Secciones
Política

Cuidado de la economía y Fase 1 los fines de semana: el presidente se reunirá con los gobernadores

En medio de la segunda ola, Alberto Fernández dialogará con las autoridades provinciales antes de firmar el nuevo DNU. 

No da para más. La situación epidemiológica en medio de la segunda ola de coronavirus puso en jaque a todo el país. Por eso, el presidente Alberto Fernández se reunirá a partir de las 18 y por videoconferencia, con gobernadores provinciales para compartir los análisis y debatir sobre las diversas medidas sanitarias.

Según fuentes oficiales, la reunión forma parte del marco de charlas antes de la publicación de un nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) con las medidas para evitar la propagación del coronavirus en las diversas jurisdicciones. Como sabe que el proyecto de ley con el semáforo sanitario no está listo cuando se venza el DNU actual, Fernández dictará una serie de medidas que durarían tres semanas.

Frente a ese escenario, el primer mandatario se reunirá con Raúl Jalil (Catamarca); Jorge Capitanich (Chaco); Gustavo Valdés (Corrientes); Gustavo Bordet (Entre Ríos); Gildo Insfrán (Formosa); Gerardo Morales (Jujuy); Ricardo Quintela (La Rioja); Oscar Herrera Ahuad (Misiones); Gustavo Sáenz (Salta); Omar Perotti (Santa Fe); Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Juan Manzur (Tucumán).

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Tras el encuentro virtual desde la Quinta de Olivos, desde el Gobierno Nacional comenzarán a delinear los puntos del nuevo DNU. Varias fuentes aseguraron que mantendrá las mismas medidas que el anterior. Otros estiman que, tras el encuentro y el pedido de varias autoridades provinciales, se sumarían mayores restricciones a la circulación. En ese sentido, varios gobernadores, y hasta el Jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se plantearon si no sería productivo realizar una Fase 1, es decir una cuarentena total, durante los fines de semana.

En el día de ayer, Fernández debatió con sus colaboradores si era posible volver efectivamente a una Fase 1 en el AMBA debido a la escalada de casos de coronavirus (Covid-19) en los últimos cinco días. Sin embargo hay varios factores que el jefe de Estado tomó en cuenta para sostener que no se puede avanzar en ese sentido en este momento.

Todo, como sucede con estas situaciones de minuto a minuto, se encuentra siempre condicionado a que la curva de contagios y, sobre todo, la ocupación de camas de terapia intensiva (UTI).

Desde Casa Rosada saben que no hay margen económico para reflotar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP). Sin erogaciones del Estado el cierre sería firmar el acta de defunción de varios sectores. Algo que evitarán a toda costa durante la segunda ola.

Otro punto pasa por la postura del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que el martes fue más dura que el lunes. Mantener las escuelas, esperar a ver qué dicen los datos hasta el jueves y aceptar algún tipo de restricción extra para la circulación fueron las opciones que llevó a la mesa.

El último punto que se plantearon tiene que ver con el factor “bala de plata”. En la Rosada saben que no hay margen para que la sociedad aguante un confinamiento mayor por ende entienden que se trata de una opción que se tiene que utilizar una vez y listo. De ser así, la cuarentena se utilizaría una vez cuando las protestas sociales no sean un peligro permanente en el horizonte.

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!