Secciones
Política

Condenaron a cuatro años por extorsión a D´Alessio: todo lo que tenés que saber de la causa

La Justicia le dio la razón al empresario denunciante, Gabriel Traficante.

El falso abogado Marcelo D’Alessio fue condenado a cuatro años de prisión en la causa por el intento de extorsión a un empresario en 2016. También fue condenado el fiscal suspendido de Mercedes, Jua Ignacio Bidone (tres años y ocho meses) y los ex agentes de la AFI, Hugo Barreiro y Claudio Álvarez, que salieron de la sala con dos años de prisión en suspenso cada uno.

Los jueces del Tribunal Oral Federal 2 Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Enrique Signori iniciaron la audiencia a las 9 para escuchar la respuesta del fiscal Diego Luciani a planteos de nulidades formulados por las defensas. Terminado ese lapso, condenaron al falso abogado de cuatro años de prisión, a Bidone a tres años y ocho meses, mientras que. Hugo Barreiro y Claudio Álvarez -ex agentes de la AFI, a dos años de prisión en suspenso para cada uno

D'Alessio, Bidone y los exagentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Claudio Álvarez y Rolando Barreiro fueron juzgados desde el 8 de marzo último en una causa penal que investigó un supuesto intento de extorsión al despachante de Aduanas Gabriel Traficante para no involucrarlo en la llamada "mafia de los contenedores" y evitarle un "escrache mediático" en noviembre de 2016.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El empresario grabó una de sus conversaciones con D'Alessio y, luego, presentó una denuncia en los tribunales federales de Retiro. Bidone tuvo a su cargo la investigación del llamado "triple crimen" de General Rodríguez, el caso de tres jóvenes empresarios asesinados en un hecho que se vinculó al tráfico de efedrina, y en ese marco conoció a D'Alessio y comenzó a intercambiar información.

Por este motivo, el extitular de Delitos Complejos de Mercedes está procesado por intento de extorsión y abuso de autoridad. El debate se realizó de manera virtual ante la pandemia de Covid-19 y en el caso de D'Alessio lo siguió desde la cárcel de Ezeiza, donde está detenido con prisión preventiva por esta causa y la que lo investiga por espionaje ilegal en la justicia federal de Dolores.

Justamente en el mencionado juzgado federal se lleva adelante la causa madre contra el falso abogado y que comenzó con la denuncia de un presunto empresario. A eso, se sumó luego las escuchas del denominado “Operativo Puf-Puf”, en donde se investigó la complicidad de diputados y dirigentes políticos para armar la presunta operación conocida en este caso.

Esas causas, todavía siguen su trajín judicial. En la primera, las últimas novedades del expediente estuvieron ligadas al nuevo procesamiento del periodista de Clarín, Daniel Santoro. El magistrado a cargo aportó, en su fallo, nuevas evidencias con respecto a la participación de Santoro en un presunto esquema y asociación ilícita dedicada a la extorsión. Ese fallo se encuentra apelado.

En ese mismo expediente, además se encuentra procesado el fiscal federal Carlos Stornelli, luego de que la Cámara Federal mencionada revocó el procesamiento por asociación ilícita y sólo mantuvo el de “producción de inteligencia ilegal sobre las personas” ya que lo consideran como un presunto “instigador”.

En lo que respecta al “Operativo Puf-Puf”, el último movimiento en la causa fue que recayó en el juzgado del candidato del presidente Alberto Fernández para la Procuración General de la Nación, Daniel Rafecas, después del sorteo que realizó la Cámara Federal al apartar a su par, Julián Ercolini, debido una recusación de uno de los imputados por “temor de parcialidad” por parte del magistrado. 

La causa había pasado antes por las manos del fallecido juez federal Claudio Bonadio, que fue quien le dio volumen, y por las del juez Marcelo Martínez de Giorgi que, en su paso por el juzgado 11 en calidad de subrogante, dispuso el cierre del expediente que luego fue revertido por el tribunal de apelaciones ante un planteo de Stornelli (como querellante).

Ercolini intervino en el expediente cuando le tocó el turno de reemplazar a Martínez de Giorgi en el juzgado 11, pero la Cámara Federal porteña lo apartó con un fallo del juez Roberto Boico que ponderó el “temor de parcialidad” manifestado por el juez Ramos Padilla en su calidad de denunciado y por el exfuncionario Roberto Baratta, desde la misma posición en el expediente.

Pero volviendo al juicio de hoy, en su alegato final el fiscal Luciani pidió condenar a 5 años de prisión a D'Alessio como autor de intento de extorsión a Traficante, a quien según la acusación reclamó dinero para desligarlo de la investigación penal por contrabando que se llevaba en el fuero penal económico.

En cuanto a Bidone, acusado de haber suministrado al falso abogado información sobre Traficante que obtuvo en su rol de fiscal, se pidió una condena a 4 años y 8 meses. "Se hicieron con la información que yo contaba con la excusa de que la analizarían, tomaron todo lo que le facilité y desaparecieron", dijo en su declaración indagatoria en el juicio y sostuvo que D'Alessio "abusó" y usó esos datos con otros fines.

En su alegato final, el fiscal Luciani sostuvo que el accionar de Bidone , "pulverizó la confianza que la ciudadanía deposita en los fiscales en una sociedad democrática".

Para los exagentes de la AFI considerados partícipes necesarios de la maniobra, Rolando Barreiro y Claudio Alvarez, hubo pedido de 4 años y seis meses y 4 años y 6 meses y 3 años y 9 meses, respectivamente.

Luciani reclamó además la "inmediata detención" una vez que las condenas queden firmes en instancias de apelación. Traficante conocía a D'Alessio del country Saint Thomas, donde ambos vivían, y allí tuvo lugar la primera de las reuniones donde el ahora detenido abogado le pidió dinero para desligarlo de la investigación de la "mafia de los contenedores".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!