Secciones
Política

Cristina quiere prohibir que sean funcionarios quienes tengan cuentas en el exterior

Cristina Fernández de Kirchner presentó este miércoles un proyecto de ley para que los ciudadanos que tengan cuentas o participen en sociedades radicadas en guaridas o paraísos fiscales, las tantas veces mencionadas off shore, no puedan asumir cargos públicos.


Cristina Kirchner disparó contra los funcionarios del gobierno. 

Esta iniciativa también establece que la prohibición tiene un margen de dos años previos a ejercer un cargo en el Estado, por lo que exige que el funcionario con cuentas en paraísos fiscales deba presentar su renuncia a los cinco días de conocerse esos fondos. Además, establece penas de entre uno y seis años de prisión, bajo el delito de “dádivas” previsto en el Código Penal.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
Es su primera iniciativa como senadora.

La modificación a la Ley de Ética Pública N° 25.188 propuesta es el primer proyecto que presentó la ex Presidenta desde que asumió como senadora. “Hoy presentamos un proyecto de ley para ponerle un freno al festival de sociedades off shore y cuentas en paraísos fiscales en que se ha convertido el Gobierno de Cambiemos”, aseguró Cristina en un comunicado de prensa.

Y continuó: “La mayoría del Gabinete está involucrado en los escándalos internacionales de ´Panamá Papers´ y ´Paradise Papers”; y el caso del Ministro de Finanzas y endeudador serial Luis Caputo, es uno de los más obscenos. Por eso creemos que ninguna persona que tenga una cuenta o una sociedad off shore puede ser funcionario público”.

Busca prohibir prohibir que los funcionarios tengan cuentas en paraísos fiscales.

En los fundamentos de la medida, la ex Presidenta asegura que “más allá del blindaje mediático y judicial que encubre a dirigentes y funcionarios oficialistas, ninguno de los tres poderes del Estado puede tener entre sus funcionarios a personas que utilicen las guaridas o paraísos fiscales”.

La ex mandataria señaló que desde el 10 de diciembre de 2015 a la fecha, el país se convirtió en el foco de escándalos mundiales gracias a la “enorme cantidad” de funcionarios públicos de la actual gestión de gobierno que tiene “algún tipo de vínculo” con cuentas off shore.

En esa línea, la senadora nacional remarcó que “el cinismo y la ridiculez de este gobierno no para de sorprendernos” al referirse a la designación del nuevo titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, quien tiene toda su plata en el exterior. “Ponen al zorro a cuidar las gallinas”, sostuvo.

Presentó el proyecto en el Congreso.

A partir de ahí, Cristina enumeró a los distintos funcionarios que resultaron implicados dentro los llamados “Panamá Papers”, poniendo en primer lugar al presidente Mauricio Macri, imputado en abril del 2016 por integrar Fleg Trading Ltd., radicada en las islas Bahamas, y Kagemusha SA, registrada en Panamá. Luego la justicia determinó que Macri no fue “socio ni accionista” de dichas empresas.

Habló del "festival de sociedades off shores" y llamó "endeudador serial" a Luis Caputo.

Cristina Fernández de Kirchner enfrenta en la Justicia al menos cuatro causas por corrupción, por desvíos de fondos públicos con la obra pública, defraudación al Estado con el dólar futuro y lavado de dinero.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!