pasado que los desagües, cuando son revisados, se encuentran con diferentes obstrucciones. Pero no se trata de mera basura que se acumula como consecuencia de los caudales que se forman con la lluvia, sino que es algo más contundente: troncos del mismo diámetro que los conductos de hormigón, autos puestos como barricadas y hasta paredes de ladrillos.


La situación no sólo generó varias sospechas sino también una denuncia penal. Desde la Municipalidad, que conduce el intendente Julio Garro, deslizan que el peronismo platense podría estar detrás de estas maniobras. La sorpresa radica en que las zonas en donde fueron descubiertas “las obras” no suelen inundarse ni mucho menos.

El auto que fue encontrado ayer tapando uno de los arroyos.

El secretario de Coordinación de la Municipalidad de La Plata, Oscar Negrelli, en diálogo con Big Bang, consideró que la obstrucción de un desagüe estratégico para evitar inundaciones por la lluvia en el barrio de Villa Castells "no es una casualidad sino un claro intento de sabotaje que pone vidas en riesgo".

La comuna local descubrió que un auto quemado, restos de escombros y caños de cemento de gran tamaño taponaban un canal en la intersección de las calles 2 y 484 en Villa Castells, un barrio de la localidad platense de Gonnet, por lo que el intendente Garro anunció que ampliará la denuncia penal que hizo a fines de diciembre por motivos similares.

Los primeros incidentes que fueron descubiertos y denunciados.

En tanto, el miércoles se detectaron cinco troncos y piedras en un desagüe de Aguas Bonaerenses de Los Hornos, en 141 y 58, que operarios de esa empresa estatal y cooperativistas del municipio ya lograron remover.

"Acá sabían lo que hacían: querían provocar una inundación. Es una locura. Si en Castells ayer hubiera llovido mucho y no hubiésemos removido ese auto, hoy estaría todo inundado porque estaba puesto en la desembocadura del arroyo y el agua no hubiera tenido por dónde escurrir", apuntó.

Según Negreli, en diciembre, previo a una tormenta, empleados municipales trabajaban en limpieza en Los Hornos "y apareció un puntero del ex intendente Pablo Bruera y amenazó con que si no le otorgábamos más cupo de cooperativistas debíamos empezar a preocuparnos por los desagües".

Las imágenes que forman parte del expediente judicial.

Ese testimonio se encuentra dentro de la causa judicial que se lleva adelante en la Justicia bonarense en la fiscalía a cargo de Eugenia Di Lorenzo por la primera denuncia que realizó el municipio en diciembre del año pasado y que, ante los acontecimiento recientes, se va ampliando.

"Ojalá pudiésemos pensar que este delirio es sólo producto de un loco o de un desaprensivo que desvió un arroyo, pero lamentablemente nosotros no podemos desvincular esto de la cuestión electoral", dijo Negreli. Sostuvo que "ni un solo concejal del peronismo se expresó para repudiar estos hechos gravísimos o pedir que se investigue" y consideró que "los platenses sufrimos mucho con la inundación de 2013, no lo queremos más".

La imagen que más preocupó: la de un desagüe tapado con una pared de ladrillos.

En 2013 la ciudad sufrió la peor inundación en su historia en donde hubo más de 80 muertes ante la falta de obra de infraestructura por parte de la gestión del ex gobernador Daniel Scioli como también del ex intendente Bruera.

Desde ese entonces que varios vecinos de La Plata toman recaudos extra ante los anuncios de lluvias fuertes. Es por eso que también en la Justicia investigan si existe alguna relación entre los hechos mencionados anteriormente y la política.

Temas

  • Ciudad
  • Municipalidad
  • La Plata
  • Inundaciones

Comentarios